Salario juvenil: ‘Nueva forma de discriminación’

Diputados Navarro y Muñoz dijeron que tema debe abordarse de otra forma

chicureohoy-pesos-chilenos1

Su absoluto rechazo a la posibilidad de flexibilizar el salario mínimo para los menores de 24 años, como forma de superar las negativas cifras de empleo juvenil, que en la actualidad, triplican el promedio del país, manifestaron los diputados Pedro Muñoz, presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, y el diputado Alejandro Navarro, integrante de esa instancia legislativa.

Los parlamentarios reaccionaron de esta forma a las versiones de prensa donde el Ministro del Trabajo, Ricardo Solari, reconoció que se estudia dicha alternativa como modo de enfrentar el problema, siguiendo las recomendaciones planteadas por el Fondo Monetario Internacional.

Navarro señaló que comparte plenamente la prioridad de reducir el desempleo y manifestó su interés en que se estudien soluciones al respecto, sin embargo afirmó que “no creo que sea ésta la forma de combatirlo, solo será un nuevo motivo de discriminación para los jóvenes.”

“Estamos hablando -sentenció- de un sueldo mínimo apenas superior a cien mil pesos, casi $ 550 por la hora de labores, que, sinceramente, pienso que no es el problema y si lo es, habla muy mal de la sociedad que estamos construyendo, en que la dignidad del trabajo resulta tan poco apreciada.”

“Eliminar o modificar los tramos del salario mínimo -afirmó- daría la razón a quienes, en un plano general, siempre han abogado por terminar con éste como forma de enfrentar la cesantía.” “Si reconocemos -agregó- que eso funciona para los jóvenes, el paso siguiente es terminarlo para la generalidad de los trabajadores, lo que me parece muy inconveniente, pues equivale a la ley de la selva en materia laboral.”

El parlamentario indicó que “de aplicarse normas de este tipo se generará, en un breve plazo, el problema inverso, al preferir los empleadores este trabajo precario de menor costo, afectando las fuentes de trabajo de las personas de mayor edad.”

“Su eliminación -enfatizó- será una gran solución para el empresariado, que tendrá mano de obra más barata, pero afectará gravemente los derechos de los jóvenes trabajadores y tirará al suelo los avances en la legislación laboral.”

El legislador del PS expresó su convencimiento en que las vías de combatir el desempleo en los jóvenes son otras. “Por una parte -señaló- fortalecer las políticas de incentivo a su preparación profesional, aumentando las becas y el acceso al crédito estudiantil, retrasando con ello el ingreso al mercado laboral al que hoy muchos se ven forzados por la falta de oportunidades. No debemos perder de vista que se trata de jóvenes, cuya principal preocupación debe ser capacitarse para enfrentar posteriormente el mundo del trabajo con una mayor preparación y mejores perspectivas.”

“Por otra parte -añadió- se debe extender los planes de subsidios a la mano de obra en materia juvenil, fomentar los contratos de aprendizaje, utilizar las jornadas parciales y estimular la creación de capital de riesgo para iniciativas de este grupo etáreo.”

Navarro finalizó señalando que muchas de las medidas de flexibilidad laboral que se proponen, como las jornadas parciales ya se encuentran vigentes y fueron incorporadas en la reforma laboral, en tanto recalcó que “la ampliación de estos mecanismos solo son posibles en conjunto con un fortalecimiento de las organizaciones sindicales.”

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *