Presentaron primera querella criminal por grave daño de Bocamina II al medio ambiente

  • El vicepresidente del Senado y miembro de la Comisión de Medio Ambiente rechazó la postura de Endesa de negarse a responder a las pretensiones de algueras y pescadores afectados por la contaminación de la termoeléctrica y anunció que “en defensa de ellos, junto al abogado Lorenzo Soto abriremos un proceso judicial que los obligue a responder por sus daños”.

Imagen: Soychile.cl

Ante el Juzgado de Garantía de Coronel, el senador Alejandro Navarro, junto al abogado que tiene a su haber varios éxitos en contra de centrales termoeléctricas, Lorenzo Soto, y el sindicato de algueras y pescadores artesanales de Caleta Lo Rojas, darán comienzo a la primera batalla judicial en contra de la Central Endesa Bocamina II “por el concepto de daño ambiental que ha sentenciado de manera irreversible a estos trabajadores a perder su fuente laboral y, por ende, la estabilidad económica de cientos de familias”, expresó el presidente del MAS.

 

El senador Alejandro Navarro advirtió que el panorama para la empresa es completamente desfavorable: “Que Endesa proponga como única alternativa de resolución del conflicto con los vecinos el escenario de los tribunales, sólo nos da a entender que están muy equivocados. Esta actitud de Endesa motivará a que la presión social se mantenga en la calle y siga creciendo cada vez más, llevando a empeorar la situación, esto dado que los vecinos y los sectores afectados no están dispuestos para una lucha sólo en los tribunales”.

 

Sin embargo, agregó: “Ahora, bien, si Endesa tanto requiere que las peticiones ciudadanas sean resueltas a través de la Justicia,  pues así lo haremos y mañana es el primer paso, aunque la realidad concreta allí en la playa de Coronel condena a Endesa de manera inmediata como un vecino perverso, contaminante y despreocupado de la suerte de su entorno”.

 

La acción judicial a la que se refiere Navarro representó a 8 sindicatos de algueras y  pescadores artesanales que agrupan en su conjunto a más de 744 trabajadores del mar de la Caleta Lo Rojas, quienes quedaron definitivamente sin trabajo en marzo de este año y que vieron mermado su progreso tras la puesta en marcha de Bocamina II desde el año 2007. “En la presentación –detalló Navarro- entregaremos evidencias irrefutables de que el daño que ha causado la captura de agua con recursos marinos es evidente. Son decenas y decenas de toneladas de crustáceos, peces, microalgas absorbidas diariamente en el proceso aniquilador que hoy sostiene Bocamina II en su etapa de marcha blanca, daño que pretendemos detener sea como sea”.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.