Por irregularidades del Serviu, 541 familias llevan 3 años esperando sus viviendas

Con el fin de que se investigue el retraso de la construcción del proyecto habitacional denominado “Adela Ester”, en Coronel, que desde hace 3 años tiene a 541 familias esperando la construcción de sus viviendas, luego de haber sido afectados por el terremoto del 27F, el senador del MAS Alejandro Navarro llegó hasta la Contraloría Regional, a pedir que se determinen y aclaren las irregularidades, toda vez que el Serviu pagó grandes sumas de dinero a la empresa Ruival Ltda. por concepto de subsidio habitacional y de habilitación y compra de terreno por obras que, finalmente, quedaron abandonadas por la empresa”, expresó el legislador.

 

Imagen: radiodonmatias.cl

Dentro de las diligencias solicitadas, Navarro comentó que se contemplan que el ente fiscalizador “oficie a Serviu para que informe por la compra y calidad del terreno adquirido, los subsidios otorgados, los estados de pago, las fiscalizaciones efectuadas, el por qué de los retrasos del proyecto y la paralización del mismo. Además, para que informe qué ocurrió con las.15.341,82 U.F. entregadas por concepto de obras ejecutadas de un total de 22.428,96 UF asignadas al desarrollo del proyecto, para la ejecución de una obra aún mantiene a las familias beneficiadas  sin viviendas”.

 

El Proyecto “Adela Ester” de Coronel, fue aprobado en 2011, en el marco del programa “Reconstrucción Nacional de Vivienda Chile Unido Reconstruye Mejor” del “Fondo Solidario de Vivienda Construcción en Nuevos Terrenos. La iniciativa se conformó por siete Comités, con un total de 541 soluciones habitacionales más las correspondientes obras de equipamiento, como áreas verdes y sedes sociales, todo de acuerdo a la reglamentación vigente, los cuales obtuvieron los subsidios para la construcción que se integran por familias damnificadas del terremoto del 27 de febrero y familias de línea normal. El proyecto contemplaba: la compra de terreno, la habilitación de terreno, y la construcción de una viviendas de aproximadamente 50 m2.

 

El 26 de septiembre de 2011 los comités firmaron contrato con Las entidades participantes según Contrato Constructivo (DS.174) de Serviu: la Constructora Ruival Ltda. y la Entidad de Gestión Inmobiliaria Social Quai.

 

El parlamentario reiteró nuevamente que “los terrenos adquiridos fueron de propiedad de una empresa ligada a la Constructora Ruival Ltda., denominada Inmobiliaria Adela Ester, los cuales se adquirieron por Serviu, para el Proyecto a razón de UF. 0,67 m2, a fecha 06-12-2010. Y que luego se compró por 70 millones y se vendió a razón de comités por más de 1.325 millones”

 

Navarro denunció que “uno de los subsidios entregados por el Estado, fue el de habilitación del terreno, para financiar las obras de extracción del terreno blando actual y la colocación de un material idóneo y compactación de calidad. Sin embargo, estos rellenos controlados no se han ejecutado conforme a la mínima práctica para estos casos, pero, aún así fueron pagados por Serviu. Ejemplo de ello, entre otros, es el  en el  Lote 3 Mza A_B, donde no existe avance, teniendo los rellenos cobrados y pagados en un 100% desde fines de mayo 2012”.

 

El legislador del MAS resaltó que “en respuesta a una carta  de un particular presentada ante el Serviu, en busca de información sobre el proyecto, la entidad se opone a la entrega de documentación solicitada, e informa el 8 de Mayo de 2012 que el proyecto “no tiene estados de pago presentados, y por ende no existen facturas canceladas a la fecha por este servicio”. Sin embargo, ya existían pagos realizados a la Constructora Ruival Ltda., como lo señala el documento Serviu-Región del Biobío denominado Ordinario 15817 de fecha 26 de Octubre del año 2012; Informe de avance de obras de fecha 30 -03-2012 por un monto de Uf. 6.665,77. e Informe de avance de obras de fecha 30-03-2012 por un monto de Uf. 8.676,05, firmados por funcionarios de Serviu en su calidad de Inspectores Técnicos”

 

“Es decir-continuó- a menos de treinta días del inicio de las obras, el Serviu Región del Biobío había cancelado a la Constructora Ruival un monto total de UF. 15.341,82 por concepto de obras ejecutadas”.

 

Del mismo modo, la presentación resalta que luego se realiza un informe de avance de obras de fecha 30 de marzo de 2012, por un monto de UF. 2.809.61, informes firmados por los mismo funcionarios Serviu en su calidad de inspectores técnicos, a pesar de que no habían avances que respaldaran dichos pagos.

 

El senador dijo además que “dentro del contrato firmado por los Comités estaba acordado que en un plazo de 120 días corridos y contados desde la fecha de inicio de la obra, se debían construir 7 casas piloto. Estas debían haber estado terminadas el 1ro de julio, lo que tampoco se concretó. Sólo entregaron una en noviembre de 2012. En esta casa queda de manifiesto que la enfierradura no corresponde a la indicada en las especificaciones técnicas, ejemplo de ello son los hormigones utilizados fueron hechos a mano, y no se encuentran Certificados”.

 

Finalmente destaca el Senador, “ya no hay más plazo para las familias y diremos al Ministro lo grave que ha sido este proceso; esta licitación fue un cheque en blanco para la constructora, que provocó las deudas millonarias de subcontratistas, los cuales a la fecha aún están sin respuesta del Serviu. Además resaltaremos la relación directa de funcionarios de esta entidad en este proyecto”

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *