“Se mutilará Convenio 169 de la OIT con decreto promulgatorio”

Senador Alejandro Navarro denuncia inconstitucionalidad:

El parlamentario llamó al Ministro Viera Gallo a “guardar la tijera, y no comprometer a la Presidenta en esta traición a los pueblos originarios”.

Señalando su total molestia y recjhazo a lo que considera “un intento premeditado de mutilación al Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas, por medio del decreto promulgatorio que se publicará en el Diario Oficial” el senador Alejandro Navarro dijo que “se pretende fundar la promulgación del tratado con una declaración interpretativa que no fue aprobada por el Senado. Eso es inconstitucional, e implica actuar de mala fe, y hacer historia de la ley con elementos parciales y no definitivos”.

El parlamentario señaló que “el decreto de ratificación del Convenio 169 expedido por el Ministerio de RREE a la OIT, contiene la referencia del intercambio epistolar entre Viera-Gallo y la Oficina de Normas de la OIT. Esa carta es previa a la aprobación del Senado, que no contiene ninguna declaración interpretativa. La única declaración concreta se hizo en la Comisión de RREE. Y ahora se pretende fundar la promulgación del tratado y su publicación en el Diario Oficial con una declaración interpretativa que nunca fue votada ni aprobada”.

“A nuestro juicio -agregó- esta cita a las cartas a la OIT, tienen como única función desactivar la aplicación del Convenio mediante recursos judiciales ante el Tribunal Constitucional. Esta actitud no es tolerable, pues lesiona gravemente la relación entre el Ejecutivo y el Poder Legislativo, particularmente con el Senado. Por esta razón, pondré estos antecedentes en manos del Presidente de nuestra Corporación, pues yo no aprobé el Convenio 169 con ninguna declaración, lo aprobé, junto con mis colegas, con excepción de Novoa que votó en contra, sin ningún intento de mutilación”.

Navarro indicó que no es posible que Viera-Gallo utilice como fundamento una parte no definitiva de la tramitación del Convenio. La prueba de todo esto está en las actas del Senado, y los oficios enviados al Ejecutivo. No existe ninguna declaración sugerida por el Senado. Es más, la Constitución es clara en señalar que ni siquiera el Senado, si no que es el Congreso en su conjunto quien debe “sugerir una declaración”, para que esta sea válida. Pero nada de ello ha ocurrido. Viera-Gallo no puede pretender consolidar una declaración que no fue aprobada ni con los votos del Senado, ni con los votos de la Cámara de Diputados”.

El legislador añadió que “el gobierno ha señalado que el intercambio epistolar con la OIT pretende determinar el alcance de algunas de las disposiciones del Convenio en el ordenamiento jurídico chileno. Pero esto, que no es necesario, sólo revela el intento de boicot de un tratado en los descuentos de su proceso de tramitación. Jamás la OIT ha permitido reservas o declaraciones interpretativas en su práctica institucional. Las ratificaciones y los decretos promulgatorios deben ser hechos de manera pura y simple, no condicionada, sino entonces ¿para qué aprobamos el Convenio, para qué lo suscribió el Ejecutivo?”.

Navarro sostuvo que “esta solución a la chilena, es igual a lo que intentó Guatemala, cuyo decreto promulgatorio interno, supeditaba la vigencia de las normas del Convenio a su legislación interna, lo que trabó la aplicación del Convenio 169 por 10 años. Los creadores de esta estratagema no se saldrán con la suya. Cualquiera limitación de los efectos del Convenio 169 presente en el decreto promulgatorio adolecerá de nulidad de derecho público, pues nadie puede dificultar de manera ilegal un tratado de derechos humanos”.

El senador dijo que “si el gobierno de Chile no pudo mutilar el Convenio ante la OIT, no puede hacerlo ante el derecho interno. Apelaremos a todas las instancias, incluida la Contraloría General de la República y la propia OIT, para declarar ilegal esta estrategia así como el decreto promulgatorio. Este decreto debe ser objetado, pues consolida una declaración interpretativa irregular, que no ha sido dictada de acuerdo a la Constitución”.

Finalmente, el parlamentario de la Región de Bío-Bío dijo que “entregaremos estos antecedentes a las organizaciones indígenas del país, de manera que sean ellos mismos quienes reclamen por esta situación irregular e injusta que busca burlar y escamotear la larga lucha que han dado los pueblos originarios para que este Convenio sea ratificado por Chile. A los pueblos no les sirve un decreto inconstitucional que la OIT terminará rechazando y que, en los hechos, seguirá retrasando y limitando el ejercicio de los derechos contenidos en ese importante instrumento internacional”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *