“PESCA: NUEVAS AMENAZAS PARA UN SECTOR QUE AGUDIZA SU CRISIS”

Diputado Navarro y una evaluación del momento del sector tras promulgación de ley

imagen-post-pesca

Su inquietud y desazón por “haber tenido razón al señalar que la aprobación de la llamada ley transitoria de pesca a inicios de este año iba a significar ajuste, reducción de la flota y por ende aumento de la cesantía, manifestó el diputado socialista Alejandro Navarro”.

Asimismo, el parlamentario manifestó su preocupación “por la consolidación de las amenazas que se ciernen sobre el ya alicaído sector pesquero” refiriéndose específicamente a las decisiones que el estado norteamericano de Alaska ha tomado contra los salmones chilenos; los efectos sobre la pesca de la albacora por parte de las naves españolas y la incidencia del llamado ‘mal de las vacas locas’ en los niveles de venta de la harina de pescado en Europa”.

Sobre el primer aspecto, el legislador del PS señaló que “para los legisladores que participamos activamente de la discusión sobre la ley transitoria de pesca no es ninguna sorpresa que se hayan alcanzado los actuales niveles de cesantía, tal como lo advertimos en su oportunidad, ya que era absolutamente previsible y evidente que tras el establecimiento de las cuotas las empresas iban a ajustar sus niveles producción, reduciendo la flota en embarcaciones y operarios, toda vez que era un escenario absolutamente predecible”.

“Por lo anterior –agregó Navarro- muchos de los trabajadores que salieron a las calles a defender incondicionalmente los intereses de los industriales, empujados por el fantasma del desempleo, deben reflexionar acerca de las acusaciones y descalificaciones que se hicieron contra quienes no estuvimos en esa postura. Por ello, frente a la difícil situación que hoy viven muchos de esos hombres y mujeres que salieron a las calles a defender los intereses de los dueños de las empresas en que trabajaban, hay algunos que debieran darles una explicación”.

”Por nuestra parte –agregó el diputado- quienes alejados de todo populismo y sin ser oídos adecuadamente por la mayoría de los actores del sector, hicimos ver con toda razón nuestras aprensiones, buscando generar situaciones preventivas o mitigadoras, hoy lamentamos que se haya corroborado en los hechos todo aquello que señalamos”.

“Dijimos –prosiguió el parlamentario- que además del ajuste se iban a producir fusiones, tal como ya había ocurrido en el norte, y que además era equivocado destinar toda la captura a la producción de harina de pescado y no aumentar la parte de ella que se destinaba a consumo humano y no se nos quiso escuchar. Ello da plena vigencia a nuestra aseveración de que la ley ahora vigente puede seguir siendo catalogada como ‘ley flash’, sin que hasta ahora se vean señales que den cuenta de la necesaria modificación de fondo que la actual ley de pesca requiere”.

“Frente a este cuadro –indicó el legislador del PS- hemos propuesto un gran acuerdo social estratégico entre empresarios y trabajadores, que posibiliten la existencia de las condiciones necesarias para discutir, por ejemplo, un aumento de cuota de captura. Además, todavía esperamos de parte de la autoridad pertinente las señales que generen la discusión de una nueva ley de pesca o, más específicamente, la iniciativa en como buscar solución para los problemas de este minuto en el sector artesanal”.

El diputado, integrante de las comisiones de trabajo y medio ambiente e impulsor de la creación de la comisión permanente de pesca e intereses marítimos en la Cámara, aseveró que “ se sigue echando de menos una propuesta seria para la reconversión y reinserción de los trabajadores que salen del sistema productivo actual -producto del ajuste- en el mismo ámbito, utilizando para ello por ejemplo, la diversificación productiva y las herramientas de la capacitación”.

Sobre los factores externos que amenazan al sector pesquero chileno, Navarro dijo que solicitará al gobierno, “específicamente al Ministerio de Relaciones Exteriores, una actitud más activa frente a estos temas, porque no es aceptable que un estado como Alaska imponga restricciones ficticias nuestros salmones como una forma de proteger su propia industria, ni tampoco es justo que se utilice como argumento la situación de crisis sanitaria generada por el mal de las vacas locas en Europa, para condicionar y limitar los niveles de compra de harina de pescado afectando directamente nuestra producción nacional”.

Fuente: Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *