“Presidenta: debemos proteger la industria de acero nacional o los efectos serán catastróficos”

acero

Parlamentario del MAS recordó que, “el Gobierno de China rebajó los impuestos a distintos tipos de acero producido en esa nación y que se exporta al extranjero”.

“Europa y Estados Unidos ya han tomando medidas ante esta situación. Es hora de que en nuestro país se evalúen medidas más drásticas para proteger a la industria nacional, de otra forma, mas de 100 mil personas podrían verse afectadas por esta crisis”, agregó.

Moción fue presentada por una veintena de senadores de todos los sectores políticos.

Haciendo un llamado a la Presidenta Michelle Bachelet, para que “adopte las medidas necesarias para evitar que las importaciones de alambrón de acero y sus derivados compitan deslealmente con la producción de la industria nacional”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la votación que este martes se realizará en la Cámara Alta, por el Proyecto de Acuerdo de su autoría y que busca proteger a las empresas del rubro en Chile.

El parlamentario indicó que “CAP Acero y las empresas ligadas al rubro se encuentran en una delicada situación, debido primero, a que ha existido una fuerte caída de los precios de importación, lo que ha aumentado drásticamente la entrada de acero, principalmente chino, afectando con esto el volumen de ventas y participación de mercado para CAP Acero, traduciéndose en una baja en el precio de venta de sus productos y por ende, sus márgenes”.

“Y en segundo lugar”, continuó, “a la reciente medida del Gobierno de China de rebajar impuestos a sus exportaciones y cuyos productos representan en la actualidad aproximadamente un 83% del total de las importaciones chilenas de alambrón, afectando con esto no solo a Huachipato, sino que a más de 400 pymes del Biobío”.

“Por lo que si no tomamos una drástica y rápida médica, tendremos otra gran catástrofe en la industria nacional, ya que se perderán miles de empleos, afectando con esto a millares de trabajadores y sus familias, causando de esta forma otra gran crisis en una de las regiones con mayor desempleo en el país”, enfatizó.

“Es por dichos motivos”, agregó, “que parlamentarios de todos los sectores políticos nos han apoyado en este Proyecto de Acuerdo, puesto se entiende transversalmente la gravedad de este momento para las empresas nacionales del rubro”.

Cabe mencionar que la moción fue presentada, además de Navarro, por los senadores y senadoras Pérez San Martín, Muñoz, Bianchi, Chahuán, De Urresti, García, García-Huidobro, Girardi, Guillier, Harboe, Horvath, Letelier, Montes, Ossandón, Pérez Varela, Pizarro, Prokurica, Quinteros, Rossi, Tuma y Walker (Patricio).

El senador por la Región del Biobío recordó que “tras la crisis del acero el 2008, quebraron 110 negocios y desaparecieron de más de 3 mil empleos. Huachipato pasó de 2.700 trabajadores a solo los mil que tiene ahora”.

“Y lo que sabemos”, adicionó, “es que el margen de utilidad del alambrón fue negativo entre el 2011 y julio del 2015, por lo que la producción nacional hasta el 2014 se redujo en un 24,9% y las ventas en un 25,6%. Y en el primer semestre del año pasado, se registró otra caída, esta vez de un 6,3%”.

“Es decir”, nos enfrentamos a otra crisis, donde no solo industrias grandes como CAP Acero, Inchalam, Moly Cop o Cementos Bío Bío están en peligro, sino que también más de 400 pequeñas y medianas empresas, por lo que en el peor de los escenarios, más de 100.000 personas se podrían ver afectadas, debido al cierre de diversos negocios y la consiguiente pérdida masiva de empleos”.

El acero chino

El senador del MAS explicó que, “China produce aproximadamente la mitad del acero mundial, es decir, casi 1.6 billones de toneladas anuales. Además, las empresas chinas que fabrican este metal están produciendo mucho más de lo que venden, cerca de 441 millones de toneladas extras, de las cuales han logrado vender 100 millones de toneladas a un costo menor”.

“En otras palabras”, continuó Navarro, “China tiene en este momento más de 340 millones de toneladas extras de acero que necesita vender, y lo harán a precio mucho menores a los de mercado, aunque pierdan dinero en aquello”.

“Si a eso le sumamos la rebaja arancelaria a la exportación de distintos tipos de acero, establecida por el Gobierno de China y que partió el primero de enero, la situación es sin duda crítica para Huachipato”, enfatizó.

El senador por la Región del Biobío recordó que “las distorsiones existentes en el mercado y el incremento de las importaciones de acero de menor calidad y a precios más bajos desde China, forzaron a CAP Acero el año 2013 a tener que detener su línea de producción de planos y paralizar la operación de uno de sus altos hornos, obligándola a entrar en un fuerte proceso de reestructuración”.

De acuerdo al legislador, “en la Unión Europea más de 5.000 trabajadores perdieron su empleo por la misma situación. Por lo mismo, muchos países han establecido sobretasas arancelarias por hasta dos años, con la opción de prolongarlas. Estados Unidos, por ejemplo, impuso una salvaguardia del 110%”.

“Esto con el objetivo de enfrentar una industria como la china, que desde el año 2000 ha aumentado en más de seis veces su producción de acero líquido, la cual representa hoy cerca del 50% de la producción mundial”, elucidó.

“Por estos motivos”, añadió, “es que se deben estudiar y adoptar todas las medidas que sean necesarias, de carácter definitivas o provisionales que permita la ley, para evitar que las importaciones de alambrón de acero y los subproductos derivados de este, tales como clavos, alambres y mallas, compitan deslealmente con la producción de la industria nacional”.

“Y se debe velar por toda la cadena de valor de la industria vinculada al acero; empresas que dan valor agregado, como Moly cop o Inchalam, entre otras, puesto todas ellas, junto a CAP, dan trabajo directa o indirectamente a más de 100 mil personas”, manifestó el parlamentario del MAS.

“Junto a lo anterior”, agregó el legislador, “las medidas que se tomen deben ir de la mano con el establecimiento de una norma que resguarde la calidad del acero, ya que no queremos otro puente Cau Cau colapsando porque una de sus piezas, hecha con acero chino de menor calidad, se quebró”.

“Por esto es que reiteramos nuestro llamado a la Presidenta Bachelet: debemos proteger la industria de acero nacional y si es necesario, aumentar la salvaguardia a un 70%, de lo contrario, el efecto dominó será catastrófico para la Región del Biobío y nuestro país”, finalizó el senador Alejandro Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *