Sin la palabra pueblos, convenio 169 de la OIT queda mutilado

Senador Navarro, cuestionó la “solución Muñoz Barra”:

imagen-post-tierras-mapuche

• Parlamentario dijo que “esto revela que algunos no han leído el texto del Convenio, ni el fallo del Tribunal Constitucional y que otros sólo hacen una defensa ciega, porfiada y añeja de la Doctrina de Seguridad Nacional”

Su sorpresa y molestia por “la obstrucción que nuevamente sufre el proyecto de reforma para el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios” manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “el anuncio hecho por el senador Roberto Muñoz Barra, en el sentido de recurrir al mecanismo de hacer reservas a su aprobación, no es sólo una reiteración de la resistencia ideologizada de algunos a aceptar la palabra pueblos, sino que revela una tendencia a condicionar acuerdos internacionales desde una óptica antidemocrática y conservadora, tal como se ha hecho con el Tribunal Penal Internacional”.

El parlamentario indicó que “hay algunos que piensan que la palabra pueblos puede generar la división del Estado, o la existencia de un país dentro de otro. Eso está descartado por el mismo texto del Convenio 169 que señala, expresamente, que la palabra pueblos utilizada en él “no generará las consecuencias que se derivan de ella en el derecho internacional”, o sea, los pueblos indígenas, no podrían utilizar esta palabra, por ejemplo, para alegar independencia política o la división del Estado”.

“De hecho -agregó- en la anterior discusión sobre este misma propuesta un conjunto de parlamentarios de derecha hizo una presentación a partir de las mismas aprensiones respecto de los alcances de introducir en la constitución el concepto pueblos originarios. Sin embargo, en su fallo el propio Tribunal Constitucional señaló que el convenio era absolutamente constitucional, pues la palabra “pueblos” jamás podría ser utilizada para producir la división territorial de Chile, ni nada parecido”.

Navarro recordó además que “el artículo 2° de la Convención de Viena sobre los tratados, establece que “se entiende por “reserva” una declaración unilateral, cualquiera que sea su enunciado o denominación, hecha por un Estado al firmar, ratificar, confirmar formalmente, aceptar o aprobar un tratado o adherirse a él, con objeto de excluir o modificar los efectos jurídicos de ciertas disposiciones del tratado en su aplicación a este Estado o a esa organización. Sin embargo, el artículo 19 de la Convención, de la que Chile es parte, prohíbe las reservas incompatibles con el objeto y el fin del tratado, y en este caso reconocer a los pueblos originarios sin decir pueblos es absurdo y va contra su nombre y su espíritu”.

El legislador dijo que “sin la palabra pueblos, el Convenio queda mutilado, y no servirá para dotar a los pueblos de la naturaleza que les pertenece por derecho y esencia. Sin la palabra pueblos no hay derechos colectivos. Es como sacar la frase no discriminación de los tratados en favor de los derechos de la mujer, o sacar el principio del interés superior del niño en los tratados de los derechos que buscan protegerlos. Sacar la palabra pueblos es igual a lo que quiere la derecha en el TPI: aprobar el tratado, pero sin el derecho a juzgar las masacres o torturas en que participen los marines estadounidenses”.

“La reserva -prosiguió- en este punto es ilegal desde el punto de vista del derecho internacional. Me llama la atención que el senador Muñoz Barra, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores no sepa esto. Insistir majaderamente, con discursos nacionalistas trasnochados, en un inexistente riesgo político y territorial de la unidad nacional, sólo revela que no han leído el Convenio 169, ni tampoco el pronunciamiento del Tribunal Constitucional y además deja a la vista una profunda ignorancia, desde unos, y una porfiada, ciega y añeja defensa de la doctrina de la seguridad nacional de parte de otros”.

Finalmente, Navarro señaló que “además resulta vergonzoso que este nuevo intento de bloquear la ratificación del Convenio 169 se produzca cuando Chile está cuestionado internacionalmente por tener mapuches procesados por la ley antiterrorista, cuando con seguridad habrá un nuevo informe del relator para el tema indígena de la ONU sobre el caso chileno, cuando existen denuncias de violencia policial sobre niños indígenas en la Región de La Araucanía y cuando hay una huelga de hambre de cinco comuneros mapuches que se prolonga por más de 50 días”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *