Reforma previsional: “Banco Estado debe ser AFP”

Senador Alejandro Navarro quiere cambios de fondos al sistema

no_mas_afp-inicio

El senador socialista Alejandro Navarro, señaló estar incrédulo ante el verdadero cambio estructural y de fondo que las AFP requieren. En este punto dijo que “yo estoy abierto a que legislemos, pero a que legislemos el tema de fondo, y en ese sentido consideramos de vital importancia que en la propuesta se incluya, entre otras cosas, garantizar el ingreso del Banco Estado al sistema y, a la vez, revisar el concepto de utilidades de las AFP, poniendo límites a sus ganancias”.

Navarro subrayó que “desde ya manifiesto mi postura de que se debe certificar que las comisiones sean competitivas y, además, que se deben crear mecanismos para evitar la fusión de las AFP, ya que cuando comenzaron eran 25 y ahora solo quedan siete. Esto nos hace poner también en el debate la cantidad de nuevos organismos que entrarán y cómo será el mecanismo para evaluar su calidad, su participación y su eficiencia en el sistema. Del mismo modo, las carteras de aquellas AFP con malos resultados, que perjudiquen al ahorro previsional, deben ser susceptibles de licitación”.

Además, el parlamentario indicó que “se debe avaluar con detención las barreras de acceso al sistema, de tal manera de hacer que la incorporación de los bancos y/u otras entidades no sean un objetivo irrealizable”.

Por otro lado, el senador Navarro criticó duramente a la oposición, señalando que “la derecha Pinochetista y populista pretende dividir el proyecto dado a conocer por la Presidenta Bachelet. Por un lado, manifiesta ante la opinión pública su posición favorable al aumento de las pensiones, pero dadas en el corto plazo y, por otro lado, no se pronuncia respecto al tema de fondo, es decir, a la reforma estructural del sistema previsional chileno. Aquí pareciera ser que el pinochetismo no quiere reforma. Sólo va por algunos cambios, pero no por la modernización completa heredada del dictador”.

En este contexto, el legislador dijo que “si bien la propuesta presidencial representa una solución extraordinaria para los problemas de los más desposeídos, es ahora el momento de realizar una reestructuración que garantice que el Estado no solo subvencione, ya que en los últimos 25 años hemos convivido con un sistema mezquino donde unos privados administran los fondos de los trabajadores, siendo beneficiadas las grandes AFP que obtienen todas las utilidades, en desmedro de los usuarios que reciben bajísimas pensiones”.

De acuerdo a los costos de implementación, Navarro señaló que “la reforma previsional costará aproximadamente 90 millones de dólares durante el primer año, financiados en su mayor parte por los recursos provenientes de las ventas del cobre. Por ello nos sentimos en la obligación de exigir que ese dinero vaya en beneficio directo para los trabajadores”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *