Senador Navarro y veto de Gabriel Boric: “Un quiebre generacional no tiene ningún sentido”

Gabriel Boric a lo patrón de fundo. Veta a Senador Alejandro Navarro (PAIS) para ser parte del Frente Amplio ¿o frente estrecho?

¿Cómo empezar este artículo si no es diciendo que si hay un actitud que molesta al ciudadano de a pie es que unos pocos en política, de manera unilateral y visceral, hagan un ultimátum al resto, lanzando amenazas como si la actividad política fuera un escenario de guerrilla, donde hay malos y buenos en ambos bandos?, ¿y quién define quiénes son los buenos y los malos y bajo qué parámetros que no sean los mismos auto-impuestos por los propios políticos?

Alguien, bien podría pensar que se trata de una práctica común y tan conocida de la vieja política enlodar al otro, pero no es así. Y, no lo es, porque hasta los nuevos políticos, esos que marcharon por las calles con megáfono en mano, liderando la lucha por la igualdad, por la no discriminación y cambiar la forma de hacer política, también están cayendo en esas mismas estrategias de exclusión: el ejemplo claro es el diputado, Gabriel Boric –quien representa a la zona de Magallenes- y el veto que, en términos personales, impuso sobre el senador, Alejandro Navarro –quien forma parte del Partido PAIS-, para que no sea el pre candidato presidencial del llamado Frente Amplio, agrupación de la que Boric también es parte junto a su cúpula.

Usted, ¿sabe de lo que estamos hablando? El pasado 19 de enero, el Partido PAIS, a través de un comunicado público, informó que decidió suspender su participación en el llamado Frente Amplio, debido a que el diputado, Gabriel Boric exigió que el senador, Alejandro Navarro bajara su pre candidatura presidencial. ¿acaso, la práctica de actuar como patrón de fundo no era patrimonio exclusivo de la derecha?

El ultimátum del diputado Boric significa, en la práctica, dos aspectos claros: o el senador, Alejandro Navarro depone su interés en ser pre-candidato presidencial del Frente Amplio o, en su defecto, tendría que abandonar su participación en este sector que está en plena formación. Unas interrogantes que, de inmediato, aparecen: ¿Frente Amplio o un frente que excluye, de acuerdo a la influencia de uno de sus representantes?, ¿el Frente de la Exclusión, se debiera llamar?

En el comunicado oficial del PAIS, respecto de la actitud del diputado por Magallanes, se indicó que “en la política democrática los vetos a las personas son inaceptablesParece instalarse una espiral de vetos y de decisiones de cúpula y la nueva fuerza no puede funcionar en base a vetos generacionales o de cualquier índole“.

EL MURO, conversó con el senador, Alejandro Navarro, quien fue vetado en su aspiración de ser pre-candidato presidencial del Frente Amplio por parte del joven, Gabriel Boric, quien ya ha había sido blanco de críticas por su actuar dictatorial cuando era parte de la Izquierda Autónoma (se apartó del sector) y también por interceder, en su calidad de parlamentario, para favorecer la venta de terrenos de privados al SERVIU en Magallanes, pero justo, casualmente, cuando su padre tenía entre manos un millonario negocio.

¡Basta de gustitos personales!

Consultado el senador, Alejandro Navarro respecto de la actitud del diputado, Gabriel Boric de vetarlo para que sea el pre-candidato presidencial del Frente Amplio, señala que existe un acuerdo con la mesa directiva y, debido a que no participó en la reunión en la que se planteó el veto en su contra y que fue establecido por el diputado, Gabriel Boric, como un ultimátum, no se refiere en profundidad al tema. Sin embargo, Navarro admite que “el veto existió, fue un ultimátum como requisito para poder participar del Frente Amplio”.

-¿Qué opinión le merece que un diputado, en este caso, puntual, Gabriel Boric plantee un veto en su contra, estando en un período de democracia?

Es un acto muy complejo que, espero, pueda ser superado. Todos queremos contribuir a que algo nuevo nazca en Chile y, para eso, un quiebre generacional no tiene ningún sentido dada la magnitud de la tarea transformadora que Chile requiere.

-¿Este escenario se puede revertir?

Nosotros tenemos suspendido como PAIS la participación en el Frente Amplio. Seguimos creyendo en la conformación de un gran Frente Amplio, capaz de constituir una alternativa al duopolio y, eso, todavía es posible. Son procesos complejos, esto ha sido un traspié, sigo confiando que este proceso de construcción avance. Los frentes amplios en América Latina son un proceso, no un suceso. Si es amplio, debiera ser hacia todos los que tengan la convicción de lucha y de objetivos comunes.

Lagos y Guillier: modelos de la vieja política out

Consultado el senador, Alejandro Navarro sobre lo que, a su juicio, ha pasado con la actividad política y que, en particular, en este segundo gobierno de Michelle Bachelet, han aparecido denuncias sobre prácticas de financiamiento irregular de campañas y, en general, actos de corrupción, afirmó: “El binominal se ha convertido en el cáncer de la política, fue conformando dos grandes fuerzas que, por su magnitud, quienes la integran llegaron a pensar que eran intocables, que tenían el control férreo sobre todo el aparato del Estado, un control también de la ciudadanía, a través de la entrega de recursos”. Agrega que “el duopolio se ha cuidado la espalda, mutuamente, frente a la denuncia de hechos que le son nocivos al sistema”.

-¿Y por qué eso ocurrió?

La Concertación se achanchó, la Concertación se alejó de la ciudadanía, llegaron cómodamente a La Moneda y, allí, tienen la comida asegurada, el techo y calefacción y pierden el instinto de casa, pierden el instinto de cercanía con la ciudadanía. Creo que a la Concertación se le olvidó que son los ciudadanos los que deciden y perdieron el instinto electoral que requiere contacto permanente con la relación con los ciudadanos, requiere compromiso. La zona de confort, terminó instalándose en ambos actores del duopolio y, los hechos acumulativos, de rabia ciudadana contenida hace explosión en materia, por ejemplo, de educación.

-¿Se puede revertir el escenario, ante un alto escenario de descrédito y desaprobación?

Hay que esperar la invisibilizada tercera fuerza que siempre ha existido en Chile. Chile ha sido un país de los tres tercios, un tercio de derecha, un tercio de centro izquierda y un tercio de izquierda. El binominal invisibilizó al tercio progresista de ciudadanos de izquierda y priorizó la conformación de estos dos grandes bloques. Hoy, día, es posible instalar un tercio que represente a la ciudadanía y es una tarea a la que estamos abocados. Hay que instalar una bancada parlamentaria y tener un candidato presidencial, ojalá general en primarias, para disputar todos los espacios del duopolio. Eso, se va ir conformando en un proceso, no en un suceso, una mayor credibilidad siempre y cuando este nuevo tercio político y social, una fuerza amplia y ciudadana sea coherente en su actuar.

-En el caso puntual de los pre candidatos presidenciales que, a la fecha, han sido proclamados, como Ricardo Lagos (en el PPD) y Alejandro Guillier (PR), a su juicio, ¿están representando lo que es la centro izquierda o representan, más bien, a la izquierda de escritorio, de café con leche y galletitas, muy cómoda y que no tiene que ver con la izquierda de antaño?

(Ricardo) Lagos y (Alejandro) Guillier representan el continuismo, la continuidad de la Concertación, la continuidad de la Nueva Mayoría, la continuidad del progresismo acomodado. No representan lo que Chile requiere que son cambios profundos y de mayorías. Guillier ha anunciado que está dispuesto a nuevos consensos con la derecha, hay que volver a la política de los consensos. Yo, hace un tiempo atrás, dije que no es posible la política de los consensos, durante más de 20 años hicieron todos los consensos posibles y todo lo que queda por transformar, no es de consenso con la derecha, en temas valóricos, de mercado, en temas constitucionales, no hay espacio para el consenso. Hay que construir mayoría para los cambios, porque los consensos se agotaron y, creo, que todo lo que se llame consenso va a terminar como la Ley de Pesca, es decir, con la derecha intentando comprar votos y, en definitiva, imponiendo un consenso a través de vías ilegítimas e inmorales y no mediante la vía ciudadana.

-¿Y en el caso puntual de Ricardo Lagos representa sólo la continuidad, o mejor dicho, el apego al sector empresarial y el haber, durante su gobierno, de alguna u otra manera, beneficiar al empresariado y, eso, la gente no olvida?

Creo que muchos empresarios ven con mejores ojos a (Ricardo) Lagos que a (Sebastián) Piñera y si ambos logran llegar a la papeleta y competir, tengo la certeza que un sector muy importante, el empresariado más duro, va a estar con Lagos y no con Piñera y, eso, revela, claramente, cuál es el sentido de la proyección que Lagos da para Chile, más allá de los méritos personales que nadie discute. Estamos hablando de un proyecto de gobierno y de un perfil del Chile que queremos construir. En ese sentido, Lagos continúa arraigado en un esquema en donde muchos de los intereses del país se ven representados.

Daisy Castillo Triviños/ EL MURO

Foto: Agencia Uno

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *