Senador Navarro y fiscal nacional coinciden en que máquinas populares de azar deben ser investigadas

El parlamentario compartió sus presentaciones ante el Ministerio Público en la Región del Biobío y este lunes temprano en la Región de O’Higgins, por juego ilegal, defraudación tributaria, lavado de activos y asociación ilícita.

“Prohibir y no legalizar ni regular”. Ese es el objetivo planteado por el senador Navarro para evitar que las máquinas populares de azar, que no son de destreza, sean investigadas y retiradas de los casinos populares. Para ello es que, además de su Proyecto de Ley Boletín 10.811 – 06 que busca eliminarlas gradualmente, es que en una reunión con el fiscal nacional Jorge Abbott, el parlamentario le propuso disponer de un fiscal especial; y finalmente concordaron en que se debe fortalecer el trabajo de investigar, dilucidar y perseguir los delitos asociados a estas máquinas y se revise el continuo funcionamiento de estos juegos en casinos populares, por lo pronto, en las regiones de Biobío, del Libertador Bernardo O’Higgins, Valparaíso y Antofagasta.

Hasta el momento, sostuvo Navarro, “hoy en Rancagua y la semana pasada en Biobío exigimos una investigación que no sea solo en la Fiscalía de la Zona Oriente de Santiago, sino que de carácter nacional. Mañana será Valparaíso, próximamente Antofagasta, vamos a ir presentando las denuncias debido a que  tenemos la convicción de que las máquinas comemonedas son un juego ilegal, que existe defraudación tributaria, lavado de activos y asociación ilícita”.

Asimismo, detalló lo que han sido sus presentaciones contra las máquinas populares de azar: “Primero, por ser un juego ilegal. La Superintendencia de Casinos y la Contraloría General de la República, han dicho que estas máquinas son ilegales, son máquinas de azar, no son de destreza”.

“Prohibir y no legalizar ni regular”.

“Segundo delito –continuó Navarro-, hemos dicho que aquí es probable que exista evasión tributaria. Estas máquinas no están pagando impuestos, no tienen control, pues figuran como de destreza. Las máquinas de azar están sujetas al pago de impuestos. Por lo tanto, aquí hay defraudación tributaria”.

Y agregó: “Tercero, el lavado de activos. Nadie sabe cuánto dinero se transa en estas máquinas y si el dinero que es declarado es efectivamente lo que se ha jugado. Por lo tanto, existe una amplia posibilidad de lavado de dinero”.

“En cuarto lugar es una asociación ilícita, es un crimen organizado. Las máquinas entraron de manera ilegal. Se ha conformado una red a lo largo de Chile que está siendo investigada”, indicó Navarro, que se debe investigar.

Tal como se lo señaló Navarro al fiscal Abbott, “a nosotros lo que nos preocupa es terminar con estas máquinas y no legalizarlas o regularizarlas. Hay demasiados antecedentes que demuestran que efectivamente aquí lo que hay son comisión de delitos. Y en ese sentido estamos resguardando a los más pobres, a los más humildes”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *