“Que dirigentes de Huachipato bajen de chimenea depende ahora de propuesta de la empresa”

  • El presidente del MAS sostuvo una cita con el gerente general, Ernesto Escobar; el gerente de Operaciones, Daniel González; y el gerente de Administración y Desarrollo Humano, Arturo Aguayo, para tratar los despidos y la protesta que llevan adelante 3 dirigentes sindicales en una chimenea de la siderúrgica.
  • Tras el encuentro, el congresista aseguró que “los gerentes están abiertos al diálogo, solo si se depone la protesta. En ese sentido, les plantee que ellos deben generar las condiciones que permitan que los trabajadores bajen de la chimenea y conversen sobre un piso mínimo favorable, para que el diálogo sea fructífero. Lo otro puede ser un diálogo al infinito que no es bueno para los trabajadores y tampoco es conveniente para la empresa”.
  • Desde las 14 horas de hoy llegarán 60 dirigentes sindicales de la Coordinadora Nacional No + AFP al acceso del patio contratista de Huachipato a apoyar a trabajadores.

 

Después de sostener un diálogo constante vía celular con los dirigentes sindicales que tienen tomada una chimenea de la Compañía Siderúrgica Huachipato en manifestación contra los despidos implementados por la empresa, el senador Alejandro Navarro llegó hasta la gerencia para conversar con las máximas autoridades la problemática: “Ellos plantean que están en una etapa crítica en donde un escenario posible es el cierre total, por lo que están tratando de salvar a la empresa. Me aseguraron que están dispuestos al diálogo con los trabajadores del sindicato 1, pero les expliqué que los operarios que están en las alturas no bajarán ‘de rodillas’ y que si quieren que terminen la protesta, que sea con una mesa de negociación que garantice un piso mínimo de beneficios a los trabajadores”.

 

La gerencia le explicó al senador del MAS que “los despidos han sido producto de la gran competencia, principalmente de China, y que los gerentes nacionales de la empresa piden que las pérdidas permanentes sean rebajadas, que exista equilibrio y que se aspiren a utilidades. Fue en ese plano que tuvieron que despedir en total 459 trabajadores el año pasado. Sin embargo, durante este año en adelante lo que vendría serán unos pocos acomodos al acotar servicios, sin despidos masivos, en pro de la eficiencia y productividad, nos informaron”

 

Ante ello, Navarro sostuvo: “Hemos planteado que ese proceso de acomodo señalado por los gerentes deba ser de la mano de los trabajadores; de que los despidos tienen que ser conversados, pactados, con respeto a los sindicatos, tanto N°1 como N°2, que defienden el derecho de los trabajadores. Y si la empresa tiene problemas, tiene que ser una empresa aliada con sus trabajadores”. A lo que añadió: “Es ideal, a mí parecer, que si han de haber desvinculaciones, tanto la empresa como la Corfo, por ejemplo, colaboren en promocionar a aquellos despedidos a otras entidades en donde puedan tener un trabajo igual o mejor”.

 

Asimismo, en cuanto a lo que ha sido la medida desesperada de los trabajadores de tomarse la chimenea, el senador comentó: “Si bien es una acción arriesgada, es también legítimo de que haya presión para poder tener claridad sobre lo que viene en la empresa, mejorar el flujo de información y poder así tomar las decisiones adecuadas y tener todo lo que esté al alcance para que la empresa ojalá no pueda recurrir más a los despidos”.

 

Por el momento no hay una mesa de diálogo, el líder del MAS dijo esperar “que en las próximas horas se produzca una instancia de negociación, porque sin diálogo no hay solución. Este conflicto, por su complejidad, no se va a resolver por radio o teléfono con los trabajadores del sindicato N° 1 de la chimenea”.

 

A lo que indicó: “Huachipato Talcahuano, que según sus propios gerentes me afirmaron ayer por la tarde, son ellos los capaces de solucionar los problemas y no necesitan de la intervención de la gerencia nacional de CAP Acero,  reiteramos: creemos que tienen que poner sobre la mesa un conjunto de compromisos que posibiliten la mesa de diálogo. La gerencia me dice que está abierta al diálogo, cuando se bajen a conversar, por lo tanto no es que ellos no quieran dialogar. Y así como lo expresé en la reunión, apoyo a los trabajadores y su solicitud de tener un acuerdo base mínimo, para que el diálogo sea fructífero, porque no sacan nada con dialogar y dialogar mientras la empresa sigue despidiendo”.

 

Navarro planteó entonces que “entre los acuerdos básicos que yo propongo es un periodo de tiempo en el que no se produzcan     despidos, para que los sindicatos y la Compañía Siderúrgica se den espacio para conversar sobre qué hacer como empresa para detener los despidos o para buscar juntos los mejores mecanismos que impidan disminuir la producción, porque con menos producción, se requerirán menos trabajadores”.

 

Por último, el legislador anunció que “desde ahora gestionaré que en marzo se convoquen a todos los parlamentarios nuevos de la zona a una reunión a fin de poder evaluar cuál será el futuro de Huachipato y ver cómo el Estado puede contribuir a que la empresa siga viva, dando empleo por sobre los actuales 2.800, produciendo acero y trate con dignidad a sus trabajadores”.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.