Pefeccionamiento y actualización de la legislación antiterrorista

El señor NAVARRO.- No, Presidente. Ayer se abrió un debate en la Comisión que valdría la pena por cierto ver en la Sala, que fue una observación del Senado Chadwick respecto de que la indicación que había realizado la Oposición dejaría como delito común el caso del asesinato de Jaime Guzmán.

Imagen: insurrectasypunto.org

Myrna Villegas, profesora en Derecho Penal entregó su opinión, nos ha mandado nuevamente clara especificación. Y yo quiero no dejar ningún tipo de dudas. Porque la verdad es grave señalar que un sector político, en este caso, la Oposición, pretendería en esta ley introducir elemento que pudieran dejar el crimen, el asesinato del Senador Guzmán como un simple delito y no como un delito terrorista. Y en definitiva graduar sus penas y disminuir sus penas.

La sentencia de la Corte Suprema es clara y categórica, y la verdad es que hay más bien una interpretación engañosa o involuntaria o equivocada o una lectura descuidada del Senador Chadwick respecto de que aquello se posibilite.

Debe diferenciarse que considerar a la organización terrorista como elemento del tipo penal o como elemento de calificación de conducta, y el castigo de uno o más sujetos por un delito específico de asociación ilícita terrorista.

Las indicaciones de la Concertación plantean ambas, no dejan ninguna de las figuras afuera. Es decir, son igual de enérgicas, de manera de evitar lo que se ha planteado de que el artículo 1 que entiendo que ya lo tenemos despejado, porque no va a ser votado. Pero valga por cierto la aclaración, porque no hubo esa intencionalidad, lo hemos conversado con todos los Senadores, hubo una clara disposición de análisis penal. Yo no soy especialista del tema, pero le seguimos el punto. Y por cierto frente incluso a la duda se ha desestimado y se ha dejado fuera, para no tener ningún tipo de temor a que pudiera ocasionarse lo planteado por el Senador Chadwick, que por cierto sería altamente inconveniente o altamente gravoso para los objetivos de justicia que todos perseguimos en ese crimen.

Esa observación, señor Presidente, antes de la votación.

—–

El señor NAVARRO.- Presidente, subyace en este debate algo que el Senador Espina planteó claramente en la Comisión ayer. Lo dijo al pasar, dijo: “pero digan derechamente si lo que buscan con estas modificaciones es poder establecer los elementos necesarios en la legislación terrorista para facilitar el término de la huelga de hambre o para facilitar los errores cometidos explícitamente en la aplicación de la Ley Antiterrorista hacia quienes han participado en actos producto de las reivindicaciones de tierras”.

Y la verdad es que el debate que hacemos y genera esta tensión es porque, efectivamente, lo que estamos buscando es generar condiciones que permitan que la aplicación de la Ley Antiterrorista, reconocida por la autoridad política.

El Gobierno anterior, el Gobierno de la Concertación ha reconocido explícitamente, a través de sus ex Ministros, que la aplicación de la Ley Antiterrorista fue un error.

Y fíjense el tema: la autoridades políticas que la pidieron hoy día reconocen que fue un error. Pero están procesados igual. Es decir, si estuviéramos en un tema judicial…

La señora MATTHEI.- Fue un error político.

El señor NAVARRO.- …y un juez dice que efectivamente ha cometido un error al poder juzgar, uno diría: “Oiga, a lo menos podrá ser revisado el caso”. El testigo estrella que tenían dijo que mintió. Pero en este caso los que aplicaron la ley dicen que se equivocaron.

Entonces, estamos empeñados, bajo las reglas que nos ha impuesto el Ministro, que quiere plantear el principio de autoridad, que quiere hacerlo dentro de los marcos que no signifique debilitar el Estado de Derecho, es intentar las modificaciones que, sin debilitar la Ley Antiterrorista, podamos, entonces -comillas-, corregir aquello que se ha hecho de manera indebida.

Entonces, cuando planteamos eliminar el 399, las lesiones menos graves, la verdad es que ¿lesiones menos graves son constituidas un delito terrorista? Porque dice: “Constituirán delitos terroristas cuando requieran alguna de las características anteriores”. Y cuando nos vamos al tema de los homicidios, lesiones, incendios y otros nos quedamos en el tema de lesiones. Y, por tanto, la pregunta es: ¿podrá ser considerada una acción terrorista una lesión menos grave? Ese es el tema. El propio Ministro ha dicho que efectivamente no es así, que por eso está de acuerdo en que se elimine.

Y, por cierto, decimos, además, que consideramos un exceso que en el mismo numeral 1, en el 476, sobre el tema de incendio se persista en incorporar el 476 como delito terrorista el incendio de pastizales, de mieses, el incendio sin atentar contra la vida humana. Incendio que, por lo demás, en el Código ya está establecido con de cinco a veinte años. Tan clara es esta dureza de la ley que en el año 96, 97, la investigación que hizo la Cámara de Diputados a propósito de estos mismos hechos, investigar los delitos de incendio en la zona de la Araucanía, y que determinó más que en el 80 por ciento de los incendios no eran producto de las comunidades mapuches, sino que eran intencionales sin ser aclarados. Y dijimos: “¿Por qué los jueces no aplican el 476?”. Porque son penas muy duras, porque un pastizal o una mieses, es decir, un pequeño pastizal efectivamente alguien lo pudo haber incendiado voluntaria o involuntariamente, y va a tener que aplicarle penas de cinco a veinte años. Y, por tanto, qué hacían los jueces, o qué hacen los jueces: no aplican la ley, porque es absolutamente desproporcionada. La explicación que nos plantea el Ejecutivo es que efectivamente se mantiene como delito terrorista el 476, pero que tiene entonces las penas del Código Penal, es decir, de cinco a veinte años.

Y la verdad es que los que están procesados hoy día por incendio sin daño contra la vida, por incendio de pastizales u otro delito de incendio que no afecta en nada a la vida, en este caso sí la propiedad, efectivamente el 476 lo califica como terrorista y entonces se procesa como terrorista, aun cuando, por cierto, el delito de incendio en ninguna legislación, y esto, por favor, Ministro, seamos claros, todas las convenciones internacionales sobre delito de terrorismo no incluyen delitos contra la propiedad y excluyen el delito de incendio. Entonces, ¿por qué la legislación chilena va a tener que considerar, incluye el delito de incendio, y por eso no lo modificamos, cuando se hace con daño, sabiendo que hay gente al interior del bosque, sabiendo que hay gente al interior de la casa, causando lesiones o daños? Eso queda igual. Al que incendia una casa, al que incendia un bosque con gente adentro del bosque efectivamente es un delito terrorista. Estamos hablando del incendio simple. Ese incendio simple, el que puede provocar cualquiera, voluntaria o involuntariamente, no queremos que sea terrorista, que es el 476. Eso es. No estamos disminuyendo la eficacia de la ley. Estamos solamente generando condiciones para que ese articulado sea más eficaz.

Respecto del numeral 2, respecto de “realizar” o “realizando”. El Ministro recurre a la figura del avión. Y, claro, es una figura que impresiona respecto del secuestro de aviones. Pero la verdad es que en Chile, afortunadamente, no tenemos esa figura, no se secuestran aviones todos los días, y eso es muy bueno y eso significa que la legislación ha funcionado. Lo que sí tenemos es que efectivamente ha habido -comillas- apoderarse de los buses. Y uno quisiera no hacer este debate. Pero cuál es el punto. Hay, por cierto, un proceso en donde…

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Un minuto, Senador.

El señor NAVARRO.- Hay, por cierto, procesos en donde por detener un bus Tur-Bus que tiene como daño máximo la rotura de su parabrisas se ha acusado de acción terrorista, basado en esta legislación. Y, por tanto, se le ha aplicado el verbo “realizar”, “que pongan en peligro”, es decir, el potencial, porque nunca estuvieron en peligro. Nosotros decimos “realizando”, es decir, que hubiere una conducta determinada, no el potencial de que hubiera podido suceder. Pero, como el artículo establece el “realizar actos que pongan en peligro”, es diferente al “realizando”, porque significa que intentaron hacer daño cuando efectivamente, en muchos casos, ese daño no existió.

Y, por último, respecto del numeral 4, “de cualquier tipo”, por cierto que hay un debate fuerte. Ya se han incorporado las bombas molotov como parte de la acción terrorista, y en eso no ha habido debate. Pero cuando dijimos por qué eliminar “armas de cualquier tipo”, yo no sé si van a considerar las hondas como un elemento propio respecto del numeral 4. Y hay algunos Senadores que ayer en la Comisión sí, “las hondas también”.

