Senador Navarro: “Mar para Bolivia es imperativo ético y moral”

Reafirmando su postura de que “después de más de 130 años del conflicto bélico que nos enfrentó con Bolivia, no podemos renunciar al diálogo, y si éste se ve debilitado, entonces debemos hacer esfuerzos y tomar iniciativa para dialogar aún más”, el senador Alejandro Navarro dijo que “para evitar los roces, los diálogos de sordos y la vía judicial, en lugar de polemizar uno esperaría que el Presidente y el gobierno fueran más audaces y enfrentaran ese escenario con un ánimo más propositivo”.

Imagen: cumorah.org

El presidente del MAS sostuvo que “lamentablemente ni en Chile ni en Bolivia hemos sido capaces de mirar hacia el futuro común al que inevitablemente caminamos. En Europa resolvieron sus diferencias y querellas suscitadas por dos guerras mundiales atroces y destructivas y hoy siguen dándonos ejemplo al haber alcanzado una unión política, con una constitución común, con una moneda y un mercado común, mientras nosotros todavía seguimos pegados en las batallas que nos dividieron”.

“El acceso al mar para Bolivia -aseveró- es un imperativo ético y moral que seguramente terminarán materializando las nuevas generaciones, más desprejuiciadas, que entenderán que en el siglo XXI las fronteras tendrán poco significado, pues los problemas serán globales y comunes, y que la soberanía no estará dada por los hitos y los controles limítrofes, sino por el cuidado del medio ambiente, de los recursos naturales y la tuición efectiva que cada pueblo tenga sobre ellas, en beneficio de su bienestar común”.

Navarro dijo que “en todo caso nada de esto significa no reconocer la vigencia del Tratado de 1904, el imperativo de seguir sentados a la mesa con Bolivia avanzando en la agenda de 13 puntos y manteniendo este tema en el marco de la bilateralidad. Quedarse sólo con algunas frases del discurso del Presidente Evo Morales y entrar en la polémica, sólo sirve para darle espacios a los sectores nacionalistas de cada país que de esta forma encuentran argumentos para mantenernos en esta situación de statu quo histórico”.

“Aún más -agregó- Chile no debe dejar de tener presente que diálogo con Bolivia no es una cosa estática, especialmente por su parte, porque debemos recordar que en su nueva Carta Magna, el vecino país estableció como mandato constitucional, en el Título VIII, artículos 267 y 268 su “derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el territorio que le dé acceso al océano Pacífico y su espacio marítimo”, aunque también dejando claro que “la solución efectiva al diferendo marítimo a través de medios pacíficos y el ejercicio pleno de la soberanía sobre dicho territorio constituyen objetivos permanentes e irrenunciables del Estado boliviano”.

El legislador sostuvo que “este mandato constitucional boliviano genera en ese país condiciones especiales que no debemos soslayar y que no parece conveniente enfrentar desde la polémica o la descalificación. Es un escenario más complejo sin duda que requiere mayor iniciativa de nuestro Estado. En todo caso sería bueno hacer un llamado a la calma de ambos presidentes para no escalar en este discurso confrontacional y traduzcamos nuestras posturas en acciones concretas que nos lleven a reponer el diálogo constructivo que se viene construyendo hace años y que no podemos farrearnos por un discurso que se hace todos los años”.

Navarro dijo que “a estas alturas en todo caso parece ridículo ver que algunos insisten en endosar a Bolivia un sistema político inestable, cuando es un país que ha mostrado una inmensa capacidad para enfrentar sus problemas internos, para validar una constitución política democrática que reconoce al Estado como plurinacional y para generar condiciones más justas de crecimiento y desarrollo económico. Es curiosa esa mirada porque cuando las encuestas dicen que el Presidente Evo Morales tiene una popularidad menor al 50% se considera que es un bajo apoyo político, pero cuando el Presidente Piñera obtiene lo mismo se dice que es una gran cifra de apoyo ciudadano”.

Finalmente, el parlamentario dijo que “los chilenos debemos ser capaces de mostrar mayores grados de empatía y entender que cuando los ciudadanos bolivianos hablan del mar no es sólo un ejercicio retórico, sino que es la expresión de un sentimiento sincero muy arraigado. Este no es un tema que deba ser visto siempre desde la diferencias del pasado y desde la lógica del conflicto militar: el mundo va justamente en la dirección contraria. Y desde Chile, cuando se habla de consultar a la gente sobre la salida al mar, debemos primeros educar, para informar y desprejuiciar, y luego consultar. Mientras en Chile y Bolivia se eduque a los niños desde la guerra entre hermanos, cada paso en este diálogo necesario seguirá siendo difícil”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. patricio
    Marzo 28, 2011

    Seria bueno que leyeran el articulo antes de realizar sus comentarios.
    Heil hitler Raul

  2. Azolas
    Julio 11, 2014

    Eres un cerdo vendido a las parias comunistas como tu!!

  3. Walter Eduardo Foral Liebsch
    Julio 12, 2014

    CHUPA UN COCO… MARXISTA DE MALA CUNA…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *