PIDEN URGENCIA PARA LEY DE BUENA CONDUCTA CARCELARIA

gendarmeria

Diputado Navarro dijo que ayudará a reducir tensión en recintos penales

· Parlamentario del PS informó que hoy martes 31 de julio la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara analizará este proyecto presentado por el Ministerio de Justicia y Gendarmería.

Su convicción de que “otorgar suma urgencia a este proyecto denominado ‘Creación de un Sistema de Reinserción Social de los Condenados en Base a la Observación de Buena Conducta’ permitirá aliviar la tensión que hoy se vive al interior de las cárceles del país, y especialmente de la VIII Región”, manifestó el diputado Alejandro Navarro.

El parlamentario señaló que “los reclusos están cumpliendo y pagando su deuda con la sociedad. Entendiendo que a la sociedad siempre corresponde y debe aspirar a lograr la rehabilitación y reinserción de los reclusos. La sociedad hoy no está cumpliendo y debe hacer todo lo posible por ejercer el bien común evitando que las cárceles se conviertan en ‘fábricas de delincuentes’ ”.

“Uno de los temas que afectan la normalidad carcelaria –dijo el parlamentario- es el del hacinamiento, que particularmente en el caso de la VIII Región es extremadamente alto, existiendo un número de 2 mil 100 reclusos en un penal construido pensando en 940 reos y, en el caso de las mujeres detenidas, hay 142 reclusas en un espacio habilitado para 40”.

“Y aunque el Gobierno ha comprometido la construcción de un nuevo penal para esta región el año 2003, con capacidad para mil 600 reclusos, claramente este proyecto, –que hoy se discute con trámite simple en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara- puede significar un claro avance en esta materia y descomprimir el incremento de reclusión que actualmente existe y que nos muestra en nuestro país, un nivel mayor que el de otros países se más población, como Argentina, donde con 25 millones de habitantes hay 23 mil reos, en tanto que en Chile los reclusos ya sobrepasan los 35 mil”, indicó el diputado.

Otro problema destacado por el legislador del PS como causa de los actuales problemas carcelarios “es la lentitud de los procesos judiciales, la que no resulta compatible con la actual situación que se vive al interior de las cárceles del país y de la VIII Región. Ello se agrava con situaciones como las que se han producido en Concepción, donde la Corte quedó sin jueces titulares ni secretarios, existiendo para cientos de procesos, sólo dos jueces suplentes”.

“Esta situación -agregó el legislador- debe ser corregida inmediatamente. Par ello, solicitaremos una entrevista al presidente de la Corte Suprema, Hernán Alvarez; y al Ministro de Justicia, José Antonio Gómez, toda vez que entendemos que el problema fundamental radica en la escasez de recursos. Esta presentación, la haremos en conjunto con otros parlamentarios de aquellas regiones donde los reos hayan comenzado la huelga de hambre. Esto es absolutamente necesario para evitar situaciones dramáticas que deriven en estallidos sociales”.

El diputado socialista añadió que “pese a los esfuerzos de Gendarmería es imposible un mejoramiento radical de las actuales situaciones en un corto plazo. De allí que estemos convencidos que este proyecto de ley reduce la tensión. No cabe duda que urge que el ejecutivo le de prioridad a esta iniciativa”.

De todas formas, el parlamentario alertó sobre la posibilidad de que “este proyecto enfrente una situación crucial y paradojal: este proyecto basa la otorgación de los beneficios en la buena conducta, sin embargo, los que hasta ahora la han tenido, no han tenido ningún beneficio concreto y, en su mayoría, están participando de la huelga. Entonces podría darse la situación de que alguien que durante años se ha ‘portado bien’ no pueda acogerse a los beneficios de esta futura ley por haber participado en esta movilización. Si ello ocurre, los efectos de la demanda podrían terminar anulando el espíritu del proyecto”.

De acuerdo a lo informado por Navarro “el proyecto, en síntesis, propone que a los procesados se les rebaje dos meses por cada año cumplido, y en el caso de aquellos que ya hayan sobrepasado la mitad de su condena se les rebaje tres meses por año cumplido. Requisitos para acceder a estos beneficios es que la buena conducta se manifieste no sólo en el comportamiento disciplinario, sino que también en su participación en talleres, estudios realizados y actividades relacionadas con la prevención de la drogadicción y el alcoholismo. Además, queda claramente establecido que, cualquier cambio de conducta, en un sentido negativo, el beneficio se anula definitivamente”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *