PIDIERON AL PRESIDENTE RECHAZAR VOTO CONTRA CUBA

imagen-post-mediocs-cubanos

DIPUTADO NAVARRO Y Senadores Ávila y Lanvandero

SANTIAGO, abril 14 de 2003

Señor
RICARDO LAGOS ESCOBAR
Presidente de la República de Chile
Palacio de La Moneda
Presente.-

Excelentísimo Sr. Presidente de Chile:

Quienes suscribimos, parlamentarios de bancadas de distintos partidos de la Concertación e independientes, hemos estimado hacerle llegar la presente, para hacerle manifiesta nuestra preocupación por la posición que nuestro país adoptará, en la próxima sesión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, al tratarse la votación de una resolución en que se cuestione al gobierno de Cuba.

Quienes suscribimos, creemos firmemente que Chile tiene vocación de respeto a los derechos y libertades de las personas y los países. Salvo en contadas ocasiones de nuestra larga historia republicana nuestro país ha roto su apego a los principios en la búsqueda de soluciones por la vía del diálogo, en los cauces del multilateralismo, y siempre con un enorme respeto por la autodeterminación de los pueblos.

Quienes suscribimos, compartimos la visión muchas veces señalada desde el propio Gobierno, en el sentido de que la búsqueda de esta votación contra Cuba es un ritual, que requiere de posiciones no definidas por la coyuntura política internacional o por intereses comerciales, sino que necesita un debate abierto, democrático que incluya no sólo los puntos de vista de quienes consideran que en Cuba hay violación de los derechos de las personas, sino también que recoja la visión de quienes creemos que un embargo económico, sanitario y alimenticio de 40 años es inaceptable.

Quienes suscribimos, Sr. Presidente, creemos que Chile puede y debe liderar la opinión de nuestra región y nuestro continente. Existen las condiciones para ello. Por eso, así como en otros temas que afectan y tocan a miles de compatriotas o residentes en nuestro país, como es el caso del conflicto palestino-israelí, Chile en esta ocasión debe apegarse más que nunca a su doctrina histórica.

Quienes suscribimos, tenemos la convicción de que no es posible que exista en la opinión pública, nacional e internacional, que nuestro país votará pensando en las conveniencias y presiones derivadas del interés de vuestro Gobierno por el Tratado de Libre Comercio que Chile firmará con Estados Unidos.

Quienes suscribimos, hemos seguido de cerca durante muchos años los procesos ocurridos en las Naciones Unidas. Así, constatamos, por ejemplo, la votación producida el 3 de mayo de 2001, en que Estados Unidos perdió su condición de integrante de la Comisión de Derechos Humanos, que ostentaba desde su creación en 1947, expresando en este sentido un sentimiento mayoritario de rechazo a un doble estándar que esta nación ha mantenido en torno al tema.

Quienes suscribimos, hemos podido también comprobar como durante más de una década, la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el voto de Chile, aprobó las resoluciones 4719, 4816, 4909, 5010, 5117, 5210, 5304, 5421, 5520, 5711 y 5608, planteando la “necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, aludiendo para ello el “respeto estricto de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, reafirmando, entre otros principios, la igualdad soberana de los Estados, la no intervención y no injerencia en sus asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacionales, consagrados, además, en numerosos instrumentos jurídicos internacionales”.

Quienes suscribimos, convencidos que Estados Unidos, pese a no ser miembro permanente de la Comisión de DD.HH. es el principal impulsor de una resolución contra Cuba en esta instancia, no puede pretender condenar situaciones internas de otra nación soberana, sobre todo cuando muchas o todas ellas, son consecuencia de sus propios actos, y, especialmente, cuando en el contexto internacional que vivimos, cobra especial importancia el que Estados Unidos no ha cumplido con ninguna de las resoluciones antes citadas.

Quienes suscribimos, lamentamos que la participación de Chile en el Consejo de Seguridad de la ONU -y pese a los esfuerzos realizados por S.E.-, no haya logrado alcanzar soluciones pacíficas que evitaran la invasión y la guerra en Irak, y asumimos que la posición del Gobierno, contraria a debatir sobre los alcances humanitarios de este conflicto en la Comisión de DD.HH., efectivamente obedecía a la convicción de abordarlo en el Consejo de Seguridad.

Quienes suscribimos, creemos representar la opinión de muchos chilenos, que al igual que nosotros, y pese a las distintas visiones que tengamos sobre el proceso que Cuba realiza y que lo sitúa en los primeros lugares mundiales y latinoamericanos en materia de Salud, Deporte y Educación, reconocen, valoran y respetan la actitud solidaria que el Gobierno y el pueblo cubano tuvieron con miles de compatriotas que debieron salir del país durante los oscuros días de la dictadura.

Quienes suscribimos, agradecemos profundamente la acogida que hoy, pese a sus limitaciones y carencias materiales, el Gobierno de Cuba brinda a cientos de jóvenes chilenos que, independiente de su condición socio-económica, han sido becados principalmente en las escuelas de medicina y de educación física de ese país, y que con seguridad, significará a su regreso, un importante grado de compromiso social en el desarrollo de sus profesiones.

Quienes suscribimos, hemos creído necesario, por todo lo anteriormente expuesto, solicitar a S.E., en su calidad de conductor y responsable máximo de las relaciones exteriores de nuestro país, instruya a nuestro representante ante la Comisión de derechos Humanos, para que conforme a nuestra historia, tradición republicana y principios de gobierno, se abstenga o rechace un voto que busque condenar a Cuba, independiente de las acciones que el Gobierno busque desarrollar de manera bilateral para apoyar los procesos sociales y políticos, que el propio pueblo cubano quiera darse a través de la acción de sus representantes electos y su Gobierno.

ALEJANDRO NAVARRO BRAIN

DIPUTADO

JORGELAVANDEROS ILLANES

SENADOR

NELSON AVILA CONTRERAS
SENADOR

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *