“No puede seguir la ruleta rusa con los fondos de las AFP”

Senador Navarro dijo que ya es tiempo de crear la AFP estatal:

no-mas-afp

Su convencimiento de que no es posible que “se siga jugando a la ruleta rusa con los fondos previsionales de las AFP, que pertenecen a todos los trabajadores” manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “no es posible que se hayan perdido más de 24 mil millones de pesos de esos fondos, más de un 24% de los fondos previsionales totales y sigamos como si nada, sólo preocupados de ver como salvamos a los bancos ya las empresas. Ya es tiempo de que el Estado también salve a los cotizantes. Es imperioso investigar las pérdidas reales de los fondos de pensiones e intervenirlos de inmediato para ponerlos a resguardo de la crisis”.

El parlamentario señaló que “hasta ahora sólo hemos escuchado aspirinas y caramelos para que la gente no se cambie de fondos, bajo la promesa incierta de que ésto se va a arreglar y las platas se van a recuperar. Eso no es cierto. La hemorragia diaria de los fondos previsionales invertidos en el extranjero desmienten esas afirmaciones. Cuando el fondo A tiene pérdidas sobre el 38%, el fondo B las tiene sobre el 29%, el C sobre el 20%, el D por sobre el 10% y el E registra un 0,1 negativo, la verdad es que parece que hay que hacer más de algo”.

Navarro indicó que “aquí todos escuchan a los expertos, pero claramente no se requiere ser experto para darse cuenta de la magnitud del impacto de la crisis en los fondos previsionales. A este momento la gente que cotiza en el fondo A está perdiendo la mitad de su eventual futura pensión y la del fondo B al menos un tercio de esa misma futura pensión, mientras las AFP siguen manteniendo sus márgenes de utilidades y además encarecen los costos de administración. De hecho, queines estaban pensando en jubilar este año o el próximo, claramente no lo harán, y deberán trabajar 8 ó 10 años más para recuperar la plata que, por supuesto, perdió el mercado, no la AFP”.

“Lo más grave de esta situación actual -agregó- no es que esta crisis y estos efectos sobre las platas de los trabajadores hayan sorprendido a las autoridades chilenas o a los ejecutivos de las AFP. Desde hace más de un año se venía advirtiendo sobre lo que iba a pasar y no se hizo nada para proteger estos importantes recursos. Por eso, cuando en los propios Estados Unidos y en Europa lo que vemos es una activa intervención del Estado en bancos y empresas, nosotros demandamos la misma actitud de nuestras autoridades respecto de este tema. No puede ser que haya plata para inyectar al sistema financiero y para apoyar a los exportadores, entre otros, y se permanezca impávido contemplando como se pierden las jubilaciones de las chilenas y chilenos”.

El legislador indicó que “por eso compartimos aquellas propuestas que plantean investigar y transparentar las pérdidas reales de los fondos de pensiones marcando efectivamente todos los instrumentos de inversión a sus precios de mercado actuales, así como intervenir los fondos de pensiones para proceder a su repliegue urgente y ordenado a inversiones seguras en lo posible al interior del país mientras pase la crisis. Este parece ser, también, el tiempo de escuchar a algunos expertos como Ricardo Ffrench Davis y utilizar parte de estos millonarios recursos en el país, de manera que su uso no sólo genere rentabilidad financiera como hasta hora, sino también productividad y empleo”.

Navarro añadió que “por cierto el otro tema que se debe reponer en el debate y en la demanda social, es la urgente necesidad de crear una AFP estatal que garantice una inversión, una rentabilidad y un costo justo para los cotizantes más que para los administradores. Ahí tenemos la experiencia de la AFP República en Uruguay que en diez años de existencia reúne al 37% del mercado, el 45% de los cotizantes y el menor costo operativo del sistema. El otro ejemplo es el de Argentina que mediante una ley de julio del año pasado aprobó la libertad de elección para los afiliados de AFP para pasarse al sistema previsional público. Los afiliados de AFP disminuyeron de 12 a 9 millones, mientras que el estatal aumentó a 5 millones”.

Finalmente, el senador dijo que “hay que actuar ahora y no seguir esperando que los diversos impactos de la crisis económica mundial sigan afectando a los trabajadores, especialmente en que más allá de los subsidios estatales es el sector laboralmente activo el que está asumiendo los costos de la falta de trabajo y mantención de los chilenos pasivos, especialmente considerando los grados de precarización, trabajo informal y a honorarios que existe. Debemos romper la lógica de un sistema basado en la especulación financiera y en la socialización de las pérdidas, para avanzar hacia un Estado que, verdaderamente, garantice los derechos sociales de las personas”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *