RESERVA DE CINCO MILLAS PERMITE SUSTENTABILIDAD DE RECURSOS PESQUEROS

Diputado Navarro y propuesta pesquera industrial de entrar a espacio artesanal:

botespescadores-620x330

Su absoluta convicción y certeza de que la existencia de las cinco millas exclusivas de uso artesanal “permite la sustentabilidad de la actividad pesquera en el tiempo, por cuanto en los hechos es una reserva ecológica y ambiental, que ha permitido la recuperación de muchas especies que eran capturadas ilegalmente”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados.

Sobre lo mismo, el parlamentario señaló que “esta reserva que se hace dentro de las cinco millas, permite que nazcan crías y se renueven las especies, lo que beneficia también a los pesqueros industriales, toda vez que muchas de las especies que ellos capturan fuera de este espacio protegido se desarrollan dentro de él. Por lo tanto, no puede decirse -para tratar de justificar el ingreso de los industriales- que hay recursos dentro de las cinco millas que ‘se están perdiendo’. Para que ello no ocurra, entonces, habrá que ver que en la próxima ley quede establecida la declaración de zonas contiguas, donde los artesanales de una región o zona puedan pescar en una adyacente si existe el recurso suficiente”.

El legislador del PS afirmó que “es majadero insistir con esta propuesta, que se pretende es una respuesta a una supuesta intención de los artesanales de quedarse con parte de la cuota industrial. Todo ello es falso. Primero, lo único que han planteado los pescadores artesanales es que aquellos recursos que fueron asignados a los industriales, en el marco de la distribución de cuotas individuales, y que consideran especies que están dentro de las cinco millas, puedan ser capturados por ellos, porque no tiene sentido que ellos se establezcan como parte de la cuota industrial si están dentro de las 5 millas, y porque los artesanales no pueden capturarlas porque no corresponden a su cuota”.

“Una demostración de que con la existencia de las 5 millas no se ha querido perjudicar a nadie, y por el contrario, lo único que se ha buscado ha sido la conservación de la biomasa, es que en el marco de la discusión de la ley transitoria de pesca actualmente vigente, la discusión sobre este punto encontró absoluto consenso entre parlamentarios de todas las bancadas, permitiendo con ello que fuera incorporada a la ley. Antes de eso, la flexibilidad sobre este punto estaba sujeto a la discrecionalidad de la autoridad pesquera”, señaló el diputado.

Navarro indicó que “lo que aquí debe ocurrir es que en materia pesquera se avance y no se retroceda. En ese contexto, volver a plantear la entrada de industriales a las 5 millas es volver atrás, lo concreto es que tienen una cuota asignada para pesca de sardina y anchoveta y esa cuota deben capturarla fuera de las cinco millas. Si entran a las 5 millas, la flota se dedicaría a pesca de sardina y anchoveta todo el año, no solo en septiembre, se afectaría a los pescadores artesanales, las comunidades costeras que dependen de ese recurso y, lo más grave, se afectarían la sustentabilidad futura de los recursos marinos”.

“En todo caso -prosiguió- no hay que olvidar que la flota pesquera industrial sigue estando sobredimensionada y por eso quisieran derivar de manera permanente un grupo de esas naves al interior de las 5 millas. Entonces hay que ser honestos y decir que hay embarcaciones que sobrepasan todavía su esfuerzo de pesca y por ello no hay en que ocuparlos, y no al revés, diciendo que como hay tantas naves hay que dejarlas entrar a las millas de reserva artesanal”.

El parlamentario dijo que “por ello en el marco de la discusión de la nueva ley, el tema de las cuotas debe ser evaluado, ya que en la ley transitoria se incluyeron en la cuota capturas que eventualmente habrían sido obtenidas ilegalmente y eso hay que analizarlo, tal como ocurre con la llamada pesca de investigación del jurel -asignada individualmente- se autorizó captura de sardina y anchoveta para blanquear pesca ilegales de jurel, construyéndose de esa forma el registro histórico de captura de sardina y anchoveta, datos que se consideraron para el cálculo y la asignación de los límites máximos de captura”.

Respecto del argumento de los puestos de trabajo generados en el sector pesquero, Navarro dijo que “no es posible comparar el empleo que ofrece la flota industrial con la que puede ofrecer las embarcaciones artesanales, ni en número, ni en calidad de empleo, los pescadores artesanales en el país suman unos 45 mil, de los cuales 5 mil están dedicados a la pesca de la sardina y la anchoveta”.

El legislador indicó que “de todas maneras, aunque la captura de sardina y anchoveta la realizan los artesanales, es indiscutible que son materia prima que va a la industria pesquera, pero a través de un proceso de negociación con los artesanales. Si los industriales tuvieran acceso a esta captura directamente, estaríamos ante un proceso de integración vertical, tal como ocurre en el tema eléctrico, lo que no sería bueno para el funcionamiento del sector”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *