Piden prohibir comercialización y consumo de salmones infectados con virus ISA

Un proyecto de acuerdo solicitando a los ministerios de Economía, Medio Ambiente y Salud “establecer, en virtud del principio precautorio, la prohibición inmediata de comercialización y consumo de peces de cultivo industrial infectados, provenientes de brotes de virus ISA, hasta no contar con las evidencias científicas que aseguren su inocuidad”, de autoría del senador Alejandro Navarro, aprobó la Sala del Senado.

Imagen: terra.es

El parlamentario dijo que “esta iniciativa también solicita reforzar las acciones normativas y del sistema de fiscalización para el control sanitario de la salmonicultura y el aseguramiento de la inocuidad de la producción acuícola, así como iniciar los procedimientos que aseguren, en cumplimiento con los compromisos contraídos como miembro de la OCDE, los derechos de los chilenos para acceder a alimentos inocuos y seguros al igual que los de los consumidores de los países a los cuales se exportan, estandarizando las normas, metodologías y técnicas, para eliminar cualquiera posibilidad de discriminación al respecto”.

El legislador recordó que “como lo señalaron en su momento el Centro Ecoceanos, la Liga Ciudadana de Defensa del Consumidor y Consumers Internacional, la Política Nacional de Inocuidad de los Alimentos establece, el respeto y promoción del derecho a la salud y a una alimentación saludable y segura, garantía de transparencia y participación muy especialmente en el proceso de análisis de riesgo, decisiones basadas en información y evidencia científica, y cumplimiento de las obligaciones en el ámbito internacional, y eso, debe respetarse”.

Navarro dijo que “la Ley del Consumidor también asegura el derecho a una información veraz y oportuna sobre los bienes y servicios ofrecidos y otras características relevantes de los mismos; no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios y la seguridad en el consumo de bienes y servicios, la protección de la salud y el medio ambiente y el deber de evitar los riesgos que pueden afectarles, así como el derecho al consumo de alimento, inocuo, sano y seguro”.

“Este proyecto de acuerdo -explicó- surgió a raíz del primer brote de virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA) en la Región de Magallanes, reconocido oficialmente por el Sernapesca el 5 de noviembre de 2010, que dejó en evidencia una serie de graves incumplimientos a las regulaciones sanitarias, ambientales y de manejo acuícola existentes en el área de Bahía Perales, Provincia de Última Esperanza, y en la ciudad de Punta Arenas. En Bahía Perales hubo una sobreproducción de peces que triplicó lo aprobado en su DIA, correspondiente a 220 ton anuales. Esto implica la existencia de altas concentraciones de peces en sus 10 balsas jaulas, de lo que se puede inferir que el potencial de salmones en riesgo de ser infectados por virus ISA correspondería a unos 600.000 kgs de Salmón del Atlántico”.

El presidente del MAS dijo que “tras detectarse ese brote del virus se supo que los peces infectados habrían sido procesados y congelados en una planta de la Pesquera Edén, en la Región de Magallanes, según información entregada por el director regional del Sernapesca, Patricio Díaz, quien además afirmó que existía la absoluta inocuidad del consumo de salmones infectados, basándose en información difundida por el sector empresarial y en la falta de estudios epidemiológicos sobre humanos expuestos al consumo de peces muertos por brotes de este patógeno, pues el que la literatura a la fecha no describa los efectos del virus sobre humanos, no significa que no exista peligro”.

Navarro enfatizó que “la producción industrial de salmones cuenta en Chile con un sistema de trazabilidad administrado por el Sernapesca, lo que debiera facilitar conocer la inocuidad de los productos provenientes del centro de Bahía Perales -y en cualquier otro-afectado por este brote de virus ISA, especialmente sobre la presencia de residuos de antibióticos y otros químicos empleados en su producción. Dicha información debiera ser conocida antes que dichos productos sean comercializados y exportados”.

Finalmente el parlamentario recordó que “el virus ISA pertenece a la familia Orthomyxoviridae, género Isavirus, que también produce el virus de la gripe A, y causa diversas enfermedades en aves y mamíferos. La enfermedad clínica afecta a peces cultivados en agua de mar de la especie Salmón del Atlántico y fue reportada por primera vez en Noruega en 1984, luego en Canadá, Escocia, Islas Faroe y EEUU. El 2008 se confirmó su desplazamiento al hemisferio sur, tras de brotes de gran virulencia y tamaño en Chile. En los últimos 25 años, se registran más de 460 brotes de ISA, todos en Salmones del Atlántico cultivados”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *