Piden a celulosa detener uso de Trementina y pagar daño ambiental y económico

Diputado Navarro, concejala y Uniones Comunales de Lota y Coronel:

forestales

Un recurso de protección en contra de la empresa Celulosa Arauco y Constitución, solicitando la paralización de sus faenas hasta que no se acredite el cumplimiento de las medidas de seguridad y de manejo sanitario y ambiental, que aseguren que no habrá nuevos derrames de Trementina, presentaron ante la Corte de Apelaciones de Concepción el diputado Alejandro Navarro, la concejala de Lota, Carmen Gloria Altamirano, los presidentes de las Uniones Comunales de Juntas de Vecinos de Lota y Coronel, el presidente de la Unión Comunal de Centros de Padres de Lota, Luis Cisternas, y el presidente del Sindicato Solidaridad de Lota, Víctor López.

El parlamentario indicó que “aquí estamos siendo testigos de una situación que ya no parece un simple accidente, toda vez que en marzo de este año, la misma empresa pero en su planta de Valdivia, también fue objeto de acciones judiciales y sanciones administrativas debido a la contaminación del aire en las comunas de San José de la Mariquina y de Valdivia. Entonces, resulta incomprensible que una planta, cuya inversión es de miles de dólares, tenga accidentes que significan el derrame de 20 mil litros de Trementina y la liberación de sustancias tóxicas al aire y al mar, afectando la calidad de vida, la salud y el trabajo de las personas y violentando el derecho constitucional a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”:

Navarro dijo que “estamos pidiendo que la planta de la Celulosa Arauco deje de funcionar, mientras no sea capaz de asegurar que no habrán nuevos derrames de Trementina, ni habrá exceso de liberación de gases contaminantes sulfurados al aire, que se implementarán adecuadamente los monitoreos necesarios, y que se cumplirá con las distintas normas de emisión industrial. Además, creemos que deben perseguirse las responsabilidades de la empresa en lo que a los costos que generará en atención de salud a los afectados y en materia de pérdidas económicas a más de dos mil pescadores artesanales y sus familias”.

El legislador socialista señaló que “este accidente ha provocado una fuerte contaminación del aire y ha afectado a muchos trabajadores y de habitantes de las zonas cercanas. Como se sabe, la trementina es un líquido inflamable e insoluble en agua, que produce irritación en los ojos y su aspiración puede causar neumonitis química. En algunas personas este componente provoca reacciones alérgicas en la piel y asma”.

“Además -agregó- hay reacciones tóxicas que son atribuibles a la inhalación y a la absorción cutánea, e incluyen daño a los riñones, vejiga, el sistema nervioso central y la sangre. La trementina es eliminada en el aliento y también metabolizada y eliminada en la orina. Su inhalación ocasiona efectos primarios en el sistema nervioso central, con síntomas de irritabilidad, letargo, descoordinación y efectos en la velocidad de respiración, pudiendo además causar hemorragias en los pulmones y edema pulmonar”.

El diputado dijo que “sabemos que en las personas que aspiran grandes dosis de trementina éstas pueden llegar a quedar en estado de coma y morir por un ataque cardíaco y puede producirse también, anemia por efectos tóxicos en la médula de los huesos. Por todo esto hemos solicitado al Servicio de Salud de Arauco que se haga un seguimiento del estado de salud de todas las personas afectadas, así como una fiscalización a exhaustiva a través del sumario sanitario”.

“Asimismo -prosiguió- hemos pedido a la autoridad sanitaria que revise los procedimientos y planes de seguridad y de emergencia que existen en la planta de la Celulosa Arauco. También hemos oficiado a la Dirección General de Territorio Marítimo y Marina Mercante, Directemar, para que nos informe acerca del vertimiento a cuerpos de agua de esta sustancia peligrosa, que al ser insoluble, permanece en ella y se traslada. Esto último nos preocupa de manera especial, ya que puede terminar ocasionando contaminación en otro punto del litoral”.

Navarro dijo que “conociendo los casos de accidentes e incidentes producidos en torno a las plantas de celulosa, como en el caso de Valdivia y ahora en Arauco, sería bueno preguntarse si en los Estudios de Impacto Ambiental presentados para construir esas plantas se exigió, por ejemplo, un estudio que diera cuenta del régimen de vientos, de tal manera de asegurar que los efectos del transporte aéreo de sustancias como la trementina no afecten a las personas de localidades cercanas”.

“Viendo estos casos -añadió- nos llama a la atención y a la preocupación el que la ocurrencia de hechos como éstos, de ocurrir en la planta que la Celulosa Arauco está construyendo en Itata, ciudades como Tomé se verían seriamente afectadas, tanto en su medio ambiente, como en su calidad de vida, el desarrollo de su turismo y por cierto en su calidad de salud. Pediremos a la Conama que en el proceso de regularización del proyecto se incluya el estudio del factor viento y la exigencia de planes de seguridad, para evitar que este tipo de incidentes se sigan produciendo”.

Finalmente, el parlamentario indicó que “junto con pedir un informe el Instituto de Salud Pública respecto de cuáles son los potenciales efectos de corto, mediano y largo plazo en la salud de las personas expuestas a esta contaminación, estudiaremos la pertinencia de presentar acciones legales, de manera de asegurar que aquellas personas más afectadas tengan el tratamiento y el seguimiento necesario que les asegure una efectiva recuperación”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *