“Se debe probar que lodos son biológicamente inactivos”

Diputado Navarro y propuesta de usar residuos industriales como abonos:

temporeros

Su convicción de que antes de implementar la propuesta de ocupar los lodos residuales de los tratamientos de aguas servidas “Essbio debe certificar que estos lodos son biológicamente inactivos, es decir que el proceso a que son sometidos los convierte en inertes y no revisten peligro de enfermedades como la hepatitis”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente.

El parlamentario indicó que “en algunos países de Europa, como en Francia este es un sistema que todavía sigue usándose, sin embargo en otros como en Alemania, han dejado de lado este uso porque las tierras que han recibido de manera intensiva este ‘abono’ se vieron dañadas por el exceso de Fósforo y Nitrógeno. Es decir, a la larga, el remedio resultó peor que la enfermedad”.

“Por ello -agregó- que no puede pensarse que una propuesta de este tipo debe hacerse sistemáticamente sin ningún tipo de consideración, lo que claramente es un error, porque las aguas tratadas en distintos lugares del país no contienen los mismos componentes. Por ejemplo, en zonas agrícolas la posibilidad de que las aguas a tratar, y por ende los lodos, contengan cierto tipo de residuos son diametralmente distintos a los que pueden contener las aguas ubicadas en áreas mineras, forestales o industriales”.

Sobre lo mismo, el legislador del PS dijo que “hoy nadie nos puede asegurar que los lodos producidos por el tratamiento de las aguas servidas en la planta de Essbio, en Los Angeles, son absolutamente neutrales o inertes y que no persiste en ellas ninguna actividad biológica -más específicamente bacteriológica- que potencialmente llegue a producir riesgos secundarios para las personas”.

“Si ello fuera así -indicó Navarro- sería contradictorio y paradojal, porque por un lado se argumenta que el tratamiento de aguas es necesario para que no se viertan elementos contaminantes a los cuerpos de agua y por ello se les cobra a los consumidores, incluso de aquellas comunas que no tienen plantas de tratamiento. Sin embargo, al usar los lodos sin tener la seguridad de que no producirán efectos colaterales, podríamos enfrentar nuevos gastos en salud, por ejemplo, para enfrentar las ya altas cifras de hepatitis”.

El diputado también llamó la atención sobre que “al momento de abordar esta propuesta, sólo se habla de los lodos como algo abstracto, sin origen conocido. Hay que recordar, que por ser producto de un proceso industrial, estos son por definición internacional residuos industriales y para ese tipo de elementos hay ciertas normas y requisitos que cumplir. Por ello, insistiremos en la acreditación de la sanitización y estabilización de estos desechos por parte de Essbio o la autoridad sanitaria”.

Navarro señaló que “además llama poderosamente la atención como se pone la carreta delante de los bueyes, cuando al sugerir la implementación de medidas como la de usar los lodos, éstas se aprueban rápidamente. Sin embargo, cuando se ha tratado de apoyar desde el ámbito sanitario o ambiental la materialización del reglamento sobre residuos peligrosos que espera desde hace años ser decretado, éstas mismas voces no se escuchan”.

“Esto se pone de relieve en este tema -añadió- cuando nos preguntamos que tipo de parámetros se considerarán para usar estos lodos. ¿Usaremos como referencia la norma de Estados Unidos, la de la Unión Europea o la de Canadá?. Claramente, sería bueno que tuviéramos estas certezas antes de aprobar medidas como ésta, sobre la que no tenemos ninguna claridad”.

Por último el parlamentario planteó su inquietud “sobre la disposición final de estos residuos industriales, ya que aunque se utilice una parte de ellos en este supuesto mejoramientos de suelos ¿qué pasará con el resto de los lodos?. Hasta ahora nadie sabe donde irán a parar, porque claramente a un vertedero de los que mayoritariamente hoy funcionan en la región no pueden ir, ya que éstos sólo pueden recibir residuos domésticos y no industriales”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *