“ONEMI declaró alerta roja una hora después del estado de excepción constitucional”

imagen-post-onemi

El senador del MAS señaló que “no puede ser que la Oficina Nacional de Emergencias, el ente encargado de alertar al país ante situaciones de este tipo sea la última en decretar la urgencia para actuar”.

“Se deben revisar los procedimientos del Centro de Alerta Temprana, puesto es claro que no están funcionando. Pediremos al Ministerio del Interior un informe sobre reiteradas fallas de alerta temprana”, agregó.

Según el parlamentario “Chile se debe adecuar a los tiempos, por lo que debemos tener un Ministerio de Gestión de Riesgo de Desastres y Emergencias”.

Enfatizando que “si la ONEMI hubiese actuado a tiempo quizás se podrían haber salvado las vidas de quienes fallecieron”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la tardanza de este organismo en decretar alerta roja en el norte del país, tras el temporal que afectó a gran parte del territorio nacional”.

De acuerdo al legislador, “el pasado domingo 09 de agosto, a las 11:15 horas, la Dirección Meteorológica de Chile generó una alarma en la que advertía de precipitaciones intensas desde la Región de Arica y Parinacota hasta la Región de Antofagasta, destacando además explícitamente que esta condición podía generar aluviones en el tramo costero e interior”.

“Además”, agregó, “recalcaron la idea que la condición de “Alarma” significaba un evento meteorológico que alcanzaría la categoría de intenso o extremo. Esto se sumaba a la marejadas de las que ya se había tomado conocimiento con mayor anticipación”.

“Ya cerca del mediodía, con el desastre en pleno desarrollo y a la luz de los efectos dramáticos del fenómeno, el Ministro del Interior informó que la Presidenta había decretado a la Región de Antofagasta bajo el Estado Constitucional de Excepción de Emergencia, nombrando a la autoridad militar respectiva para ello”, indicó Navarro.

Para el senador del MAS, “lo paradójico es que al momento de la declaración de Jorge Burgos, la ONEMI tenía decretada sólo una Alerta Amarilla Regional por Evento Hidrometeorológico, vigente desde el día 06 de agosto”.

“Es decir”, continuó, “aun existiendo una alarma de la Dirección Meteorológica de Chile desde las 11:15 y una declaración de Estado Constitucional de Excepción de Emergencia, el Centro de Alerta Temprana (CAT) de la ONEMI recién a las 13:03 horas informa que la Intendencia de la Región de Antofagasta, en coordinación con la Dirección Regional de ONEMI ha declarado la Alerta Roja”.

“En otras palabras, la Oficina Nacional de Emergencias de Chile, el ente encargado de alertar al país ante situaciones de este tipo, fue la última en decretar la urgencia para actuar. Se demoró una hora más que el resto”, adicionó el parlamentario.

El senador por la Región del BíoBío se preguntó: “¿qué les pasa a nuestros organismos que no pueden funcionar adecuadamente?, ¿qué nos pasa que una y otra vez se cometen los mismos errores? ¿Por qué no fuimos capaces de actuar más oportunamente no sólo ese día sino que el día anterior, retirando las embarcaciones del mar, por ejemplo, si se sabía lo que iba a ocurrir?”

“Seis personas fallecieron el fin de semana producto de estos eventos. Seis vidas humanas perdidas, seis historias truncadas y familias arruinadas. Embarcaciones y fuentes de trabajo destruidas y por supuesto, miles de millones de pesos en pérdidas tanto para el Estado como para el sector privado”, enfatizó Navarro.

“Por esto pediremos un informe al Ministerio del Interior sobre las fallas reiteradas en la detección de alertas tempranas. Esto no puede seguir ocurriendo. No debe ocurrir nunca más”, agregó el parlamentario.

Para el legislador “los desastres y sus dolorosas consecuencias no cesarán si no profesionalizamos y fortalecemos de una vez por todas nuestro sistema. Chile necesita un Ministerio de Gestión de Riesgo de Desastres y Emergencias, que se constituya en una sólida estructura institucional y del mayor peso político, para generar las normas, reglamentaciones, establecer políticas y programas”.

“Requerimos una mirada más técnica y más profesional en lo institucional y respecto de la necesidad de gobernar la reducción del riesgo de desastres como una potente herramienta para mejorar y sostener los índices de desarrollo de nuestro país y los consiguientes beneficios para la sociedad, su población actual y futura”, finalizó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.