“Rechazo a Central Pirquenes no es definitivo con esta legislación ambiental”

Refiriéndose a la votación de la Comisión de Evaluación Ambiental en la que por ocho votos contra cuatro se rechazó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la Termoeléctrica Pirquenes de la transnacional SW Business S.A., que buscaba instalarse en Laraquete, provincia de Arauco, el senador Alejandro Navarro sostuvo que “se ha ganado una batalla, dentro de un proceso que puede ser aún más largo. El rechazo de la DIA de esta central, cuya inversión declarada es de US$82 millones, equivale solo a la exigencia de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), informe que puede ser abordado por la empresa y dada la legislación existente, que está hecha a la medida para la aprobación de estos proyectos, ésta podría siendo finalmente aprobada”.

 

Imagen: veoverde.com

En ese cercano escenario, Navarro llamó a que “la región tome una posición. El intendente Víctor Lobos no solo debe votar en contra de un proyecto, sino que debe fijar los criterios básicos respecto del desarrollo energético de la región del Biobío, señalando que nuestra zona no requiere más termoeléctricas. En definitiva, que la política del Gobierno Regional sea la de no promover, aceptar ni avalar ninguna termoeléctrica más en la región”.

 

El problema de fondo que indica el presidente del MAS, es que “la actual legislación ambiental es extremadamente débil; la Superintendencia de Medio Ambiente, encargada de fiscalizar los eventos que puedan producir daño a los ecosistemas no posee la capacidad de fiscalización adecuada. Es una Superintendencia de papel lustre, que cuenta con una treintena de funcionarios concentrados en Santiago y que no contribuye a mejorar la credibilidad de la ciudadanía en el sistema”.

 

De acuerdo al parlamentario del Biobío, “los tribunales ambientales que fueron creados para resguardar el derecho de las personas, ese derecho constitucional de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, no están funcionando. De los tribunales existentes: Antofagasta, Santiago y Valdivia, solo está funcionando Santiago y en precarias condiciones, lo que daña la dignidad de esta nueva institución”, agregando que “hemos oficiado al Poder Judicial a fin de que nos puedan explicar por qué motivo se ha demorado la instalación de los tribunales ambientales y qué impide su funcionamiento adecuado”.

 

“La Central Termoeléctrica Pirquenes es solo una muestra de lo que la legislación ambiental en Chile puede desarrollar. Es decir, proyectos con graves problemas, que han sido aprobados de manera irregular y han sido amparados en la legislación anterior, siguen funcionando”, comentó el senador del MAS.

 

“Yo exijo una definición más taxativa a las autoridades regionales en rechazo no solo a este proyecto sino que un rechazo definitivo para instalación de nuevas termoeléctricas. Creo que la región no requiere de más termoeléctricas, pues crean daños irreparables y que promueven el cambio climático”, enfatizó Navarro.

 

Sobre oferta de termoeléctricas en el Biobío

 

Ante la cantidad de termoeléctricas en la Región, teniendo Coronel dos, Santa María de Colbún y  Bocamina I y II de Endesa, el senador Alejandro Navarro llamó a que “si las empresas quieren hacer negocios, tendrán que buscar refugio en la energía renovable. Allí apoyaremos todos los proyectos e incluso con subsidios del Estado”, afirmó el senador.

 

Asimismo, ante las críticas de alcaldes en contra de la instalación de termoeléctricas, particularmente en Coronel, Navarro señaló que “es la legislación la que lo permite y está en manos del gobierno cambiarla. Si este gobierno de derecha quiere dotar de mayor poder a los ciudadanos para proteger al medio ambiente y sus vidas, pueden hacerlo, pero no veo voluntad de avanzar en aquello”.

 

Navarro, también opinó que “la aprobación del nuevo Plan Regulador de Coronel que prohíbe la instalación de más termoeléctricas es una medida adecuada, pero a todas luces absolutamente anacrónica. Esto, pues, el daño social y ambiental de las centrales Bocamina y Santa María en la comuna son evidentes con solo visitar la zona, ver especies marinas varadas o escuchar el testimonio de los vecinos contaminados”.

 

El congresista llamó a preguntarse: “¿Por qué las autoridades que apoyaban este proyecto hoy día lo rechazan?”. Y agregó: “No basta con rechazar proyectos termoeléctricos, hay que legislar. Yo espero que los parlamentarios que se han manifestado en contra de este proyecto tengan la voluntad de legislar a fin de que la ley sea la que evite estas instalaciones, dado que la actual legislación lo permite”.

 

Por último, Navarro les exigió “coherencia a los parlamentarios de la UDI respecto a sus votaciones en materia medio ambiental, puesto que fueron ellos los que han avalado una legislación light y absolutamente pro empresarial”, concluyó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.