“Niños de Coronel no tienen menos derechos que los de Quintero y Puchuncaví”

“Aquí debe respetarse el principio de Igualdad ante la Ley. En Quintero y Puchuncaví se aceptó un recurso de protección, pero en Coronel no se acepta una solicitud similar, con los mismos argumentos; entonces hay una grave desigualdad que debe corregir la Corte Suprema”, manifestó el senador Alejandro Navarro, tras declararse inadmisible el Recurso de Protección que interpuso en favor de los niños con metales pesados de la comuna de la Región del Biobío.

Senador Alejandro Navarro

De acuerdo al senador progresista, “la Corte de Apelaciones de Concepción no puede esperar a que se mueran los niños ante las cámaras para poder admitir el recurso a tramitación; debiese haber actuado con criterio preventivo y precautorio, tal como lo hizo la de Valparaíso frente a la terrible contaminación en la Zona Central, y no señalar que debemos ir a un tribunal ambiental”.

“Pues los informes que hemos acompañado acreditan de manera indubitable que los niños tienen metales pesados alojados en su cuerpo hasta en un 80%, calificado como niveles graves y malos por la mismas personas que tomaron esos exámenes, por el mismo Ministerio de Salud”, recordó.

“Y todos sabemos que los tribunales ambientales tienen facultades limitadas, mientras que el recurso de protección sigue siendo un instrumento flexible que puede abordar a todos los responsables, incluso a las autoridades políticas, en la negligencia del estado, en la aplicación de política medioambiental, que como hemos visto, no se ha cumplido en Coronel”, afirmó Navarro.

“Por ello”, continuó, “insistiremos ante la Corte Suprema, porque el más alto tribunal del país ya dictó sentencia en favor de las víctimas de contaminación en el caso de Quintero-Puchuncaví, en virtud de 10 recursos de protección que se presentaron en la Corte de Valparaíso por contaminación permanente”.

Alejandro Navarro finalizó señalando que, “no entendemos por qué Coronel debe ser distinto a Quintero-Puchuncavi para la Corte de Apelaciones. En Coronel tenemos niños envenenados con metales pesados, en la sangre de los habitantes de la comuna debido a diversas empresas contaminantes, particularmente las termoeléctricas, que por años han vertido al medioambiente diversos elementos dañinos para el mar, la tierra y las personas”.

“Por ello esperamos que la Corte Suprema pueda corregir esta situación. Los niños de Coronel valen lo mismo que los niños de Quintero y Puchuncaví, por ello cientos de motoqueros de todo Chile se movilizaron en apoyo hace unos días hasta la comuna de la Región del Biobío, por sus miles de habitantes, quienes tal como en Quintero y Puchuncaví, viven lamentablemente en una Zona de Sacrificio”, sentenció el presidente de la Comisión de DDHH del Senado.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *