Perfeccionamiento y actualización de legislación antiterrorista

El señor NAVARRO.- Presidente, definitivamente a veces los árboles no permiten ver el bosque. Porque lo que estamos enfrentados frente a un debate muy coyuntural, y debiéramos preguntarnos por el origen del conflicto. Si alguien quiere resolver el problema no solo se pregunta por lo que fluye en la piel. El médico se pregunta por el fondo de la enfermedad. Y un buen médico lo que tiene que hacer es salvar la enfermedad, no solamente curar lo superficial.

Imagen: www.observatorio.cl

Aquí estamos hablando de las erupciones, de las explosiones, más bien de una enfermedad profunda, que es el haber olvidado la real causa del tema, que es la lucha por tierras.

Cuando, después de la Guerra del Pacífico, comienza la pacificación de la Araucanía, la verdad es que el Estado chileno inicia un proceso de marcaje, de recuperación. Y reconoce este Congreso -y yo pido las actas, señor Presidente, ojalá pudieran ser adjuntadas-, en base a la Constitución del 33, artículo 10, derecho a propiedad, de Diego Portales, de que las tierras al sur del Biobío, las tierras ocupadas por indígenas eran territorio chileno. Y si eran territorio chileno, tenían dueño. ¿Y quiénes eran los dueños? Quienes las ocupaban: los mapuches. Y comienza el marcaje de las tierras. Pero lo hacen después del genocidio, después de que los arrasan en el sur, después de que los arrinconan.

Estamos frente a un problema de fondo que ya la Comisión de Verdad y Justicia, bajo Patricio Aylwin, abordó. Y la abordó en un informe que fue entregado al país, respecto a las comunidades mapuches que se quedaron sin tierra por apropiación de particulares, por sentencias judiciales, producto de la superposición de deslindes y también porque particulares ajenos a las comunidades se quedaron con las tierras.

¿Y qué dice el informe en su página 644? Dice que “la Comisión pudo constatar, sin embargo, que hubo diversos períodos históricos en que mediante múltiples mecanismos -simulaciones, fraudes a la ley- dicha prohibición fue burlada, produciéndose así procesos de enajenación de esas tierras” mediante métodos ilícitos.

Nadie puede dudar que se les ha arrebatado de manera ilícita la tierra a los mapuches. Eso está claramente establecido. La pregunta es qué hace el Estado hoy para resarcir un error que no cometimos nosotros, un error que se arrastra ya por siglos. Y ese es el esfuerzo que debiéramos hacer.

El Senador Chadwick la verdad es que hace una apelación. Dice: “Se va a debilitar la seguridad de las personas. ¿Quién puede garantizar que no nos pongan cien bombas?”. Eso sí que es hacer terrorismo, eso es causar terror, eso es decirle a Chile: “Estamos discutiendo una ley donde van a quedar desprotegidas las personas, los niños”. Lo que hemos dicho es que queremos una ley que garantice lo que ha dicho el Ministro Hinzpeter, que ha sido coherente: país en que la ley no discrimina a las personas; un sistema que debe partir de la presunción de inocencia; el derecho penal de autor, que no por la condición de la persona, por su experiencia anterior, se le condene por hechos que no han existido, solo por presumir.

Lo que queremos, entonces, es hacer un debate de cómo subsanamos un error político. Porque si la Concertación reconoce que fue un error, aplicamos la ley erróneamente. Bueno, entonces tenemos que resolverlo. ¿Son o no terroristas los hechos?

El Senador Pérez dice: “Emboscar a un fiscal es un atentado terrorista”. Bueno, demostremos que existe primero el atentado. Porque el Gobierno y el oficialismo lo que hacen es presumir con antecedentes aún en investigación, porque todo está en proceso. No hay sentencia condenatoria, todo está en proceso. Y lo que cuestionamos de la Ley Antiterrorista es que use testigos sin rostros, es que se base básicamente en las declaraciones de los testigos sin rostros, y en el tema de los fiscales. Los fiscales hay que revisarlo. Fue otro monstruito creado que en definitiva hoy día no tiene control. ¿Quién fiscaliza a los fiscales? Aquí los abogados me podrán decir. El 70 por ciento de las causas que se le denuncian están archivadas. Y quiero decirles que se equivocan y se equivocan porque nadie los preparó. Y la verdad, entonces, yo estoy por fortalecer la institucionalidad del Ministerio Público. Pero también estoy porque se capaciten más. Porque cuando tienen a Elena Varela dos años detenidas, la acusan de terrorista, y resulta que Elena Varela no era terrorista. Cuando tienen a Jaime Huenchullán 17 meses detenido, Lonco de Temucuicui autónomo, por terrorista, resulta que no era terrorista, y está en libertad. O sea, se han equivocado. Esperemos que se investigue.

Los mapuches no están pidiendo clemencia. Están pidiendo un justo proceso, un debido proceso. Y para eso la Ley Antiterrorista, en esta forma, no lo garantiza. Eso es lo que queremos cambiar. Lo que queremos es que haya condiciones para que haya un debido proceso.

Hay cuatro proyectos de ley en la tabla. El del Gobierno, y lo voy a votar a favor, Ministro, porque quiero que se legisle, porque quiero cambiar la ley. Pero, efectivamente, vamos a hacer indicaciones, para que produzcan el efecto deseado. Había un proyecto de Tuma, de Zaldívar, uno mió, presentados hace meses, que buscaban el mismo objetivo. Entendemos que aquí hay que legislar como Estado, como país. Pero vamos a buscar adecuar para que efectivamente se contenga el cambio para el debido proceso y para que termine la huelga de hambre.

Ese es el objetivo. Si nos allanamos a eso y el Gobierno coopera… Ha llamado a monseñor Ezzati, obispo de mi ciudad de Concepción, yo creo que tardíamente, pero positivamente, es bueno que lo hayan hecho. Yo me alegro, Ministro, que se haya tomado esa decisión, para contribuir todos a buscar una solución.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.