Piden fiscalizar el suministro de agua potable de los campamentos

Su preocupación por la situación sanitaria que viven las familias de los campamentos, que diariamente tienen que acarrear agua potable en distintos tipos de recipientes desde el estanque del suministro hasta sus mediaguas, manifestó el senador del MAS Alejandro Navarro al director del servicio de Salud de Talcahuano, Mauricio Jara Lavín, a quien solicitó a través de carta, una fiscalización respecto a la calidad del vital consumo de las familias”.

Imagen: Documental Proyecto 8,8

El legislador comentó que  “es necesario conocer la  calidad del agua contenida en los estanques, el número de días que permanece allí, la rapidez en la recarga de los estos; así como también si esta agua está siendo sometida a algún tratamiento de curación u otro, y si se han verificado mediciones a la calidad del agua que las familias almacenan al interior de sus viviendas de emergencia”.

Adicionalmente el parlamentario indicó que pidió al Seremi que le informe “acerca del incremento en la consulta y atención en policlínicos y consultorios de pacientes afectados por afecciones e infecciones gastrointestinales y otras que pudieran ser atribuidas al consumo de agua almacenada en deficientes condiciones, ya sea en los estanques o al interior de las mediaguas existentes en los diversos campamentos de su área administrativa”.

El senador comentó que a su juicio “las familias están vulnerables a sufrir enfermedades producto de la calidad del agua potable que están consumiendo. Es cosa de ver el proceso, ya que el agua pasa por tres embases: primero el camión aljibe; segundo el recipiente, en donde las familias acarrean el agua a sus viviendas y tercero, en los tachos y las botellas en los cuales se almacena para su uso doméstico, en precarias condiciones de higiene, lo que por cierto agrava en verano, por ejemplo, las posibilidades de ingerir alimentos mal lavados y sus consiguientes efectos para la salud de las personas”.

Un día del subsidio del transantiago soluciona el problema

El parlamentario criticó a la Intendenta Jacqueline Van Rysselberghe, quien “claramente, por un capricho, se niega a instalar agua potable en los campamentos. Es por un tema de voluntad política y no por un tema económico, ¡porque plata hay!”. El costo de poner agua en cada una de las mediaguas es de 1200 millones de pesos, es decir un día de subsidio del transantiago, y cuya implementación beneficiaría a 1600 familias”.

“Por ello es inexplicable que la Intendenta se niegue a concretar la iniciativa, cuando además están todas las condiciones para hacerlo: el proyecto, que tuvo un costo de 22 millones de pesos, el que fue donado por Essbio; la disposición de colaborar de los alcaldes y la voluntad de los vecinos de pagar mensualmente el consumo de agua, la que de implementarse mejorará su calidad de vida y hará más llevadera su permanencia en las aldeas, en donde estarán a lo menos, de dos a tres años más”, finalizó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA



Tags:
0 shares
  1. Pingback: Tweets that mention Piden fiscalizar el suministro de agua potable de los campamentos – Senador Alejandro Navarro, Senador Alejandro Navarro -- Topsy.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.