Senador Navarro inicia estrategia contra el Eunacom

El próximo 14 de febrero 277 médicos deberán dejar de prestar sus servicios en el sector público, los que trabajan en 110 comunas del país. Ellos no aprobaron un examen diseñado por los médicos chilenos para restringir quien ejercía la medicina en Chile. Al mismo tiempo, según denunció el senador Alejandro Navarro, hay 16 mil niños aguardando por una intervención quirúrgica, ya sea por 3 meses, un año o mucho más tiempo.

A mediados de febrero debieran renunciar los médicos extranjeros que atienden en el servicio público de salud que no pasaron el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina, Eunacom, diseñado por los colectivos médicos chilenos para ‘validar’ el conocimiento de los médicos no formados en Chile.

El problema es que un 73,2% de los médicos titulados en el extranjero que rindieron el Eunacom reprobaron el test. Lo que implica que, según informó el Ministerio de Salud, 277 médicos deberán dejar de prestar sus servicios en el sector público, los que están distribuidos en 110 comunas del país.

Pero, tras una solicitud del senador Alejandro Navarro, ante la Contraloría, hace dos meses, el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, resolvió por medio del Dictamen N° 83.102, que ante la escasez de médicos, “se debe priorizar la servicialidad y el interés superior de acceder a la atención en salud, y por tanto, es posible contratar por un período determinado a médicos que no hayan rendido o aprobado el EUNACOM”- sostuvo el parlamentario.

De los 2.642 médicos que obtuvieron sus títulos fuera del país, la mayoría provienen de Venezuela, Cuba y Colombia.

EL PODER DE LOS MÉDICOS

El senador Navarro plantea que “intencionadamente o por desinformación, se está ignorando el reciente dictamen del Contralor General de la República acerca del Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina”.

El senador de Partido País se reunió este viernes con las directivas de los Consejos Hospitalarios de la Región del Biobío.

Navarro, en su calidad de presidente de la Comisión de DDHH del Senado, acusa que “el Ministerio de Salud está actuando con desprecio por la vida de los chilenos, atemorizado por el Colegio Médico, y está dejando de cumplir con su rol constitucional”.

“Dicha carta se la entregamos a la Ministra de Salud, Carmen Castillo, en octubre del 2015; casi un año y medio después, aun no tenemos respuesta, a lo que se suma que el Minsal no ha informado a los municipios del dictamen de Contraloría. La única respuesta posible es el terror que le tienen al Colegio Médico”, sentenció el senador de Partido País.

Agregó que esto no es conocido por los municipios ni los Consejos Hospitalarios, debido a que el Minsal no les ha informado.

Además recordó que “la lista de espera para atención con un especialista ya supera el 1.600.000 personas, siendo más de 100 las comunas de todo Chile que se quedarán sin médicos o con un número menor en el sistema de Atención Pública de Salud”.

“Esperamos que el dictamen del Contralor que permite contratar a médicos sin Eunacom se replique, no solo en la Región del Biobío, sino que en todos los municipios del país”- recalcó Navarro.

DENUNCIA ANTE LA ONU

El senador Navarro ingresó durante la semana que culmina ante el Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas, una denuncia por la negligencia del Estado de Chile respecto a la atención de los más de 16 mil niños y niñas en listas de espera.

Navarro sostuvo que “lamentablemente, en pleno 2017, nuestro país tiene a más de 16 mil niños aguardando por una intervención quirúrgica, ya sea por 3 meses, un año o mucho más tiempo. Esto no cumple con el deber del Estado de cuidar la salud de sus niños y nos obligó por tanto a dicha denuncia”.

De acuerdo al senador por la Región del Biobío, “el Estado tiene que actuar y el Ministerio de Salud debe responder. Mientras ello no ocurra, vamos a exigir la calificación de Chile como un país de alto riesgo en materia de salud de los niños, dada esta gravísima situación. Pues tenemos niños y niñas que no se han podido intervenir quirúrgicamente, a pesar de que sus prestaciones están garantizadas. Esto es intolerable, un quiebre absoluto del Estado de Derecho, por lo que el Estado de Chile deberá rendir cuentas por esta grave vulneración”.

Navarro finalizó recordando que “fueron 258 alcaldes y alcaldesas en todo Chile, desde el PC a la UDI, quienes se sumaron a la propuesta para traer una misión de médicos extranjeros a Chile, de forma de paliar la crisis de la salud”.

Fuente: El Ciudadano

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *