Presentan querella contra asesinos del cóndor ‘El Ché’

Diputado Navarro, Conaf, Codeff, Parque Metropolitano y ambientalistas

condor

Una querella criminal contra quienes resulten responsables de la muerte del cóndor ‘El Ché’, el que fuera encontrado muerto con 28 perdigonazos, el pasado 20 de agosto, en el sector del Alfalfal, en San José de Maipo, presentaron el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de de Medio Ambiente; Jenia Jofré, presidenta del Comité Nacional pro Defensa de la Flora y Fauna, Codeff; Eduardo Pavéz, director del Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino; Carlos Ravanal, director de la Corporación Nacional Forestal de la Región Metropolitana; Teresa Rey, directora del Parque Metropolitano y María Dolores García, presidenta de la Unión de Ornitólogos de Chile, ante el Segundo Juzgado de Letras de Puente Alto.

El parlamentario indicó que “esta querella se plantea en mérito de las consideraciones de hecho y de derecho que invoco y en atención a lo dispuesto en los artículos 93 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, por el delito de caza prohibida de especies de la fauna silvestre, que establece la ley Nº19.473, de Caza, en su artículo Nº30.

El legislador socialista dijo que “el 19 de agosto de este año, Eduardo Pávez, director del Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino, tomó conocimiento que en un fundo de la zona del Alfalfal, comuna de San José de Maipo, unos excursionistas encontraron dos cóndores muertos de 28 impactos. Esta impactante situación afecta enormemente al programa mencionado, toda vez que estos dos cóndores formaban parte de un proyecto binacional que había liberado hace siete meses a ocho polluelos en el sector de Yerba Loca, reserva de la CONAF, en la precordillera de los Andes”.

“En efecto -agregó Navarro- entre las aves, el cóndor ha sido siempre una de las especies más perseguidas por el hombre. Esta persecución desmedida ha originado el desaparecimiento de esta hermosa especie, de muchos de los lugares en donde habitaba. Así, por ejemplo, no se ha visto ni un ejemplar en Venezuela, desde 1912. En Colombia es escaso, y en Chile, Perú y Bolivia sólo se observa en contados lugares”.

El diputado dijo que “más allá del grave daño que esta situación provoca, es preocupante que la muerte de los cóndores se haya producido en un recinto con control militar, porque uno entiende que debería llamar la atención de los uniformados si ingresan personas armadas. También implica que es necesario sensibilizar a los militares respecto de la gravedad del hecho, que afecta a una especie en peligro de extinción. Ante estas situaciones pediremos a la Ministra Bachelet que se investigue”.

El parlamentario recordó que “de acuerdo a la ley Nº19.473, de Caza, publicada en el Diario Oficial el 27 de septiembre de 1996 y que sustituyó el texto de la Ley Nº4.601, sobre Caza, y el Artículo Nº609 del Código Civil, se señala que se considera “Especies vulnerables” a las especies de la fauna silvestre que por ser objeto de una caza o captura intensiva, por tener una existencia asociada a determinados hábitat naturales que están siendo objeto de un progresivo proceso de destrucción o alteración, o debido a la contaminación de su medio vital, o a otras causas, están experimentando un constante retroceso numérico que puede conducirlas al peligro de extinción. Esta es la situación del cóndor, una de las 92 especies vulnerables, según el Libro Rojo de los Vertebrados Terrestres de Chile”.

Navarro señaló que “según el artículo 3, del título II “De la Caza o Captura”, de la señalada ley de Caza, se prohíbe en todo el territorio nacional la caza o captura de ejemplares de la fauna silvestre catalogados como especies en peligro de extinción, vulnerables, raras y escasamente conocidas, así como la de las especies catalogadas como beneficiosas para la actividad silvoagropecuarias, para la mantención del equilibrio de los ecosistemas naturales o que presenten densidades poblacionales reducidas”.

“En tal sentido -agregó- el artículo 30 de la señalada ley sanciona con prisión en su grado medio a máximo, con multa de tres a cincuenta unidades tributarias mensuales y con el decomiso de las armas o instrumentos de caza o captura a quienes: ‘cazaren, capturaren o comerciaren especies de la fauna silvestre cuya caza o captura se encuentre prohibida'”.

El legislador del PS indicó que “por eso tener hemos interpuesto esta querella en juicio criminal, en contra de quienes resulten responsables por la infracción, pidiendo la aprehensión, prisión preventiva, encargar reo, acusar y en definitiva condenar al máximo de la pena asignada por la ley respecto del delito en cuestión y al pago de las indemnizaciones que procedan”.

Ver Querella Criminal

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *