“Proteger a perros guías, es proteger a no videntes”

Diputado Navarro integrante de la Comisión Mixta de perros guías

perro-guia

Ayer la Comisión Mixta encargada de proponer la forma y modo de resolver las discrepancias producidas entre el Senado y la Cámara de Diputados, respecto del proyecto de ley que regula el uso de perros guías, de señal o de servicio de personas con discapacidad, aprobó por unanimidad este proyecto, cuyo objetivo principal es dotar a la generalidad de las personas con discapacidad de un mejor modelo de movilidad y seguridad a través del uso de perros guías. Por tratarse de normas para personas con discapacidad, se prefirió insertar estas normas dentro de la Ley 19.284, cuyo fin es, obtener la plena integración de las personas con discapacidad en la sociedad, y velar por el pleno ejercicio de los derechos que la Constitución y las leyes reconocen a todas las personas.

Navarro señaló que: “es necesario en el respeto que le debe la sociedad a quienes sufren de alguna discapacidad, que se entienda que los perros guías son los ojos del no vidente y por lo tanto debemos echar abajo todas las limitaciones que la sociedad impone hoy en día a estos animales, ya que estos perros representan parte vital del ser humano que lo posee. Por lo tanto las disposiciones de restricción de acceso de animales a lugares públicos y privados, al tratarse de perros guías debe ser abolida y por tanto se debe posibilitar el acceso de ellos al metro, restaurantes, servicios públicos, etc. eso es una señal de tolerancia. Es por ello que, vamos a trabajar en conjunto con Carabineros de Chile y con las ramas de las FF.AA., a fin de que estas en tiempos de paz, puedan contribuir a la preparación y formación de estos perros”.

El proyecto también hace referencia al régimen de multas contemplados en la Ley 19.284, aplicable a aquellos que impidan o dificulten el ejercicio por parte de las personas con discapacidad, de los derechos conferidos en dicha ley, por lo cual, llama profundamente la atención que estas se encuentren limitadas a multas de 1 a 3 UTM, es decir, de un monto máximo inferior a $100.000 (pesos), sólo susceptible de ser duplicado en caso de reincidencia.

Por estas razones, el proyecto aumenta las multas aplicables a toda persona que por sí o en representación de otra, natural o jurídica, por causa de acto u omisión arbitraria o ilegal, entorpezca o impida a una persona con discapacidad ejercer cualquiera de los derechos y beneficios consagrados en la Ley 19.284, a un rango que va entre 50 y 200 unidades de fomento, las que se duplicarán en caso de reincidencia.

Finalmente, agregó que :”tomando en cuenta que por regla general, las personas con discapacidad son indefensas, se considera que impedir u obstruir el ejercicio de sus derechos, no sólo atenta contra su integridad física y moral, sino que además, constituye una conducta mucho más grave y despreciable que la que tiene el que atenta contra los derechos de personas que se encuentran en mejor posición para hacer respetar sus derechos. Por lo que, en el informe aprobado se señala en el artículo 49-A.- que: “El que causare herida, trauma o muerte injustificada a un perro de asistencia, será obligado al pago de las cuentas veterinarias y de los costos de reemplazo del perro a su dueño, si aquél no pudiere seguir ejerciendo sus labores o fuere muerto, sin perjuicio de la responsabilidad civil indemnizatoria correspondiente.”

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *