El líder de Partido País, recordó que “en Portugal, 64 personas fallecieron durante el verano europeo, debido al incontrolable avance de los incendios forestales”.

“Y en nuestro país”, agregó, “11 ciudadanos perdieron la vida y miles perdieron sus viviendas y lo que es peor, todo indica que el próximo verano será igual o más caluroso que el anterior”.

“Si los caminos en Portugal hubiesen sido cerrados al tránsito, se pudo haber salvado la vida de muchos que perecieron en las carreteras de fuego, pues el incendio atacó por ambos lados de los caminos, dejando a los automovilistas atrapados”, recordó el senador Alejandro Navarro, refiriéndose a la aproximación de una nueva temporada de incendios en Chile.

De acuerdo al parlamentario, quien durante todo el 2017 ha hecho campaña para que el Gobierno sea más proactivo, señaló que, “tomo el ejemplo de Portugal, pues el fenómeno de las olas de calor ha llegado para quedarse”.

“Es más”, agregó, “Nature, la revista de ciencias más importante del mundo, publicó un estudio sobre el calentamiento global desde 1980 hasta nuestros días, el que confirma el aumento en la temperatura y lo que es peor: que las olas de calor son cada vez más comunes”.

“Y aquí se avecina la temporada de verano y nuevamente el fantasma de los incendios forestales acecha a miles de familias de Chile, en particular de las zonas con bosques de pinos y eucaliptus y que temen que todo se vuelva a repetir, más aun cuando se anuncian olas de calor para los próximos días”, enfatizó.

Según Navarro, “por ello es que he insistido durante todo el año con el Ministro de Agricultura y con el Director de Conaf, debido a que estamos a la espera de un verano muy caluroso, con humos y fuegos que ya han aparecido en diversas partes del país, por lo que aquí no solo se requiere la contratación del Super Tanker, cuya efectividad fue evaluada por la misma Conaf en tan sólo 13%; aquí se requiere un carácter preventivo”.

Ante esto, añadió, “no podemos quedarnos de brazos cruzados y suponer que solamente con campañas de información a la comunidad se va a evitar una tragedia como la que ya vivimos. Aquí se requiere de la cooperación de los privados, de los dueños de las forestales, para que instalen una franja de protección que mitigue las posibilidades que las llamas se propaguen a los hogares y las carreteras, pues no podemos arriesgar a la gente a caer en una trampa mortal”.

“Pues hemos entregado diversas propuestas, tales como la creación de un Ministerio de Emergencias, cambios en el Código del Trabajo que permitan mejoras en las condiciones de los brigadistas o la exigencia de una franja de seguridad entre los bosques y los sectores habitados, Proyecto de Ley, Boletín 9810-01, pero que no logran avanzar en el Parlamento debido a que el Ejecutivo no les da la urgencia necesaria”, manifestó.

El miembro de la Comisión de DDHH del Senado insistió en que el Código del Trabajo incorpore normas especiales para regular el trabajo de los brigadistas forestales y, además, profundizar en la necesidad de que los dueños de plantaciones forestales generen franjas de protección, de al menos 500 metros, para así proteger las viviendas de las llamas.

Conjuntamente, indicó que “debemos insistir en que se debe profesionalizar el oficio de brigadista forestal: que esta función cuente con los requisitos mínimos de selección; que exista una norma de capacitación previa, además de protocolos obligatorios para actuar en terreno; que exista un cuerpo legal que fije condiciones mínimas de seguridad y de equipamiento mínimo, de descanso y, finalmente, estadísticas regulares sobre causas de accidentalidad”.

Ante esto, Alejandro Navarro solicitará a la brevedad reuniones con el Intendente Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, y con autoridades de Gobierno, a fin de que se incorporen estas medidas de mitigación en el corto plazo y, de manera definitiva, en los proyectos de ley de creación del Servicio Nacional Forestal y la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

“De otra forma, nuevamente chilenos y chilenas perderán sus vidas por la poca proactividad de las autoridades, ya que no existe un carácter preventivo; no se han establecido políticas públicas para educar a la población en prevención; no se le ha puesto urgencia a proyectos de ley claves para salvaguardar la vida de los ciudadanos, ni se han talado los árboles cercanos a las viviendas. Pero ya lo hemos reiterado, sino los cortan ellos, seremos nosotros mismos junto a los vecinos quienes lo haremos”, finalizó el senador Alejandro Navarro.

PRENSA
ALEJANDRO NAVARRO BRAIN