Navarro propone que Derechos Humanos de Personas Mayores sean reconocidos internacionalmente

  • “ONU MAYOR”, informó el legislador del Biobío que “sería el órgano fiscalizador que a través de un Relator Especial de los Derechos Humanos de las Personas de Mayor Edad dé cumplimiento a estos derechos”.
  • Para ello, “el Ejecutivo debe propiciar el tema en la Asamblea General de la ONU o en el Consejo de DDHH, y así consiga posteriormente la firma y ratificación de los Estados parte”, afirmó Navarro.

 

Se aprobó el proyecto de acuerdo propuesto por el senador Alejandro Navarro ante sus pares en el Senado en el que solicita, según el mismo parlamentario, “que el Presidente Sebastián Piñera plantee en la Asamblea General de la Organización de la ONU, la formulación de la Declaración Internacional de Derechos Humanos de las Personas Mayores, con miras a la creación de la Convención Internacional para ello”. Asimismo, le expresó al Ejecutivo que “envíe un proyecto de Ley de las Personas Mayores, reconociendo los DDHH de ellas, propiciando los cambios estructurales necesarios en la institucionalidad vigente en nuestro país”.

 

Navarro comentó que “nuestro país es la tercera nación más envejecida de América Latina y El Caribe”, detallando que en el último Censo, el grupo etáreo de habitantes de 60 y más años de edad, alcanza a 2,4 millones de chilenos; es decir, un 14%, registrando un crecimiento de 3 puntos porcentuales, respecto del Censo 2002. Y en la Región del Biobío, según la Encuesta Casen del 2011, las personas de 60 años y más representan el 15,6% de la población regional lo que equivale a 314.013 adultos mayores, de las cuales 146.153 son hombres y 167.860 son mujeres”.

 

Por tales cifras, es que Navarro dentro de los aspectos adscritos en el documento, señaló: “Se debe reconocer a nivel de poderes públicos, ciudadanos y privados que las personas de mayor edad son sujetos activos de la garantía, promoción y respeto, por parte del Estado; que tienen derecho al desarrollo de su potencial humano; que les es inherente su derecho a la libre determinación, a opinar, participar y ejercer influencia en las políticas públicas sobre lo que les afecta; y también, al apoyo y cuidados de sus familias; ejercer su derecho a la educación y la cultura, como así mismo al descanso, a la dignidad de sus últimos días, y a la paz”.

 

Enfatizando que “deben ser los Estados los que impulsen las políticas sociales necesarias para el bienestar de la población mayor”, indicó, además, que “es relevante atender a las personas mayores, especialmente a aquellos que viven bajo la pobreza, diferencias de género y en pertenencia a un pueblo originario. Para ello, el Presidente de la República debe propender a instalar la normativa y legalidad de desarrollo de políticas sociales, en un proyecto de ley. A su vez, debe establecer las condiciones monetarias y materiales para avanzar en de investigación y estudios sociales, para el desarrollo del Observatorio y Monitoreo Ciudadano del cumplimiento de los DDHH de las Personas Mayores”, sostuvo Navarro.

 

Envejecimiento mundial

 

Como señaló el senador Alejandro Navarro, “la actual transición demográfica internacional reporta diversas problemáticas en las personas adultas mayores, en sus familias y comunidades. En ese sentido, los Estados han intentado avanzar en líneas de integración de adultos mayores en la sociedad y participación de ellos en los espacios públicos; salud curativa y promoción de estilos de vida saludable; y seguridad social, con equilibrio entre protección social y crecimiento económico, mejoras al sistema de pensiones, el mercado del trabajo y los emprendimientos, estipuladas en el Plan Internacional de Acción sobre el Envejecimiento de Viena (1982) y el Plan Internacional de Acción sobre el Envejecimiento de Madrid (2002). Sin embargo, no es suficiente”.

 

“A nivel país, -comentó Navarro- Chile ha hecho ver que desaprueba los enfoques cuantitativos de monitoreo de los acuerdos del Plan de Acción en la reunión Envejecimiento Madrid+10; en esta reunión de sociedad civil se ha planteado que el empoderamiento y la participación protagónica de los adultos mayores es trascendente es nuestra sociedad. Sin embargo, el Consejo Económico y Social de la ONU, constató la carencia de instrumentos cualitativos y cuantitativos para evaluar dicho Plan, por lo que propuso un enfoque participativo, para generar el monitoreo ciudadano de las líneas de acción del Plan”.

 

A la fecha, tal como lo señaló Navarro, “ha habido señales como la Declaración de Principios en favor de las personas de edad de la ONU (1991), en donde se puntualizan los elementos jurídicos de Derecho Internacional Público para favorecer los DDHH de las personas de tercera edad; también la Recomendación General Nº6 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU (1995), que extiende a los adultos mayores el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, de 1966. Lo que queremos, es un tratamiento permanente más exclusivo y que sea materializado en la institucionalidad internacional, así como lo que sustanciamos en el documento aprobado en el Congreso”.

 

En lo que se debe progresar, indicó el congresista haciendo referencia al proyecto de acuerdo de su autoría, es en “una nueva Constitución: los Derechos Humanos de los Adultos Mayores; y que las universidades contemplen incluir en las mallas curriculares de las carreras de Medicina y otras profesiones relacionadas al cuidado de seres, la gerontología social, geriatría, psicogeriatría y cuidado de personas de edad, además de involucrar la perspectiva multidisciplinaria sobre la temática”.

 

“Chile puede tomar las riendas de esta iniciativa de fijar la declaración y fiscalización de los Derechos Humanos de las personas mayores. Ya hemos propuesto la idea y está en el Presidente Piñera que concretemos este anhelo en la ONU. Tenemos la confianza de que los Estados agrupados en esta organización firmarán su apoyo. Es tiempo de que valoremos a nuestros adultos mayores, con la importancia que debiese ser, por el mínimo respeto de su contribución a la patria y por la relevancia de transmitir su experiencia a través de las generaciones”, aseveró el senador Alejandro Navarro.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *