Navarro y vecinos llevaron a Enap Biobío a la Justicia por grave pestilencia

Acompañando hasta la Corte de Apelaciones de Concepción a una decena de vecinos del sector El Triángulo de Hualpén afectados por malos olores emanados por la empresa Refinería Enap Biobío los pasados 20 de junio y 1 de julio, el senador Alejandro Navarro entabló un recurso de protección patrocinado por el abogado Adolfo Ortega, “proceso judicial que abriremos para solicitar de manera inmediata un programa integral de evaluación de estos críticos eventos de contaminación que también afectaron a alumnos de 3 escuelas próximas a la refinería, que tuvieron que abandonar los establecimientos, y que al igual que muchos vecinos, producto de vómitos, dolores de cabeza, tuvieron que ser derivados urgentemente a centros de salud”.

 

Imagen: Soychile.cl

No tan solo eso, el vicepresidente del Senado y líder nacional del MAS exigió “que se fiscalice y supervise por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente y la autoridad sanitaria todos los procesos productivos de la empresa contaminante Enap Biobío”.

 

A raíz de estos olores que los vecinos lo califican como a gas, combustible, goma quemada, huevo podrido, carbón, humo de escape, azufre, alquitrán, cebolla y metano, en la denuncia, Navarro definirá a la Refinería como “una empresa que ha llevado adelante acciones que son ilegales en el marco del artículo 1° de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente; allí se explicita el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, la protección del medio ambiente, la preservación de la naturaleza y la conservación del patrimonio ambiental, puntos que en estos casos han sido vulnerados por los eventos de emisiones tóxicas que han dañado nuestro entorno medio ambiental”.

 

Y no sólo sobre daño ambiental tratará la presentación ante la Corte de Apelaciones, también se denunciará el daño a la salud e integridad física y psíquica de los vecinos. Con respecto a esto, Navarro argumentó: “Si vemos, la Organización Mundial de la Salud define este concepto descrito como el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad”, puntualizó. En ese sentido, el parlamentario fue enfático en definir que “sería cualquier afección a la salud o riesgo de afectarla con sustancias que son contaminantes, lo que deteriora ese estado de bienestar físico y psíquico que constituye la integridad de nuestras funciones vitales”.

 

Y especificó más aún: “Por lo anterior es que recurrimos al amparo de la Ley 19.300, que en su artículo 2°, letra d), señala que ‘contaminante’ es todo elemento, compuesto, sustancia, derivado químico o biológico, energía, radiación, vibración, ruido o una combinación de ellos, cuya presencia en el ambiente, en ciertos niveles, concentraciones o períodos de tiempo, pueda constituir un riesgo a la salud de las personas, a la calidad de vida de la población, a la preservación de la naturaleza o a la conservación del patrimonio ambiental; cuestión que así ha ocurrido en las poblaciones aledañas a Enap en Hualpén, hechos que han sido testimoniados”.

 

A juicio del legislador, “Enap, más aún por ser una entidad pública, del Estado, creada por la Ley N° 9.618, velaremos porque no se viole su deber capital que es resguardar que las actividades que desarrolla no perjudiquen la integridad física, psíquica y el derecho de las personas a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”, aseguró el Senador.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. Imanuel07
    Julio 19, 2012

    Creo que mas que la Enap, es el complejo de Petrox (petroqim, petropower y Enap). Todas deben ser analizadas químicamente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *