“Piñera debiera donar todas las utilidades que ha obtenido desde que fue electo”

Senador Navarro dijo que “una parte podría de ese dinero podría ir a Haití”:

chicureohoy-pesos-chilenos1

Reiterando que “no es bueno ni para él, ni para el país que el nuevo período presidencial no esté centrado en lo que será su gobierno, sino en el conflicto evidente de intereses que se generaría entre sus negocios y el ejercicio del cargo público más importante del país”, el senador Alejandro Navarro dijo que “así como la derecha insistió en cuestionar que la Presidenta Bachelet y los ministros recibieran el reajuste del sector público, el que hoy todos donan, Piñera ahora debiera dar el ejemplo y hacer lo mismo”.

El parlamentario dijo que “es impresentable que se quiera hacer pasar como un hecho normal que el Presidente electo perciba ganancias por más de 193 mil millones de pesos, como si eso no afectara la transparencia y credibilidad de la tantas veces emplazada y nunca asumida contradicción entre el ejercicio de cargos de representación popular y la condición de activo empresario y operador bursátil. Cada vez que se ha hecho el símil entre Piñera y Berlusconi éste se molesta, pero la verdad es que no hizo ni está haciendo ningún esfuerzo por querer cambiar esa percepción”.

Navarro dijo que “si Piñera fuese sólo empresario y se dedicara a eso, no habría ningún problema en lo que haga con sus negocios y los millones que gane. Pero en este caso en particular, es demasiado evidente que el mercado y la bolsa han reaccionado, como era previsible, ante el triunfo de Piñera. Nadie podría haber pensado que la elección de Piñera no iba a generar ningún efecto en el sistema financiero. Por eso creemos, que considerando que estas millonarias ganancias se las debe a sus electores, a los apoderados, al sistema y al proceso electoral en su conjunto, Piñera debiera dar una señal y además de vender esas acciones, debiera donar esos recursos a instituciones o incluso hacer una donación al pueblo de Haití”.

Finalmente, el legislador señaló que “hemos llegado a un punto en que la necesidad de separar legalmente la relación entre negocios y política es perentoria. No podemos seguir sosteniendo este sistema, con donaciones secretas y candidatos cuyas acciones se disparan tras ser electos. Eso sólo contribuye a profundizar el descrédito de la actividad política y le hace pésimo a la democracia. Espero que podamos seguir perfeccionando la legislación para hacer más transparente el financiamiento de la política, de manera que no se convierta en un negocio más”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *