Piden eliminar requisitos financieros y de edad para postular a becas

Diputado Navarro dijo que algunos servicios incluso estudian eliminarlas

apartheid-educacional

Su satisfacción por la aprobación del proyecto de acuerdo Nº128, que solicita al Presidente Lagos instruya a las distintas instituciones y servicios públicos que ofrecen la posibilidad de optar a becas de postgrado y a su financiamiento, para que eliminen todos aquellos requisitos que generen discriminación, por edad o por situación económica, con el fin de satisfacer adecuadamente la demanda real en esta materia, disponiendo además la imposibilidad de eliminar estos mecanismos de apoyo a los profesionales, manifestó el diputado Alejandro Navarro, autor de la iniciativa.

El legislador recordó que “con fecha 06 de agosto de 2002, se aprobó el Proyecto de Acuerdo Nº78, que pidió al Ejecutivo determinar, de acuerdo a la normativa nacional vigente, incluida en ella los convenciones, pactos y tratados, que todas aquellas oportunidades de becas de postgrado y especialización que ofrecen diferentes ministerios y otras entidades públicas, no contengan entre sus requisitos de postulación limitaciones referidas a la edad de los profesionales que optan a ellas, sino sólo aquellas referidas a las habilidades académicas necesarias, generando con ello una efectiva igualdad de oportunidades que la Constitución Política asegura a todos los chilenos”.

“En esa misma iniciativa -agregó- se expuso de manera preferente la situación generada por el oficio 2F/Nº4, de fecha 8 de febrero de 2001, dictado por el Ministerio de Salud, en que se establecía como límite de edad para la postulación de becas de postgrado en ese campo profesional, los 35 años. Pero, sin embargo existen otros servicios públicos, como el Mideplan y la Corfo, que también permiten acceder a becas de postgrado y de especialización, pero que contemplan entre sus condiciones de postulación y, obviamente, de selección, requisitos tales como que sólo se puede optar a estas becas hasta un plazo máximo de 5 años luego de titulados, a lo que se agregan algunas condiciones impuestas por las instituciones bancarias que financian las becas, tal como que el potencial beneficiario o alguno de sus padres sea titular de una cuenta corriente bancaria”.

El parlamentario del PS añadió que “este tipo de requisitos generan situaciones abiertamente discriminatorias y atentatorias contra el requisito fundamental que debiera ser poseer las habilidades y aptitudes necesarias, lo que ha redundado en la renuncia obligada de decenas de profesionales que aunque habiendo quedado pre-seleccionados y teniendo profesores tutores asignados por las instituciones universitarias a las que postularon, por el sólo hecho de no cumplir con los requisitos exigidos en Chile, tanto por los servicios públicos como por las instituciones bancarias”.

“Esta misma situación -prosiguió- se ve agravada en casos cuando la propia Agencia de Cooperación Internacional de Chile ha certificado, ante las líneas de financiamiento de préstamos para estudios de postgrado en el exterior, que de acuerdo a las bases de operación y al requisito de contar con un informe de verificación y acreditación de antecedentes académicos, que los postulantes reúnen las condiciones necesarias para estimar que podrá cursar exitosamente sus estudios”.

El diputado dijo que “pareciera de absoluto sentido común el no limitar las posibilidades de continuar la formación y la especialización profesional a un tope mínimo de edad, toda vez que cada vez es más fuerte la tendencia de egreso tardío de la enseñanza superior y por diversos factores no siempre la posibilidad de proseguir estudios es inmediata a la titulación, ya que muchas veces existen limitaciones personales, familiares o económicas que atentan contra ella”.

El legislador enfatizó que “por lo anterior el principal requisito para una postulación a estudios de postgrado debiera ser la calidad y capacidad académica del postulante, así como el cumplimiento de otros requisitos que no tengan que ver con la posibilidad de limitar, excluir o desechar a priori a personas interesadas en acceder a dicha opción que, claramente, se constituye en una inversión, no sólo personal sino también del Estado en un profesional que luego retribuirá a la sociedad con sus nuevos conocimientos y habilidades”.

Finalmente, Navarro indicó que “como consecuencia de las medidas actualmente existentes, la demanda para optar a estos mecanismos ha disminuido, y ante ello, de manera paradojal y contradictoria, algunos de los servicios públicos que hoy ofrecen mecanismos de financiamiento de becas, están estudiando eliminarlos, en lugar de hacer una profunda revisión de las causas de esta baja de postulantes”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *