“Reglamento indígena mutila Convenio 169, es discriminatorio y racista”

lorenza-cayuan

Presidenciable dijo que demandará ante Contraloría la ilegalidad de la medida, pues “dejar afuera las consultas indigenas sobre inversiones en sus territorios, por un simple reglamento, es negarles el derecho al medio ambiente y al territorio por secretaría”.

“Como discriminatorio y racista”, calificó el candidato Alejandro Navarro al Reglamento Transitorio Indígena, pues “disminuye los derechos que se consagran en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas, que es ley. Y los derechos que consagra la ley no pueden ser mutilados por un reglamento, que es una norma inferior. Esto es como si un reglamento inferior le quitara derechos legales a mujeres y niños. En suma, es ilegal, arbitrario y ridículo promover este reglamento”.

Navarro recordó que “el artículo 6 del Convenio de la OIT establece el deber de la consulta, incluso para megaproyectos e inversiones. Sólo en la dictadura de Pinochet se toleraba que los reglamentos violaran tratados de derechos humanos. AL parecer tienen razón aquellos mapuche que dicen que ahora estamos en otra dictadura: la del dinero, la del poder económico, que todo lo puede, incluso seguir extinguiendo a la cultura y al medio ambiente de los pueblos indígenas, como en Ralco”.

“Este acto de discriminación -agregó- que le quita a los pueblos indígenas el derecho a la consulta sobre megaproyectos en su territorio, obligará a los indígenas a hacerse escuchar por la fuerza. El reglamento transitorio no será transitorio. Les aseguro que buscarán la manera de extender su vida útil hasta que sea muy tarde, y cualquier intento de resistencia es equivalente a la aplicación de la ley antiterrorista contra los indígenas y militarización de las comunidades”.

El presidenciable anunció “que recurriremos ante Contraloría General de la República para oponernos a esta nuevo intento de mutilación del Convenio 169. Ya lo hicimos cuando el decreto del gobierno que promulgaba este tratado internacional, iba a recortar el texto aprobado por el Congreso y ahora, si esta situación se materializa, lo haremos de nuevo”.

Finalmente, Navarro insistió en que “el gobierno no puede borrar con el codo lo que firma con la mano. El Contralor deberá objetar el reglamento, y en ese caso ¿podrá la Presidenta insistir constitucionalmente en un reglamento que mutila un tratado-ley de derechos humanos? ¿Cómo será percibido por la comunidad internacional y los organismos de derechos humanos un reglamento impuesto de esta forma? ¿Podrá la presidenta seguir hablando del irrestricto respeto a los derechos humanos en Chile? ¿Será Viera-Gallo el que pague el costo de este nuevo desacierto que enloda la política indígena del gobierno?. Son muchas preguntas que, por ahora, lo más probable es que sigan sin tener respuesta”.

www.navarropresidente.cl

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *