Navarro quiere importar 1.000 médicos cubanos para mejorar la salud

Mas-medicos-lun

“Los alcaldes son los más entusiastas con esta propuesta y en el Parlamento también hay amplio consenso”, dice. Desde hace 35 años que el senador Alejandro Navarro cotiza en Fonasa, “al igual que el 82% de los chilenos”, dice. Sin embargo, hoy no todos ellos pueden pagar con un bono Fonasa una consulta privada y, por lo tanto, no tienen la opción de una atención directa de médicos especialistas, y deben esperar uno, dos o tres años para acceder a uno en su consultorio.

Esa es la situación que hoy tiene de cabeza al parlamentario del MAS, buscando apoyo para traer médicos especialistas extranjeros, especialmente cubanos que vengan a prestar servicios a Chile.

“Cerca de 250 alcaldes respondieron de manera positiva (desde la UDI al Partido Comunista) en la coincidencia de que es necesario traer médicos extranjeros y, particularmente, cubanos para resolver el déficit. Hay que traer 4.000 mil médicos (extranjeros) para el sistema público”, explica Navarro sobre su propuesta al gobierno, que incita a la suscripción de un convenio de colaboración con Cuba “para el ingreso planificado de unos 1.000 especialistas y de atención primaria por un periodo de dos años, a partir de 2015”. De esta manera, dice el senador, se le puede hacer frente a la lista de espera que, según el último estudio del ministerio de Salud, suma casi 400 mil cirugías en espera y 1,6 millones de consultas médicas pendientes.

Navarro le entregó la propuesta a la ministra de Salud, Carmen Castillo, y explica que, de resultar la propuesta, “sería bastante bueno generar tutorías entre los profesionales chilenos que se están formando y los médicos que vengan a ayudar”.

Según datos del Minsal, actualmente, los médicos que más se requieren son internistas, anestesiólogos, cirujanos, médicos de familia, pediatras, cardiólogos y neonatólogos. “Aquí se ha conformado un verdadero cartel, por parte del colegio médico. Este año hay solo cuatro becas de oftalmología. Los médicos no quieren estar en la atención primaria, los recién egresados emigran rápido por motivos de sueldo y de oportunidades”, dice el senador y agrega que en Estados Unidos y Brasil este programa ya se ha implementado. En Chile, mientras tanto, existen 1.500 médicos extranjeros que están trabajando (acreditados). “Obama en su programa ObamaCare ya lo hizo. La bandera de Cuba ya flamea en Washington. Lo hizo Obama y ¿no lo vamos a hacer nosotros?”, postula el senador.

-¿Cuánto costaría traer a cada médico cubano para acá?

– Creemos que estaría entre 3.000 y 3.500 dólares. Es inaceptable teniendo una presidenta que es doctora que la gente esté falleciendo en las listas de espera. Yo apelo a que el Colegio Médico haga uso de la ética.

-¿De quién ha recibido apoyo por esta iniciativa?

-Los alcaldes son los más entusiastas con esta propuesta y en el Parlamento también hay amplio consenso. Debería resultar.

– ¿En qué está la propuesta?

– La ministra quedó de estudiarla y evaluarla. Pero ella dijo que los médicos que eventualmente vengan tendrían que cumplir con el Unacom, que es una prueba diseñada por los decanos de medicina. Esa prueba se exige para trabajar en el sistema público. No hay ninguna exigencia para el sistema privado, entonces por ejemplo, un médico viene y puede operar en la clínica Alemana, pero no puede atender en el hospital de Tirua. Es una traba, es una contradicción digna de Ripley.

single_2015_10_18_LasUltimasNoticias-12

Fuente: LUN

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *