Navarro valoró voluntad de Intendente Lobos para instalar agua en los campamentos

Su satisfacción, por la aprobación en la Subdere de los recursos para instalar un sistema de red domiciliaria de agua, potable en las viviendas de emergencia de los campamentos de damnificados del terremoto 27F, manifestó uno de los impulsores de la iniciativa, el senador Alejandro Navarro, quien en octubre de 2010 presentó a esa Subsecretaría los detalles del proyecto que trabajó junto a Essbio para solucionar el problema sanitario de los campamentos de la Región.

Imagen: Documental Proyecto 8,8

Eso sí, Navarro lamentó que esta decisión sea a un año de la presentación del proyecto. “Seguimos todos los canales formales. Una vez listo el diseño de Essbio se lo entregamos en sus manos al Presidente Sebastián Piñera; se lo enviamos al Subsecretario de Desarrollo Regional; así como también se los planteamos innumerables veces a la Intendenta Van Rysselberghe y a la Ministra de Vivienda, Magdalena Matte, que en ese entonces ocupaban dichos cargos, sin embargo se nos cerraron las puertas, no tuvimos acogida y se negaron constantemente a aprobar la iniciativa”.

Agregó que “le enfatizamos a las autoridades que era necesario darle prioridad al proyecto, pues a las ya malas condiciones de vida que tiene la gente, por vivir en hacinamiento, se le sumaba tener que acarrear agua en baldes y bidones desde los camiones aljibes, poniendo en riesgo la salud física, sobre todo de las dueñas de casa y de los adultos mayores; además del latente peligro de infección por la conservación del agua en botellas al interior de las viviendas”.

Por ello, el parlamentario del MAS valoró la voluntad del Intendente Lobos, quien durante la primera reunión que sostuvieron accedió inmediato a gestionar los recursos para llevar a cabo uno de los proyectos más importantes para las familias que viven en los campamentos, que están a la espera de una solución habitacional definitiva.

El legislador agregó que “es una gran noticia, pues es un proyecto que se concretará y que veníamos trabajando hace un año con Essbio y los dirigentes de los campamentos. Esto viene a aportar y a alivianar las cargas con las que tienen que vivir a diario en sus respectivas mediaguas; es un paso importante. Sabemos que aún queda mucho por hacer, pero sabemos que aunando voluntades políticas se puede ir avanzando”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

CARTA ENVIADA POR EL SENADOR EN OCTUBRE DE 2010

VALPARAISO, Octubre 14 de 2010

Señor

MIGUEL FLORES VARGAS

Subsecretario de Desarrollo Regional

Morandé 115, Santiago

Presente.-

De mi mayor consideración:

Por medio de la presente y de acuerdo a lo conversado con Ud. en reunión de fecha 13 de septiembre, tengo a bien remitir a Ud. antecedentes y presupuestos que hemos obtenido como resultado de intensas conversaciones y gestiones con los ejecutivos de la empresa sanitaria ESSBIO, en la Región del Bío-Bío, buscando solucionar los problemas de acceso a agua potable domiciliario para las miles de familias que, por esta razón han visto afectada su calidad de vida, en diversos campamentos de la Provincia de Concepción.

La situación que hoy tenemos, con servicios higiénicos colectivos y la cadena de agua potable basada en el pilón, el camión, el estanque y el balde, si bien soluciona parcialmente la necesidad de tener acceso al recurso, ha significado enormes sacrificios y problemas durante el invierno recién pasado y ha generado precariedades sanitarias que han desembocando en cuadros infecciosos y virales que han afectado especialmente a menores de edad y adultos mayores, complejizando aún más las condiciones de habitabilidad actuales.

Entre los criterios que hemos compartido con ESSBIO para buscar alternativas que proporcionen acceso domiciliario de agua potable, además de las sanitarias ya enunciadas, están los costos asociados al sistema que hoy se utiliza versus los costos que representaría la conexión directa a las casas. En este sentido ESSBIO ha mostrado una gran disposición que valoramos, pues las estimaciones técnicas y económicas para avanzar en esta materia han sido elaboradas sólo considerando costos reales, con un margen nulo de utilidades.

Por otra parte, los pobladores, pese a su condición social y laboral precaria, igualmente han mostrado una disposición amplia de buscar soluciones, aunque ello significara tener que asumir costos adicionales en sus cuentas de agua potable, especialmente teniendo a la vista que el Ministerio de la Vivienda ha señalado que muchos de esos campamentos perdurarán dos o tres años hasta que las familias puedan recibir sus soluciones habitacionales definitivas.

A partir de lo anterior, nos parece que la propuesta de ESSBIO es perfectamente abordable y, tal como también lo hemos conversado con los alcaldes respectivos, junto con mejorar las condiciones sanitarias y de vida de las personas afectadas por el terremoto y el tsunami, se reducirán importantes costos tanto para las familias como para los propios municipios, evitando el incremento de diversos cuadros virales e infecciosos que se generan especialmente en las épocas más complejas para la atención de salud, como lo son los inviernos y los veranos. Además, parte importante de la infraestructura que se construya para estas obras podrá ser reutilizada posteriormente.

De esta manera, vemos como por ejemplo, a partir del presupuesto presentado por la empresa sanitaria que para el caso de los campamentos El Molino y Cocholgüe, en la comuna de Tomé, para un total de 900 viviendas, el costo de implementar el sistema de agua potable alcanzaría a los $359.550.839, lo que dividido por el número de viviendas daría un valor unitario de $399.501, lo que a su vez, fraccionado por un plazo de 24 meses significaría un valor mensual de $16.645 y un valor diario de $554. Si el plazo fuera mayor y alcanzara los 36 meses, el costo mensual llegaría a $11.097 y el costo diario a $370.

En términos generales, el costo unitario promedio para las 1.589 viviendas potencialmente beneficiarias sería de $784.596, lo que para un período estimado de 24 meses significaría un costo mensual promedio de $32.691 y un costo diario promedio poco menor de $1.100. Si el período estimado fuera de 36 meses el costo promedio mensual sería de $21.794 y el costo diario promedio llegaría a los $726 aproximadamente.

Es justamente por la importancia social y sanitaria del tema y en razón de que nos parecen cifras absolutamente abordables, que tenemos a bien hacer llegar a Ud. el presupuesto elaborado por la empresa sanitaria ESSBIO.

Sin otro particular, le saluda atenta y cordialmente,

 

Alejandro Navarro Brain

Senador

ANB/jsr

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.