Sanción a transporte de desechos hacia vertederos clandestinos

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidente.

La verdad es que esta historia de los vertederos clandestinos se vive a diario y revelan la presencia de un problema mucho más profundo.

Y yo quiero decir que conozco perfectamente el proyecto, cuando lo vimos hace muchos años atrás, y el debate era, y en mi opinión sigue siendo, es que hay que multar al propietario de los residuos, no al conductor. O sea, aquí se sanciona al tipo que traslada y, por tanto, evidentemente el incentivo a la transgresión va a estar.

Aquí hay que desincentivar al propietario del residuo, al que va y contrata un negocio ilícito. Y, por cierto, el propietario del residuo tiene la posibilidad de mencionar si le pide al municipio o la forma más adecuada de cumplir con la ley.

Pero si, en definitiva, el propietario decide ahorrarse recursos, o porque ha hecho una ampliación ilícita y no puede dar cuenta al municipio, el delito surge, la falta surge donde se produce el residuo, no en quien la traslada. Porque terminamos sancionando al conductor, que lo más probable es que sea un simple conductor, que vive con su licencia, al cual lo vamos a multar o le vamos a quitar la licencia. Y el que provee los residuos, si son de generación permanente, va a seguir buscando nuevos conductores, porque siempre va a haber gente cesante, con licencia, para seguir cometiendo muchas más faltas y muchos más delitos.

Hay que ir a la fuente, no al traslado.

Uno puede sancionar el traslado, pero si no multa la fuente -y el debate que se dio en ese entonces, se mantiene en este proyecto-: el propietario de los residuos, no “El que encargue o realice”. Porque ahí significa quién es el que encarga. Cualquier persona. No existe. El propietario de los residuos.

¿Quién tiene que hacerse cargo de los sitios eriazos para ponerle cerco, para evitar que allí se depositen los residuos? La ordenanza municipal es muy clara: es el propietario del sitio el que tiene que poner los cercos necesarios para que no haya un sitio eriazo abierto que forme parte de los microbasurales.

Entonces, yo no sé cuál es el debate que se dio en la Cámara de Diputados, pero claramente el eludir la sanción al propietario de los residuos es muy injusto.

O sea, si el propietario es el Líder y mediante la tercerización, que es muy común, termina contratando en tercera línea o en cuarta línea un encargado de resolver, bueno van a multar al de la tercera línea, el camión. Pero el propietario de los residuos, el que los generó, va a seguir haciéndolo con total impunidad.

En segundo lugar, señor Presidente, creo que en sí no es un buen proyecto. Este tema de aumentar las multas yo no sé si tenemos una estadística. En materia penal, yo voté en contra de aumentar de 5 a 10 años el robo de cajeros automáticos, porque unos pensaban que si pasábamos de 5 a 10 años se iban a robar menos cajeros, que la solución estaba decirles a los delincuentes: “Oye, te vamos a dar a 10 años, no 5. Entonces, cambia tu conducta”.

Aumentó después de la ley brutalmente el robo de los cajeros automáticos. Tal parece ser que estos delincuentes quisieron reírse del Parlamento, porque efectivamente lejos de disminuir aumentaron violentamente los robos.

Está absolutamente comprobado que la disuasión a través del aumento de la penalidad tiene escaso y magros resultados. Y en este caso nosotros aumentamos las multas.

Lo más probable que un conductor, porque además esto puede ser clase B, o clase A2, no tenga capacidad de pagar la multa. Y, por tanto, no haya ninguna diferencia entre 50 o 100 UTM, y el que tenga los recursos sea nuevamente el propietario.

En segundo lugar, la responsabilidad de los municipios.

Yo quiero decir que efectivamente este tema de la basura, que tiene tantos líos, requiere una revisión mucho mayor. Yo he sido partidario y he presentado un proyecto de ley, que está ahí en la Comisión de Constitución, que establece que el pago de basura, luz, gas y agua, que son las funciones esenciales de los municipios, tiene que hacerse directamente, en mi opinión, con fondos que no pueden ser gastados en ninguna otra función. Es decir, se paguen por caja.

Pero sucede que muchos municipios acumulan deudas millonarias con las empresas contratistas de basura y, efectivamente, el servicio disminuye, se vuelve precario.

Lo mismo la luz, lo mismo en el agua: le siguen cortando el agua a los liceos; le siguen cortando la luz a edificios públicos.

Por lo tanto, hay una cosa que revisar. Porque si el municipio tiene una buena política y un buen contrato de recolección de basura, lo que va a haber es un cumplimiento adecuado.

Y, en ese sentido, creo que nos falta mucho en esa materia.

El cierre de los sitios eriazos lo que va a permitir, efectivamente, es que los municipios cumplan su tarea y lo haga.

Y quiero decir que aquí tiene que haber también una sanción a los municipios que no cumplan. Es una tarea del alcalde, si bien después uno puede sancionar al alcalde a través de las elecciones.

Esta es una tarea municipal que también debiera contar con recursos adecuados. Y, para eso, el Estado tiene que proveer los recursos adecuados a los municipios.

Yo tengo mis dudas, señor Presidente, porque al final considero que “el que encargue o realice” es una figura absolutamente insuficiente.

Voy a votar en contra, porque creo que es un proyecto que, al final, no va a resolver el problema.

Yo planteé, al inicio de este proyecto, de que tenía que ser el propietario el que tenía que ser sancionado. Y, en segundo lugar, el que transportara.

Pero, ¡no se ha querido sancionar al propietario! “El que encargue” no es el propietario.

¡Si este debate lo dimos! “El que encargue” no es el propietario del residuo. Lo que sucede es que los propietarios a veces son muy poderosos y nadie se atreve a castigarlos.

Voto en contra, señor Presidente.
¡Patagonia sin represa!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *