Pymes: Endesa Italia no respeta a empresarios chilenos

Pequeños empresarios del Biobío llevaron a cabo un acto de desagravio en contra de Endesa, entidad correspondiente a la gigante italiana Enel, famosa por los daños socioambientales en el sector de Lo Rojas en la comuna de Coronel con uno de sus proyectos termoeléctricos Bocamina. En esta oportunidad, el senador Alejandro Navarro y el abogado Adolfo Ortega llegaron hasta el lugar en donde “expresaremos lo ahogados que están económicamente estos proveedores de alimentos y emprendedores de esfuerzo, pues la transnacional les adeuda cerca de 2 mil millones de pesos, y hasta la fecha su paga ha sido tener que pensar en perder su dinero”.

Imagen: www.cincodias.com

El parlamentario del MAS, quien a su vez es miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, comentó que “la deuda se origina en tiempos en que estos proveedores de colaciones y almuerzos entregaban sus servicios a la construcción y puesta en marcha de la ampliación de la generadora de electricidad, Bocamina, la monstruosa contaminante central Bocamina II”.

En particular, el senador Alejandro Navarro manifestará cómo las empresas a quienes les adeudan: F F Instrumentacion, Consultel Ltda., Servicios de Alimentación Le Gourmett, Sociedad Comercializadora Imelev, Yenny Ortiz Gallardo (Transporte), Montajes RM Ltda., Emsif Ltda., Sea Service Ltda, han sido perjudicadas por las empresas deudoras: Tozzi Chile, Sea Service Ltda. y Tecnimont, las cuales le tienen retenido los pagos por aproximadamente $1.837.000.000.

Asimismo, en la actividad, paralelo al anuncio de Navarro sobre agendar una reunión con el gerente de proyectos y Obras de Endesa Chile, Marcelo Álvarez, para buscar una pronta solución a la problemática, el líder del MAS dará a conocer las intensiones de abrir un nuevo flanco judicial en contra de la empresa por el origen y permanencia de estas deudas. A lo que afirmó: “De seguro son asuntos que añadiremos a nuestra ofensiva que estamos preparando percutir en Italia, ante el Grupo Enel. Tenemos pensado exponer ante el Parlamento Europeo y el Congreso italiano la brutalidad destructiva de Endesa de Enel y cómo su Termoeléctrica Bocamina ha llevado a vecinos, trabajadores del mar y su ambiente a una crisis que no queremos creer, pero que lamentablemente es irreversible”.

 

“El síndrome de ejecutar a los pequeños empresarios”

Así definió  Navarro al “descarado fenómeno de las grandes empresas que después de recibir el servicio, se corren con el dinero que deben cancelar y dejan en desahucio a los pequeños empresarios”. Y ejemplificó el caso de los trabajadores contratistas afectados por el Consorcio Cypco –Socoicsa, que fue la encargada de construir el proyecto Mall del Centro de Concepción, ligada al grupo económico de Marina Arauco y Mall Curicó. “Es increíble ver cómo se niegan a solucionar el pago de cerca de mil millones de pesos y, peor aún, presumiblemente mienten al señalar que según sus cuentas, la deuda no va más allá de 180 millones de pesos”, dijo el congresista, quien señaló esperar que “este tipo de actitudes que expresa el Consorcio, que hemos sabido discrimina con el pago de la deuda eligiendo a dedo a algunos para abonarle, mientras que a otros les dice que para el 15 de enero podría haber respuesta, esperamos sean sancionadas”.

Y enfatizó: “Los contratistas solo piden que se cancelen lo que ellos han invertido, porque es un contrato de obra vendida, es decir, tanto los materiales como la fuerza de trabajo lo han  puesto de su propio capital y el resultado es que tanto el Consorcio, como también los propietarios del Mall están trabajando con su dinero”. Lo que, como comentó el Senador, resulta ser un grave problema, ya que “los contratistas deben cancelar sus deudas con intereses, sin embargo el pago de la deuda atrasada no contempla pagos e interés alguno, por lo tanto hay una pérdida de capital neto”, aseveró.

Otro caso que recordó el senador del Biobío es la inconclusa faena vial que busca reponer y ampliar la Ruta 150 en 3 kilómetros, camino que une Lirquén con Tomé, en donde Navarro ha sostenido que el MOP y la empresa Edeco “han jugado con fondos públicos, exceptuando todo respeto por los trabajadores, proveedores y transportistas que han quedado a la deriva en recibir sus pagos”. Esto tras lo que denunció el parlamentario como “un inaceptable anuncio de la empresa Edeco que por supuestas dificultades económicas le solicitó al MOP poner término anticipado al contrato, cuando llevaba un avance de obra de 60%”.

En orden a este mismo tema, en aquella ocasión, el legislador afirmó que “se debe culpar a quien no ha hecho su pega que es fiscalizar la obra de Edeco S.A., empresa elegida tras licitación en la que compitió con 10 firmas y que al ser confirmada con su propuesta de faena evaluada en $4.414 millones, comenzó su labor el 2011; esa responsabilidad, a la que me refiero en esta historia corresponde a la Seremi de Obras Públicas del Biobío. Pues, lo dijimos y reiteramos, son ellos los encargados de que el proyecto concluya, como estaba acordado, en marzo de 2013. Sin embargo, no fueron capaces de anticipar este hecho, siendo garantes y responsables de lo ocurrido”, concluyó Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *