“NO SE NECESITA MINISTRO EN VISITA, SINO QUE MINISTRO CON PODERES PARA RESOLVER”.

Diputado Navarro y conflicto mapuche en VIII y IX regiones:

marcha-mapuche-1-750x500
El diputado Alejandro Navarro, frente a los últimos sucesos derivados del conflicto indígena indicó que “el gobierno intenta solucionar el conflicto mapuche por vías que están agotadas, como son la judicial -con la aplicación de la ley de seguridad- y la policial -con la acción de Carabineros-“.

El parlamentario dijo también que “hay algunas personas que están intentando crear una situación de política ficción, a propósito del creciente conflicto mapuche en la zona sur, que se ha ido acrecentando por la irresolución de una situación de latencia que vinimos señalando desde hace mucho tiempo y que además refuerza aquella formula ya patentada de que si no hay movilización no hay respuestas”.

El legislador del PS señaló que “no sólo no es correcto, sino que es ridículo, sostener que lo que aquí ocurre es una escalada organizada por grupos ‘terroristas’ o de ‘delincuentes subversivos’ internacionales, con entrenamiento o con financiamiento extranjero. Eso es no conocer a las comunidades y menos a su cultura”.

“Tampoco es legítimo plantear que existe una concertación de acción entre las comunidades de la VIII y la IX región. Por poner un ejemplo, la demanda de las comunidades lafkenches se viene arrastrando desde hace mucho tiempo y no tiene nada que ver con los planteamientos específicos de otras comunidades, ya que aunque lo común es la demanda de tierra, también existen particularidades culturales y sociales”. Esta fue entregada cuando estaba como ministro Arrate durante el gobierno de Frei

“Por otra parte -continuó el diputado- lo que sucede es también consecuencia de reacciones tardías desde las esferas de gobierno. Como ejemplo se puede mencionar que durante el gobierno de Presidente Frei las puertas de La Moneda sólo permanecieron abiertas para las empresas forestales. Eso también debe cambiar”.

“Resulta paradojal -agregó- además de discriminatorio, que sólo se aplique la Ley de Seguridad Interior del Estado a las acciones potencialmente ejecutadas por mapuches y, sin embargo, los agricultores han hecho manifiesta su intención de organizarse para ‘autodefenderse’ y, hasta ahora ninguna de las autoridades que han propiciado estas ‘medidas de restauración del orden público’ han hecho ningún atisbo de aplicare la igualdad de la ley para todos. Los mapuches no son delincuentes y están siendo tratados como tales”.

Respecto de los canales en que se desarrolla el conflicto, Navarro dijo que “los niveles comunales, provinciales y regionales están siendo superados por los hechos, y estamos a un paso de llegar directamente a la decisión del Jefe de Estado. Para que eso no tenga que darse así, lo que necesitamos no es que haya un ministro en visita, lo que se requiere es que exista un ministro de rango ministerial, designado por el Ejecutivo, que tenga los poderes suficientes para resolver problemas”.

“Este ministro debiera ser quien coordinara con los diferentes actores involucrados en el tema, en los distintos ámbitos del desarrollo de las soluciones, a través de instancias y acciones es decir tomar a su cargo, la Comisión de Verdad Histórica, el préstamo BID al gobierno para que desarrollo indígena, la propia Conadi más las intendencias y Carabineros”, indicó el legislador.

Navarro agregó que cree que “la última instancia a nivel regional está dada por la posibilidad de creer en la buena fe de las empresas forestales y de instaurar una mesa permanente de negociaciones para la adquisición de tierras, para las comunidades en disputa. Es lamentable que esta forestales sigan planteando que este un tema entre el Estado y los mapuches”.

“Ese es el punto de quiebre -continuó- por no comprender la globalidad del conflicto, pero es también es una posición político ideológica, que refleja un trasfondo de la aún vigente Doctrina de la Seguridad Nacional, que en su concepto de Estado único no acepta en su seno la diversidad y la multiracialidad, o sea lo étnico no tiene cabida y es un fenómeno subversivo y no social. Lamentablemente, esta doctrina añeja y trasnochada caló profundo en algunos sectores de nuestro país”.

“Lo urgente y necesario -señaló Navarro- es una mesa de negociación para cuantificar las hectáreas en conflicto y establecer procesos de compensación a las forestales y entrega gradual de territorio a los mapuches. Nadie está por la expropiación, por el contrario tenemos muy claro que el Estado deberá cancelar precios de mercado pero jamás especulativos, a pesar de que dicho sector fue subsidiado por el Estado durante décadas y aún lo sigue siendo”.

“La solicitud de ministro y la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado es un error político por cuanto Carabineros no ha sido sobrepasado -indicó el legislador de la VIII Región-. Tal parece que el diputado Espina dentro de su campaña senatorial logró su objetivo: crear condiciones para un mayor rigor policial con cero propuestas que permitan avanzar en la solución del conflicto y por lo tanto la mantención del mismo, que tiene alto rendimiento electoral”, aseveró.

El diputado del PS dijo que “la cuestión indígena debe tener un tratamiento especial y Mideplan no parece ser el más adecuado, dada su necesaria prioridad al tema del empleo y la pobreza, lo que hace necesario un ministro especial del Gobierno, para enfrentar este tema en el corto y mediano plazo”.

“La actual situación de conflicto de la VIII y IX van a establecer la paradoja de procesos judiciales regidos por la antigua y la nueva ley (ministerio público, juicios orales, etc. En la IX Región), lo que va a otorgar un tratamiento disímil frente a problemas idénticos. Esa vía judicial va a arrojar contradicciones que agudizarán más el conflicto”, afirmó.

“Por último -dijo el parlamentario- al gobierno hay que hablarle con franqueza y recordarle que advertimos con anticipación este proceso, a principios del 2000, por lo que esperamos una evaluación interna del tratamiento debe arrojar resultados e innovaciones. Aquí no se puede improvisar y la Conadi se transformó en los hechos en una instancia de gobierno sin capacidad de articulación con las comunidades en conflicto dejando a éste último a ciegas en el cruce de un río pedregoso”.

“Claramente la Conadi -finalizó- debe cambiar su dependencia hacia un ministerio más político que tenga como objetivo su reestructuración inmediata y el debate de su inserción definitiva sobre el gobierno”.

Fuente: PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.