“No es tiempo de ironías, es tiempo de trabajar para derrotar a Piñera”

Senador Navarro ante declaraciones de MEO sobre reclutamiento de asesores:

Ominami

Convencido de que “no hay un minuto para distraerse en ironías, porque es un minuto perdido en el trabajo y despliegue que hay que hacer para derrotar a Piñera el 17 de enero”, el senador Alejandro Navarro salió al paso de los comentarios del ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami quien dijo que luego de haberse criticado su eventual falta de equipos, hoy los candidatos que disputarán la segunda vuelta han descubierto las ideas y asesores de su candidatura.

Navarro señaló que “al menos en mi región, el mandato de los ciudadanos, incluidos por cierto aquellos que nosotros mismos invitamos a votar por Marco, es que debemos redoblar nuestros esfuerzos para lograr que la derecha no gane en enero. Ya no se trata sólo de que nosotros queramos o no: es la opinión y el llamdo de la gente, que uno escucha en cada lugar que asiste. Por eso, asumiendo esa voluntad, que está por sobre las legítimas visiones políticas particulares o nuestras diferencias, en este momento hay una sola tarea: ganarle a Piñera”.

El legislador por la Región del Bío-Bío dijo que “ahora aún menos que en la primera vuelta a la gente le interesan los conflictos o diferencias entre los distintos sectores políticos, porque hay un solo escenario y una sola alternativa: Piñera o Frei. Ante esa disyuntiva la mayoría, que votó por la Concertación y por Marco no tiene dos lecturas y votará mayoritariamente por más democracia, no por menos. Que Fontaine, legítimamente se haya al comando de Piñera es un caso que no tiene nada de sorpresivo, eso sólo ratifica la diversidad que representaba la candidatura de MEO, pero ciertamente Fontaine no representa a la gran mayoría de sus votantes”.

Finalmente Navarro insistió en que “seguiremos aunando voluntades para impedir que la derecha se haga del poder total, porque justamente quienes en el tiempo hemos tenido posturas críticas hacia la Concertación ha sido justamente porque hemos sentido que la democracia no tenía ni la mayor densidad ni la mayor profundidad que podía alcanzar. Y ante eso, sólo imaginarse a la derecha gobernando, es ya no sólo ver alejarse la posibilidad de seguir avando en la tarea democratizadora, sino derechamente el comienzo de una serie de retrocesos en esa materia

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *