• El parlamentario manifestó que, “el montaje de la Operación Huracán y las 12 horas en que Carabineros no permitió la entrada a la PDI para el allanamiento, se han transformado en un nuevo 27F para nuestro país”.

  • “Pues la que fue calificada como la mejor policía de Latinoamérica, hoy pasa por sus horas más oscuras, con una creciente desconfianza y con mucha gente preguntándose cuantos inocentes están en la cárcel gracias a pruebas falsas”, agregó.
  • “Por ello”, continuó, “ante la crisis institucional y el alto grado de cuestionamiento que hoy existe, Carabineros requiere ser intervenido por el Estado de Chile”.

“Si pueden hacer montajes de lo que sea, entonces estamos en un Estado sin control”, señaló el senador Alejandro Navarro, ante la crisis institucional que afecta a Carabineros, esto tras la denuncia del Ministerio Público respecto a que la Operación Huracán sería un montaje por parte de los uniformados.

Al respecto, el miembro de la Comisión de DDHH del Senado indicó que, “aquí estamos frente a una crisis estructural de Carabineros y se ha afectado la fe pública de manera inconmensurable; lo ocurrido con la Operación Huracán marca un antes y un después, tras una larga lista de situaciones en que la sociedad percibió un actuar irregular de la institución y donde gente inocente fue declarada culpable”.

“Pues a lo largo de los años, en muchos casos la ciudadanía quedó con una gran duda respecto a lo que realmente había ocurrido, pues se manipularon pruebas, se utilizaron testigos encubiertos, o se emitieron informes falsos para inculpar a ciertas personas”, añadió.

Navarro recordó los casos de “Jorge Matute, Héctor Llaitul, Jorge Mateluna o la Machi Linconao, donde de una forma u otra la investigación de Carabineros cometió delitos, utilizando a delatores compensados y por cierto pagados, como Raúl Castro, a fin de obtener los resultados que ellos quisieran e inculpando a inocentes, algunos de ellos aun en la cárcel incluso, como Mateluna”.

“Por lo que el General Director, Bruno Villalobos, debe reconocer que esta es la peor crisis en la historia de la institución y que el sumario administrativo que se ha propuesto es una burla para el país”, enfatizó.

Las 12 horas más oscuras de Carabineros

El senador por la Región del Biobío reafirmó que, “aquí claramente se ha tocado fondo: Villalobos no está en condiciones de mantener su jerarquía sobre Gonzalo Blu, ya que este es su hombre de confianza y quien no solo es Jefe de la Dipolcar, por lo tanto, a quien se apunta como responsable directo del montaje en Huracán, sino que además fue cuestionado por el millonario fraude en la institución”.

“Por lo que esta crisis con la Fiscalía, supera todas las que han habido en su historia, rompiendo con el principio de autoridad y responsabilidad, ya que menoscaba el respeto en la calle a los Carabineros de más bajo rango y cuestiona enormemente al Alto Mando de la institución”, aseguró.

“Además”, continuó, “tras la negativa de Carabineros para que la PDI entrase a requisar información, diligencias que se demoraron 12 horas, debe haber una investigación suficiente para saber si hubo manipulación en los computadores durante ese tiempo en que no se permitió el ingreso a Investigaciones”.

“Junto con ello, el Estado debe intervenir Carabineros, pues no se pueden hacer denuncias, ya que se termina con las víctimas siendo juzgadas. Hay una condición interna que debe ser revisada ya que todos los gobiernos del mundo tienen servicios de inteligencia que les permiten fiscalizar”, recordó.

Sesión Especial y Auditoría

“Aquí debe haber un antes y un después. La crisis en Carabineros del 26E debe ser tratada con la misma prontitud e importancia para nuestro país por el próximo gobierno como lo fue el Terremoto del 27F. La remoción de los altos mandos sería solo una medida y no resuelve los problemas de fondo, pues debe haber una revisión en los métodos de ascenso de los oficiales, del código militar, de su estatuto interno, del mecanismo como supervisan”, prosiguió.

“Por ello hemos dicho que el futuro Presidente Piñera, debe asumir que desde el 11 de marzo, debe trabajar en una profunda reforma a la institución, la que debe partir con una auditoría internacional que incluya a las mejores policías del mundo, como Scotland Yard de Inglaterra o la Interpol, ya que su primer desafío, para poder luchar contra la delincuencia, será reestructurar a Carabineros de Chile. Aquí no debe haber ningún ideologismo”, enfatizó Navarro.

Para Navarro, “Carabineros llegó a ser calificada como la mejor Policía de Latinoamérica, con uniformados de otros países viniendo a Chile a entrenar e instruirse, pero hoy claramente su alto mando ha pasado a ser parte de los impunes, tal como los casos de SQM, o en las colusiones de las empresas”.

Alejandro Navarro finalizó señalando que, “para la primera semana de marzo insistiremos en nuestro Proyecto de Ley que busca que sea el Congreso el que apruebe las nominaciones de los Altos Mandos de las FFAA y Carabineros. Junto con ello, solicitaremos una Sesión Especial en el Senado para tratar esta crisis”.

“Pues si bien hoy está en su momento más álgido, puede haber partido en 1994, cuando en ese entonces el General Director de la institución y ex miembro de la Junta Militar, Rodolfo Stange, se negó a renunciar ante el pedido del ex Presidente Eduardo Frei, creando una de las primeras crisis post Dictadura y que dejó una clara señal para los años venideros: que podría existir un marco de impunidad para algunos, por sobre la democracia y el principio de justicia”, sentenció el senador por la Región del Biobío.

PRENSA SENADOR

ALEJANDRO NAVARRO BRAIN