Pesca: “no hay que prorrogar, hay que anticipar el debate o simplemente licitar”

Reiterando su posición de que “no hay que prorrogar la ley, sino que anticipar el debate sobre esa norma, para no esperar que lleguemos el 2012 a legislar bajo presión, como ocurrió la vez pasada”, el senador Alejandro Navarro dijo que “si se decide tratar de replicar el pésimo modelo del 2002, entonces lo que queda es aplicar la ley y licitar las cuotas”.

El parlamentario señaló que “estoy por anticipar el debate y no por prorrogar la ley, porque prorrogar sin hacer evaluación política, social y científica, es decretar el colapso de los recursos, es mantener el caos, la discriminación y la discrecionalidad con que hasta ahora ha funcionado el sistema pesquera nacional que sigue adoleciendo de una política clara y estratégica, de investigación científica pública, pensada en todos los actores y, sobre todo, buscando sustentar los recursos marinos en el tiempo y buscando lo mejor para el país, lo que incluye revisar la antigua idea de tener un Ministerio de Pesca y Acuicultura”.

“Cuando se aprobó la ley vigente -agregó- los parlamentarios recién pudimos conocer la distribución de las cuotas un par de horas antes, porque el entonces ministro Rodríguez Grossi escondió la pelota hasta el final. Esta vez no quiero llegar al momento de la votación no conociendo en detalle qué es lo que vamos a legislar, sin que estén claros los estudios científicos que sustenten las medidas, sin que existan los informes económicos que nos digan cuál es la mejor manera de generar competencia y sin saber cuánto ganará el país con ello”.

Navarro sostuvo que “aunque hasta ahora el debate ha buscado oponer a industriales y artesanales, la verdad es que no debe verse como un gallito entre los intereses de ambos sectores, porque el tema de fondo son los recursos, su biomasa y el acceso que cada sector tenga a ellos. Porque como hemos venido sosteniendo desde antes de esta ley la decisión de asignación de las cuotas no puede estar en manos de quienes recibirán esas cuotas. Ha sido por eso que cada vez tenemos más cuota -contra lo que sugieren los estudios científicos- que ni siquiera puede pescarse completamente, porque no hay pescado”.

“Ante ese escenario -añadió- y considerando que es parte de la ley, creo que es bueno considerar implementar de una vez el sistema de licitación, pues no puede seguir siendo letra muerta. Sujeta a criterios claros, una licitación no debiera provocar ni concentración, ni sobreexplotación de los recursos, dinamizaría la economía regional, no sólo con la presencia de más y nuevos actores, sino también obligaría a diversificar la productividad y a poner más valor agregado a ella, lo que ayudaría a sostener y ampliar la demanda de mano de obra. Además, tal como lo establece la ley, la licitación es progresiva, sobre la base de un porcentaje de 5% anual, que por cierto, debe estar sujeta a evaluación para mantenerla en el tiempo”.

El legislador dijo que “el peor error que se puede cometer en esta materia es hacer lo que hizo la Concertación: no debatir, ni escuchar. Así como se escucha a los actores del sistema, también debe escucharse, de verdad, a economistas y científicos que no tienen intereses comerciales en el tema. Y así como el Presidente Piñera sorprendió a muchos aumentando los impuestos, confiamos en que evaluará la posibilidad de aplicar la licitación, porque no se trata de un tema cerrado y definido para siempre. De hecho, por eso esta ley se denomina “corta”, porque era para un período determinado de tiempo, que está en el horizonte cercano”.

“Por eso -dijo el senador- así como hemos estado abiertos a apoyar las medidas del gobierno que vayan en beneficio de los damnificados de la región, también nos parece saludable y no hay que tener miedo, ni descalificar a nadie porque se haya consultado al Tribunal de la Libre Competencia sobre esta materia, porque de allí seguramente surgirán recomendaciones que mejorarán este sector de la economía. De la misma forma, estamos por apoyar que naves chilenas pesquen jurel fuera de las 200 millas”.

El parlamentario señaló que “es bueno que se haya abierto este debate y ojalá se mantenga para que al final, el 2012, tengamos la mejor fórmula para una actividad pesquera sustentable y que genere empleo. No queremos que las cuotas terminen siendo sólo bienes negociables ante la banca, como ocurrió con la salmonicultura, ni tampoco queremos que la brecha entre aporte fiscal y utilidades sea como en la minería, cuando se trata de recursos que pertenecen a todos los chilenos”.

Navarro dijo finalmente que “en todo caso, lo que queda claro es que como los pescados no votan, han sido los recursos los que han terminado siendo más perjudicados”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.