Senador Navarro presenta proyecto para eliminar designaciones en FFAA: “En democracia el Senado puede decidir quienes serán Generales o Almirantes”

  • La iniciativa impulsada por el presidente de la comisión de derechos humanos, nacionalidad y ciudadanía de la Cámara Alta, busca quitarle la potestad exclusiva del presidente de la república del nombramiento de los altos mandos de las Fuerzas Armadas y Carabineros. El parlamentario indicó que la moción “reforzará nuestra democracia y ayudará a mejorar la calidad profesional y humana de quienes buscan llegar al máximo escalafón en cada una de las ramas de las fuerzas de orden y seguridad”.

Valparaíso, 8 de enero de 2020. En medio de los duros cuestionamientos de diversos sectores al gobierno por la manera en que ha empleado los criterios para el resguardo del orden público, desde el Senado buscan modificar la forma en que los altos mandos de las Fuerzas Armadas y Carabineros son designados.

Ese es el objetivo de la moción presentada por el senador progresista, Alejandro Navarro, que tiene como fin quitarle la potestad única al presidente de la república de nombrar a los máximos representantes de las instituciones de orden y seguridad. La iniciativa habilita al Senado como actor en la toma de decisión sobre quienes estarán representando a las Fuerzas Armadas y Carabineros, tal como actualmente se realiza con el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos o la Defensora de la Niñez.

Para el autor de la moción, el senador por la región de Biobío, Alejandro Navarro, actualmente la legislación chilena “presenta una concentración excesiva de poder sobre las Fuerzas Armadas de Orden y Seguridad, por parte del poder ejecutivo consagradas además en el artículo 32 número 16 de las facultades exclusivas del Presidente, lo que es contrario a la tradición republicana de Chile, en que la decisión sobre los altos mandos había sido una responsabilidad compartida con el poder legislativo, tal como lo profesó el artículo 72 séptimo de la Constitución de 1925, vigente hasta 1980”

El parlamentario agregó que el Estado “fracasó en la formación en derechos humanos de los altos mandos de seguridad, por lo que debe ser parte esencial de la carrera militar. Tratándose de las Fuerzas Armadas debemos garantizar que la cultura de los derechos humanos no sólo se lea y se aprenda, sino que se practique como una conducta profesional del actuar militar siempre”.

El progresista finalizó señalando que la moción “es un buen punto de partida para la profunda reforma que nuestras policías y las FFAA necesitan, acorde a los estándares internacionales y a los tratados internacionales de los que Chile forma parte. Es de toda lógica que dos poderes del Estado conversen y acuerden con transparencia y probidad, quienes serán los nombres a encabezar nuestras fuerzas de orden y seguridad”.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *