Piden al gobierno agilizar convalidación de títulos de medicina obtenidos en Cuba

Diputado Navarro destacó aporte que futuros profesionales pueden hacer al país

imagen-post-medicos

Su satisfacción por la aprobación del proyecto de acuerdo que solicita al Presidente de la República “instruya al Ministerio de Educación para que agilice los mecanismos que permitan agilizar los procesos de reconocimiento, homologación y convalidación de los estudios superiores realizados en la República de Cuba, especialmente en el área de la medicina, que en la actualidad se prolongan hasta por dos años”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, autor de la iniciativa y presidente del grupo interparlamentario chileno-cubano.

El legislador del PS señaló que entre los fundamentos de esta moción se consideró el hecho de que “cada año más de doscientos jóvenes chilenos se integran planteles de educación superior en la República de Cuba, especialmente a la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, con el fin de ingresar a la carrera de medicina, especialmente motivados por el alto nivel de desarrollo que esta área tiene en la mayor de Las Antillas”.

“Como es sabido -añadió- durante todo el período de estudio los estudiantes chilenos permanecen desarrollando sus carreras en estos centros de educación superior no cancelan absolutamente nada, ni por concepto de matrícula ni de arancel básico. Por ello, en virtud de que, además, Chile y Cuba han acercado en los últimos años su interés por desarrollar el intercambio entre ambas naciones, especialmente en las áreas de la educación, la salud y el deporte, esta iniciativa parece absolutamente coherente y necesaria”.

A manera de antecedente, Navarro recordó que “hasta 1973 existía un convenio que permitía a los chilenos la homologación, reconocimiento y convalidación de los estudios realizados en Cuba, sin que existieran mayores requisitos que la adecuada acreditación del cumplimiento cabal de los mismos. Sin embargo, actualmente los estudiantes chilenos que regresan al país luego de haber concluido exitosamente su proceso de formación deben someterse a un proceso que se extiende entre uno y dos años, para conseguir la certificación y reconocimiento de su calidad de médicos, retardando innecesariamente la integración de estos profesionales, con fuerte vocación de servicio social, al mercado laboral nacional”.

Finalmente, el parlamentario dijo que “esta situación afecta particularmente a los estudiantes de medicina, cuyos padres incluso se han constituido en agrupación para hacer un planteamiento común sobre la necesidad de regular adecuadamente el esfuerzo que hacen sus hijos por alcanzar una formación profesional que, por razones económicas, difícilmente lograrían en Chile, pero también alcanza a profesionales de otras áreas de las ciencias naturales y sociales que debieran recibir igual atención”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *