Región del Bío-Bío organiza Cabildo Pro-Defensa de la Educación Pública

Senador Alejandro Navarro es uno de los organizadores del evento:

educacion_publica

Reiterando su convicción de que “en este Gobierno no habrá Ley General de Educación, no sólo porque la derecha no quiere, sino porque estamos en medio de un diálogo de sordos, que no nos va a permitir sacar adelante la ley que se necesita”, el senador Alejandro Navarro dijo que a su juicio, “más que enfrascarse en un debate con los nostálgicos de la LOCE, lo que el Ejecutivo debiera hacer es enviar al Parlamento una propuesta de una Ley de la Educación Pública, una LEPU, para dejar claramente establecido nuestro interés por fortalecerla y mejorarla, y así, de paso, dejar en evidencia a los que, tras diversos y poco creíbles excusas, buscan eludir y postergar la necesaria reforma en educación”.

El parlamentario dijo que “la calidad, equidad y carácter público de la educación que los chilenos reclaman, es algo que uno puede oír y ver en las conversaciones con los estudiantes, los profesores y con los apoderados, que está reflejado en las encuestas y que no tiene que ver con desorden, caos o ingobernabilidad, como quieren hacerlo aparecer: se trata, ni más ni menos que de una demanda de la sociedad, que en su mayoría, entiende que de lograr estos objetivos dependerá la movilidad social y el futuro de sus hijos. Perciben que esta no es una ley cualquiera, sino la madre de todas las batallas legislativas”.

“Por eso -agregó- en la Región del Bío-Bío estamos organizando, en conjunto con numerosas organizaciones estudiantiles, profesores, académicos universitarios, padres y apoderados, y todos aquellos ciudadanos a quienes les importa el tema, un Cabildo Pro Defensa de la Educación Pública, que tiene como fecha de convocatoria el próximo 21 de junio, en dependencias de la Universidad del Bío-Bío. Queremos que este primer cabildo se convierta en un hito fundacional respecto del papel que debe jugar la gente común, los ciudadanos, las organizaciones y los actores del sistema educativo en general”.

Navarro dijo que “no se trata de un tema coyuntural, la educación es un tema permanente. Puede que hoy día estemos enfrascados en un debate restringido de la LEGE, al que se le quiere poner un corsé, reduciéndolo al acuerdo de las manos tomadas que tanto defiende la derecha porque mantiene el lucro y la selección, que es lo que lo único que les importa de la ley, pero mañana el tema será la educación superior, los problemas de financiamiento que viven las universidades públicas, y la subsistencia de los pilares fundacionales de la Ley General de Universidades: generación de ingresos propios y recuperación de crédito, entre otros”.

“En muchos discursos -prosiguió- el tema de la educación aparece a cada rato, pero hay mucho ruido y pocas nueces. El tema de la educación pública no depende del gobierno de turno, sino de las necesidades, esperanzas y sueños de todos los chilenos. Por eso molesta cuando todos hablan de Finlandia como ejemplo a seguir pero nadie dice que en ese país no hay educación privada ni subvencionada, que es en un cien por ciento pública, y que ocupa los primeros lugares de todos los rankings, porque se le destinan los recursos necesarios para que existan las mejores condiciones para su desarrollo, y porque es una educación coherente y compatible con un sistema económico más justo y equitativo, donde la clave del ascenso social, efectivamente, es la capacidad de cada uno”.

El legislador, presidente de la Comisión de Educación, dijo que “por eso esperamos que en este cabildo no exista sólo una voz o sólo una opinión. Invitaremos a los parlamentarios de la oposición a que también se hagan parte de este debate regional, porque además creemos que una región como la de Bío-Bío, por su envergadura territorial, sus riquezas naturales y su población, debe tener un capital social y humano acorde, de manera de poder efectivamente tener posibilidades mayores de desarrollo y crecimiento para todos sus habitantes”.

Navarro dijo que “la idea de abrir un espacio transversal e incluyente como un cabildo, justamente tiene que ver con que los representantes y autoridades se hagan cargo de lo que la gente plantea y demanda. No se trata en ningún caso de hacer populismo y prometer cosas que no se cumplirán, sino por el contrario, de canalizar las especificidades de una región como la nuestra, que tiene una gran ruralidad y un alto componente indígena que debe ser atendido con sus particularidades, al igual como debe hacerse con quienes viven en islas como Mocha o Santa María”.

Finalmente, el parlamentario señaló que “la dicotomía hoy no es tener LEGE sí o sí o quedarnos con la LOCE. De hecho, mucho de la LOCE persiste en la LEGE. Lo importante en este caso, cuando se trata de un proyecto que nació de la movilización de los pingüinos y no del programa de gobierno, es no imprimirle mayor velocidad a su trámite legislativo, sino debatir todo lo que sea necesario para que al final tengamos una buena ley, y no la que sea posible, pues si la ley se aprueba tal como está ahora, no será reformada dentro de la próxima década, lo que puede ser demasiado tiempo para miles de niños y jóvenes de nuestro país, especialmente, los más pobres”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *