Reajuste de monto de ingreso minimo mensual

El señor NAVARRO- Gracias, Presidente.

Al parecer, el sentido del humor no abunda en la UDI, Presidente. Ni en la Senadora Von Baer ni en el Senador Coloma. Es un bien escaso.

Imagen: elrepuertero.cl
Señor Presidente, hemos escuchado de parte del Presidente de Renovación Nacional un llamado profundo, intenso, a veces duro, a que el Gobierno dé los 200 mil pesos como sueldo mínimo. Pero todo indica que quien manda en el Gobierno no es RN. Y ha quedado claro una vez más. No es Carlos Larraín. Es la UDI. La UDI popular que con este llamado a los 193 mil pesos, más bien debería llamarse la UDI empresarial.

Está claro que el Presidente Piñera no escucha a Renovación Nacional. Está claro que los 40 Diputados de la UDI y los 9 Senadores tienen su peso específico al interior del Gobierno. Y que, efectivamente, la Senadora Matthei, Senadora de la UDI, que siempre ha dicho que no tiene que haber sueldo mínimo, ojalá que no lo hubiera. Lo dijo cuando era Senadora, lo sigue creyendo como Ministra del Trabajo. Yo le respeto su consecuencia, pero estamos frente a un Gobierno que en los dichos y en los hechos cree que el sueldo mínimo o no debiera existir o debiera ser los 193 mil pesos.

El Senador Espina ha dicho que pedimos un salario populista. Ha llamado populista a Carlos Larraín. Y, Senador Espina, el populista ha sido RN: ha dicho 200.000 pesos. Y lo ha dicho en todos sus tonos y lo ha sostenido con valentía Carlos Larraín.

Y el Senador Espina se declara, por cierto, más partidario del presidencialismo. Yo quisiera decirle que soy un detractor del presidencialismo. Estas decisiones centralizadas, por cierto, son malas para la democracia.

El Senador planteaba que no le tiene miedo a los parlamentarios de Izquierda. Yo quiero decir que tampoco le tengo miedo a los parlamentarios de Derecha, y que estos juegos de ilusiones son extremo realista. No es juego de ilusiones pensar un salario de 250 mil pesos. No era para la Iglesia Católica, no lo es para la Oposición; no lo es ni para la Concertación ni para la Oposición.

Somos realistas. Es decir, el Chile de hoy puede hacerlo. Y con políticas de subsidio esto no se va a mejorar. O sea, con más becas, con las deudas, con más endeudamiento, no se va a superar. Aquí hay una crisis de modelo. Y ese es el tema que los trabajadores -lamentablemente, ya no están en las tribunas- debieran saber.

Una crisis de modelo. Este modelo de acumulación capitalista, este modelo neoliberal que efectivamente no discrimina, no redistribuye.

Estamos frente a un tema profundo de no distribución, de mala distribución, de pésima distribución del ingreso.

Cuando se nos señala que va a haber cesantía, mira… la verdad es que ya estamos cansados, digamos, de la demagogia y el chantaje. La verdad es que, si sube el sueldo mínimo, por cierto habrán variables que conjugar; pero, tal como se ha dicho en esta Sala reiteradas veces, no hay ningún informe concluyente que, si sube el sueldo mínimo, se va a ver afectada la capacidad de empleo, la cesantía en determinados niveles. Y estamos hablando, por cierto, de un sueldo de 200 mil pesos.

Se fueron los trabajadores del Líder, que estaban en las tribunas. Walmart llegó a Chile y se jacta de ser la empresa más grande del mundo, que no tiene sindicato, ah. Y destruye los sindicatos.

Y, por cierto, quería saludar a los valientes trabajadores, valientes dirigentes sindicales del Líder y Walmart, porque hay una campaña sistemática para destruirlos. Esa es la política que ha tenido Walmart en el mundo entero.

Señor Presidente, en los últimos 22 años la economía chilena ha crecido promedio 5 por ciento. Se ha dicho: 18 mil dólares per cápita. Pero estamos entre las 15 peores naciones de la peor distribución del ingreso mundial. El ingreso per cápita autónomo, en el 5 por ciento de los hogares más ricos, es -y escúchenme bien; lo dice la Fundación Sol-… “En el 5 por ciento de los hogares más ricos es 830 veces mayor que el del 5 por ciento de los hogares más pobres”. O sea, estamos en un país con una profunda desigualdad, y esa profunda desigualdad se da precisamente en los trabajadores que ganan el sueldo mínimo.

El Presidente Piñera, la Derecha, señor Presidente, llegó al Gobierno con promesas, y ahora gobierna con explicaciones. ¡Lo que escuchamos del Ministro son explicaciones y más explicaciones! Solo quisiéramos hechos, como los prometieron cuando querían ser gobierno.

En el desigual mundo del trabajo que existe no basta con crear empleos. Cuando se nos mencionan empleos, queremos empleos con dignidad.

Y esta amenaza de crisis permanente, de que va a haber un efecto catastrófico, por cierto debe tener presente que esa crisis ya existe. Hace dos años era el 11,6 la fuerza de trabajo -está tercerizada en subcontratación y suministro-; hoy es el 16.7 por ciento. Hay un millón 100 mil trabajadores que no tienen contrato; estos trabajadores trabajan 2 mil 100 horas al año. Es la carga laboral más grande del mundo. Y, por cierto, el 32 por ciento de los asalariados full time trabaja más de 56 horas a la semana.

¡Qué tiempos aquellos cuando los trabajadores en Chicago luchaban por ocho semanales! Nuestros trabajadores chilenos tienen la carga laboral más grande del mundo. Y así lo dicen todos los estudios internacionales.

Termino, Presidente.

Señor Presidente, “¿cuánto vale tu trabajo?”. Esa es la pregunta que los trabajadores debieran hacerse cuando efectivamente dan esta pelea.

Nosotros queremos aumentar al sueldo mínimo para acortar las brechas de la desigualdad.

Un gerente general de una gran compañía chilena tiene una renta 102 veces -¡102 veces!- más alta. El año 2010 era 91. Así, señor Presidente, en cualquier año, un gerente general, el 3 de enero, a las 15:30 horas de la tarde, ya ha ganado lo que un trabajador se demora un año en ganar, en tres días.

Es por eso que esperamos que este Gobierno revise su situación. Yo espero que cuando seamos Gobierno, la Oposición que podamos comprometernos con los 250 mil pesos, el 2015; no el 2016, no el 2017. Creo que es un esfuerzo que hay que hacer, y la única manera de que nos crean como Oposición es comprometernos que cuando seamos Gobierno -yo espero el 2014- al 2015 podamos tener el sueldo de 250 mil pesos.

Voto en contra de este presupuesto “ratón”, señor Presidente.

He dicho.

¡Patagonia sin represas!

¡Nueva Constitución, ahora, señor Presidente!

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.