—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, el Ministro Bulnes ha dado claridad respecto de un tema fundamental, porque de repente algunas afirmaciones, con ejemplos muy concretos, son casi terroristas, infunden temor, infunden pánico.

Pero claramente el Ministro ha aclarado que la configuración previa de un conjunto de elementos para convertirla en acción terrorista.

He conversado con los Senadores que hemos firmado la indicación. Hay una segunda indicación al artículo 2º bis en donde contiene también una aproximación que es un punto intermedio, respecto de lo que habíamos planteado en esta indicación.

He consultado. Vamos a retirar la indicación para evitar su votación y vamos a hacer el debate en el numeral 2) las indicaciones renovadas del artículo 2 bis, a fin de poder facilitar y ver si logramos avanzar con esta segunda indicación en el sentido positivo del debate que hemos dado.

Ha sido clarificador. Creo que va a ser lo más apropiado retirar la indicación. Lo he consultado con los diez Senadores y, por tanto, vamos a abrir el debate en el artículo 2 bis en su momento.

Gracias, señor Presidente.

—-

El señor NAVARRO.- Presidente, la verdad es que el debate y la discusión llega a un punto que no queda sino hacer el debate político de fondo: ¿quiere o no el Gobierno salvar la vida de los mapuches?; ¿quiere o no el Gobierno?

¿Quién se va a responsabilizar si un mapuche muere? Uno, dos y tres. O ya no basta Alex Lemun, no basta Matías Catrileo, ya no basta los muertos de los mapuches. ¿Eso es lo que quieren?

¿Cuáles son los muertos del lado de los llamados huincas?

¿Yo no sé si este Gobierno ha asumido -y le planteaba al Ministro del Interior una o dos veces- y yo siento que ellos están convencidos que este proyecto va a resolver el problema?

En las tribunas está Adolfo Montiel, abogado, de los peñis que están en huelga en Concepción. Está Monseñor Ricardo Ezzati que ha intentado y va intentar seguir mediando. Todo nuestro apoyo para él.

Lo que ha hecho la Oposición, la Concertación, y quien habla es intentar viabilizar un proyecto de ley que facilite el acuerdo para que la huelga de hambre sea levantada.

Pero la verdad es que el Gobierno insiste en causar terrorismo mediático respecto de las modificaciones que se van a hacer, porque le hemos dicho una y diez veces: la ley larga contra el terrorismo la queremos discutir con más calma; hagamos una ley corta para facilitar el acuerdo político respecto de estos juicios que están causando este grave problema, que pone en riesgo la vida de 34 comuneros mapuches.

¡Tan importantes como los mineros!

Porque saben una cosa: los mineros, que el Ministro de Minería, la verdad es que ya estamos hasta aquí también con eso.

Lo que queremos es que nos preocupemos de esto. Porque los mineros están ya bien resguardados, se ha hecho lo posible, han recibido todas las felicitaciones, y esperemos que los saquen con vida.

Pero saben qué, también hay que preocuparse de esto. Porque para la galucha, los discursos para el tema de los mineros: suficiente. Se han hecho y cuenta con todo nuestro respaldo.

Pero les pedimos que se preocupen de los mapuches.

El señor PROKURICA.- ¡Eso es inaceptable! ¡Exijo respeto para los mineros!

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Prokurica, le pido por favor que mantenga…

El señor NAVARRO.- Es más popular los mineros que los mapuches,…

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Navarro.

El señor NAVARRO.-…porque las grandes empresas mineras están preocupadas porque proporcionan maquinarias.

Pero cuando se trata de estas vidas, y Senador Prokurica, las vidas de los mapuches son tan importantes como los mineros.

No quiero minimizar esas vidas. Pero quiero la misma preocupación del Gobierno y del Senado.

Entonces, en la Comisión -y lo voy a decir porque así está, porque esta absurda norma de hacer secreta las Comisiones del Senado y de la Cámara de Diputados no sé en qué momento la votamos- cuando el Senador Gómez dijo el día domingo: en 60 ó 70 años el Senado no había sesionado los domingos, estábamos ahí por este objetivo político, ¿quién se va a responsabilizar de los muertos? O va a ocurrir el triste espectáculo de la Comisión, en donde un Senador le dice a otro, el Senador Gómez: “ustedes son los responsables si se muere un mapuche”. Y sale el Senador Espina y dice: “No, ustedes serán los responsables”. O sea, tirándose los muertos de un lado a otro.

La verdad entonces que digan lo que quieren que hagamos. ¿Qué quieren que hagamos para poder resolver la huelga? Porque aquí estamos discutiendo esto precisamente para resolverle un problema al Presidente Piñera, aunque el Presidente Piñera en ocasiones anteriores ha dicho que efectivamente había que tener más mano dura contra los terroristas de la Novena Región. Lo dijo cuando era candidato -perdí ahí la hoja-, el 14 de agosto en la declaración de Televisión Nacional. Muy duro.

Entonces, sinceremos. ¿En qué está el Gobierno?

¿Qué dijo el Presidente Piñera? “En la Araucanía se han cometido hechos de terrorismo y el gobierno en vez de aplicar la Ley Antiterrorista -o sea, el Gobierno de la Presidente Bachelet-, salvo en dos excepciones, hace la vista gorda y cuando el gobierno esconde la cabeza, la gente piensa que puede seguir actuando con impunidad”. (Que) “un puñado de delincuentes tengan de rodillas a todo un país es porque (el gobierno) no está cumpliendo con su deber”.

Esto lo dijo el jueves 13 de agosto del 2009, cuando el Servicio Médico Legal determinó que Jaime Mendoza Collío había sido muerto por un carabinero por un balazo en la espalda.

Entonces, ¿en qué estamos? ¿Quieren o no colaborar para resolver el tema? Porque la verdad es que podemos coincidir. Y por eso retiramos la indicación Nº 1. Podemos coincidir que se afecta en tanto la Ley Antiterrorista. Pero era el único mecanismo para facilitar la tarea -que Monseñor Ezzati va a hacer, que los abogados defensores van a hacer- para posibilitar terminar la huelga de hambre en el menor plazo posible.

Si eso no se logra, yo no estoy por decirle al señor Ministro del Interior -que de verdad él lo ha dicho- y al señor Ministro de Justicia, que han hecho un esfuerzo y están haciendo un esfuerzo, pero yo creo que tenemos una diferencia de mirada política respecto de la pertinencia del proyecto de ley para terminarla. Tenemos una diferencia allí, no en el objetivo.

Y siento entonces que si el tema lo plantean políticamente y al final el objetivo es hacer aparecer a la Oposición como queriendo debilitar el Estado de Derecho debilitando la Ley Antiterrorista, estamos en el equívoco.

Les queremos facilitar la tarea para que gobiernen bien, para que se salven los mineros y se salven los mapuches. Y entonces queremos buscar un proyecto de ley que facilite el acuerdo de Monseñor Ezzati, para que los huelguistas, los mapuches, puedan levantar su huelga de hambre.

Ese es el objetivo.

Y la verdad es que nos entablamos en un debate absurdo. Porque todos queremos que haya una Ley Antiterrorista que combata el terrorismo. Pero yo no creo que los mapuches encarcelados sean terroristas. Creo que los terroristas son otros.

Y en ese sentido, no vamos a lograr acuerdos si no coincidimos en el objetivo.

Un minuto más, Presidente.

Entonces, no sé si seguimos con este debate. Porque la verdad es que después de escuchar al Senador Sabag, compartimos en la misma circunscripción, no comparto con él lo que ha dicho. Tenemos una visión diferente en este tema. Hemos coincidido muchas veces.

Y entonces estamos en un problema. Queremos el mismo objetivo: queremos que la huelga de hambre termine, queremos que efectivamente haya un mejor procesamiento para un grupo de mapuches que han hecho reivindicación de tierras, que han cometido hechos que pueden ser juzgados por la justicia penal ordinaria, y, en definitiva, hemos intentado modificar la ley para facilitarlo, no lo estamos logrando.

Entonces, no sé qué proyecto va a salir.

Pero si no logramos el objetivo de que efectivamente haya la posibilidad de negociación, mesa de diálogo, para terminar la huelga, las responsabilidades van a ser compartidas. Pero a esta Oposición -a la Concertación y al MAS- no nos vengan a decir que no hicimos todo lo posible por facilitar la tarea de Monseñor Ricardo Ezzati para terminar con la huelga de hambre.

Eso es lo que estamos haciendo, y vamos a seguir perseverando, porque creemos en la vida, en la vida de todos, la de los mineros, la de los mapuches y la de todos los chilenos.

He dicho, señor Presidente.

—-

El señor NAVARRO.- Presidente, la verdad es que el debate y la discusión llega a un punto que no queda sino hacer el debate político de fondo: ¿quiere o no el Gobierno salvar la vida de los mapuches?; ¿quiere o no el Gobierno?

¿Quién se va a responsabilizar si un mapuche muere? Uno, dos y tres. O ya no basta Alex Lemun, no basta Matías Catrileo, ya no basta los muertos de los mapuches. ¿Eso es lo que quieren?

¿Cuáles son los muertos del lado de los llamados huincas?

¿Yo no sé si este Gobierno ha asumido -y le planteaba al Ministro del Interior una o dos veces- y yo siento que ellos están convencidos que este proyecto va a resolver el problema?

En las tribunas está Adolfo Montiel, abogado, de los peñis que están en huelga en Concepción. Está Monseñor Ricardo Ezzati que ha intentado y va intentar seguir mediando. Todo nuestro apoyo para él.

Lo que ha hecho la Oposición, la Concertación, y quien habla es intentar viabilizar un proyecto de ley que facilite el acuerdo para que la huelga de hambre sea levantada.

Pero la verdad es que el Gobierno insiste en causar terrorismo mediático respecto de las modificaciones que se van a hacer, porque le hemos dicho una y diez veces: la ley larga contra el terrorismo la queremos discutir con más calma; hagamos una ley corta para facilitar el acuerdo político respecto de estos juicios que están causando este grave problema, que pone en riesgo la vida de 34 comuneros mapuches.

¡Tan importantes como los mineros!

Porque saben una cosa: los mineros, que el Ministro de Minería, la verdad es que ya estamos hasta aquí también con eso.

Lo que queremos es que nos preocupemos de esto. Porque los mineros están ya bien resguardados, se ha hecho lo posible, han recibido todas las felicitaciones, y esperemos que los saquen con vida.

Pero saben qué, también hay que preocuparse de esto. Porque para la galucha, los discursos para el tema de los mineros: suficiente. Se han hecho y cuenta con todo nuestro respaldo.

Pero les pedimos que se preocupen de los mapuches.

El señor PROKURICA.- ¡Eso es inaceptable! ¡Exijo respeto para los mineros!

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Prokurica, le pido por favor que mantenga…

El señor NAVARRO.- Es más popular los mineros que los mapuches,…

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Navarro.

El señor NAVARRO.-…porque las grandes empresas mineras están preocupadas porque proporcionan maquinarias.

Pero cuando se trata de estas vidas, y Senador Prokurica, las vidas de los mapuches son tan importantes como los mineros.

No quiero minimizar esas vidas. Pero quiero la misma preocupación del Gobierno y del Senado.

Entonces, en la Comisión -y lo voy a decir porque así está, porque esta absurda norma de hacer secreta las Comisiones del Senado y de la Cámara de Diputados no sé en qué momento la votamos- cuando el Senador Gómez dijo el día domingo: en 60 ó 70 años el Senado no había sesionado los domingos, estábamos ahí por este objetivo político, ¿quién se va a responsabilizar de los muertos? O va a ocurrir el triste espectáculo de la Comisión, en donde un Senador le dice a otro, el Senador Gómez: “ustedes son los responsables si se muere un mapuche”. Y sale el Senador Espina y dice: “No, ustedes serán los responsables”. O sea, tirándose los muertos de un lado a otro.

La verdad entonces que digan lo que quieren que hagamos. ¿Qué quieren que hagamos para poder resolver la huelga? Porque aquí estamos discutiendo esto precisamente para resolverle un problema al Presidente Piñera, aunque el Presidente Piñera en ocasiones anteriores ha dicho que efectivamente había que tener más mano dura contra los terroristas de la Novena Región. Lo dijo cuando era candidato -perdí ahí la hoja-, el 14 de agosto en la declaración de Televisión Nacional. Muy duro.

Entonces, sinceremos. ¿En qué está el Gobierno?

¿Qué dijo el Presidente Piñera? “En la Araucanía se han cometido hechos de terrorismo y el gobierno en vez de aplicar la Ley Antiterrorista -o sea, el Gobierno de la Presidente Bachelet-, salvo en dos excepciones, hace la vista gorda y cuando el gobierno esconde la cabeza, la gente piensa que puede seguir actuando con impunidad”. (Que) “un puñado de delincuentes tengan de rodillas a todo un país es porque (el gobierno) no está cumpliendo con su deber”.

Esto lo dijo el jueves 13 de agosto del 2009, cuando el Servicio Médico Legal determinó que Jaime Mendoza Collío había sido muerto por un carabinero por un balazo en la espalda.

Entonces, ¿en qué estamos? ¿Quieren o no colaborar para resolver el tema? Porque la verdad es que podemos coincidir. Y por eso retiramos la indicación Nº 1. Podemos coincidir que se afecta en tanto la Ley Antiterrorista. Pero era el único mecanismo para facilitar la tarea -que Monseñor Ezzati va a hacer, que los abogados defensores van a hacer- para posibilitar terminar la huelga de hambre en el menor plazo posible.

Si eso no se logra, yo no estoy por decirle al señor Ministro del Interior -que de verdad él lo ha dicho- y al señor Ministro de Justicia, que han hecho un esfuerzo y están haciendo un esfuerzo, pero yo creo que tenemos una diferencia de mirada política respecto de la pertinencia del proyecto de ley para terminarla. Tenemos una diferencia allí, no en el objetivo.

Y siento entonces que si el tema lo plantean políticamente y al final el objetivo es hacer aparecer a la Oposición como queriendo debilitar el Estado de Derecho debilitando la Ley Antiterrorista, estamos en el equívoco.

Les queremos facilitar la tarea para que gobiernen bien, para que se salven los mineros y se salven los mapuches. Y entonces queremos buscar un proyecto de ley que facilite el acuerdo de Monseñor Ezzati, para que los huelguistas, los mapuches, puedan levantar su huelga de hambre.

Ese es el objetivo.

Y la verdad es que nos entablamos en un debate absurdo. Porque todos queremos que haya una Ley Antiterrorista que combata el terrorismo. Pero yo no creo que los mapuches encarcelados sean terroristas. Creo que los terroristas son otros.

Y en ese sentido, no vamos a lograr acuerdos si no coincidimos en el objetivo.

Un minuto más, Presidente.

Entonces, no sé si seguimos con este debate. Porque la verdad es que después de escuchar al Senador Sabag, compartimos en la misma circunscripción, no comparto con él lo que ha dicho. Tenemos una visión diferente en este tema. Hemos coincidido muchas veces.

Y entonces estamos en un problema. Queremos el mismo objetivo: queremos que la huelga de hambre termine, queremos que efectivamente haya un mejor procesamiento para un grupo de mapuches que han hecho reivindicación de tierras, que han cometido hechos que pueden ser juzgados por la justicia penal ordinaria, y, en definitiva, hemos intentado modificar la ley para facilitarlo, no lo estamos logrando.

Entonces, no sé qué proyecto va a salir.

Pero si no logramos el objetivo de que efectivamente haya la posibilidad de negociación, mesa de diálogo, para terminar la huelga, las responsabilidades van a ser compartidas. Pero a esta Oposición -a la Concertación y al MAS- no nos vengan a decir que no hicimos todo lo posible por facilitar la tarea de Monseñor Ricardo Ezzati para terminar con la huelga de hambre.

Eso es lo que estamos haciendo, y vamos a seguir perseverando, porque creemos en la vida, en la vida de todos, la de los mineros, la de los mapuches y la de todos los chilenos.

He dicho, señor Presidente.

—-

El señor NAVARRO.- Yo la verdad es que hacía solo mención, en lo dicho por el Senador García -por su intermedio, señor Presidente- respecto del tema de fondo -yo conocí a la fiscal Vidal- sino particularmente que si su nombre es traído a este Hemiciclo respecto de un tema en particular, sobre el cual hay un énfasis determinado, un juicio categórico, respecto de una investigación que deja, por cierto, a la comunidad mapuche en una situación de vulnerabilidad, pues francamente se la convierte en terrorista, yo quisiera señalar que en otros casos de investigación, sea responsable o no, no lo hizo.

Y vale la pena señalar el tema, por cierto. Nada personal en contra de ella.

Señor Presidente, respecto al artículo, la verdad es que, como lo hemos conversado, y lo discutimos en la Comisión, se suprime solamente el inciso segundo, que hacía una referencia, por cierto, a un gravamen de la pena a disposición de quien la tenga que aplicar respecto de la evaluación de la mayor o menor probabilidad de la comisión de nuevos delitos semejantes por parte de los procesados, atendidos antecedentes de personalidad, los datos. Es decir, era un perjuicio sobre un hecho a futuro; una predicción sobre si esta persona cometió un delito ahora lo va a volver a cometer.

Por tanto, era suficientemente injusto. Porque hay otros ámbitos en donde se ha cometido otro tipo de terrorismo, en mi opinión, terrorismo económico. A los ejecutivos de las farmacias, que causaron muchas muertes cuando subieron tres, cinco veces los remedios de manera concertada, haciendo que la gente más humilde de este país no pudiera adquirir los elementos para la sobrevida, los enfermos crónicos.

Todos esos terroristas de cuello y corbata ni un encarcelado ni un sancionado. Y, por cierto, cuando se les procesa administrativamente, nadie piensa que vuelvan a cometer el delito. Lo más probable es que lo vuelvan a cometer. Y si los pillan finalmente podamos tener otro gran debate nacional, pero penas y acusación ninguna.

Yo siento de que con la eliminación de este artículo, de verdad, que tampoco vamos a resolver el problema.

Yo lo voy a votar. Sin embargo, si alguien cree que en definitiva, efectivamente, porque podamos hoy día dar luz a un proceso de saneamiento o de justicia en materia de la huelga de hambre, van a seguir habiendo incidentes en la Región de La Araucanía y en la Octava Región del Biobío. Ustedes lo saben. O sea, los van a seguir. Porque hay problemas de fondo no abordados.

Y, como efectivamente lo dijimos, este es un tema procesal, pero también político. Claramente, si no son ellos, van a haber otros que van a seguir la lucha. Son waichafes, son guerreros, van a recuperar su tierra.

Y, por lo tanto, del mismo sentido que le hemos planteado al Ministro, no basta con que acomodemos la ley para resolver un problema puntual. Y en eso tenemos razón todos: el problema va a continuar.

Yo solo espero de verdad de que el Senado pueda abocarse, junto al Gobierno a la búsqueda de una solución definitiva, de fondo, que posibilite que las nuevas generaciones y las actuales generaciones, que no se conforman con un saco de semillas, que no se conforman con una beca, que en definitiva pasan por jóvenes que han ido a la universidad, visten blue jeans, tienen celular, son más educados, son intelectuales y que asumen la lucha de su pueblo. Y, por tanto, no van a renunciar a la lucha.

Que, en definitiva, no pensemos que por eliminar un artículo que sancionaba la reincidencia el conflicto se va a eliminar. No desaparece ni por decreto ni por ley. Desaparece por un acuerdo nacional, cultural, político y social del Estado de Chile con las comunidades y, particularmente, con el pueblo mapuche.

Voto a favor, señor Presidente, porque creo que va a contribuir, es parte de lo que el Gobierno ha planteado y que sí contribuye aunque sigue considerando que en su conjunto el proyecto es insuficiente.

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, con el Gobierno hemos tenido coincidencias y, por cierto, también discrepancias. Pero hay una coincidencia. Hay que mejorar la Ley Antiterrorista, y hay que hacerlo con tiempo.

El Senador Espina, el Senador Allamand, el Senador Chadwick han sido campeones en señalar que temas esenciales para la nación no pueden ser discutidos de manera apresurada y bajo presión.

Y ha sido precisamente el Senador Sabag el que ha acusado que aquí estamos legislando bajo presión. Y, como yo entiendo, que el Gobierno, el oficialismo en este caso ha coincidido con el Senador Sabag y le ha permitido un notable triunfo esta tarde, deben coincidir que efectivamente hay presión.

Yo no sé si es bueno que elementos que deben ser parte de una ley permanente, discutida con tiempo para que sea eficaz, la podamos votar en esta circunstancias explícita, en donde el objetivo no es el perfeccionamiento de la Ley Antiterrorista, si no el cumplimiento de un objetivo de corto plazo, que es terminar con la huelga.

No estamos en contra del perfeccionamiento ni el fortalecimiento. Queremos dar un debate mucho más largo con el Gobierno sobre la Ley Antiterrorista. Y, por tanto, efectivamente, anticipar una parte es un mosaico. No quiero un mosaico. La verdad es que yo quiero una ley estructurada.

En ese sentido, señor Presidente, no creo necesario que sea ahora oportuno incorporar esta figura, sino que esto tiene que ser parte de una “ley larga”, discutida inmediatamente pasada, por cierto, esta coyuntura.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *