Solicitan a edil de Santa Juana demoler “Valle Alto del Sol”

Diputado Navarro y afectados por estafa a la espera de pronunciamiento municipal

navarro_biobio

Anexando una serie de oficios y antecedentes que ratifican la ilegalidad de la construcción del Complejo Deportivo y Recreacional Valle Alto del Sol, el diputado socialista Alejandro Navarro solicitó, mediante carta, al alcalde de Santa Juana Ángel Castro Medina y a su Concejo, “tomar medidas al respecto y demoler, de una vez por todas, el recinto Recreacional, cuyos trabajos se ejecutaron sin los respectivos permisos de edificación, y que cuyos propietarios estafaron a más de dos mil personas, entre ellas trabajadores y dueñas de casas, quienes adquirieron acciones brujas que oscilaron entre 300 mil y un millón 200 mil pesos con el fin de poder disfrutar con su familia del Complejo turístico. Proyecto que jamás se concretó y que hasta hoy se mantiene en forma ilegal”.

El diputado dijo que “lo que se busca es dar una señal para dejar en claro que el proyecto fue y continúa siendo ilegal, de papel, que no existe jurídicamente. Aquí se tiene que restablecer el imperio del derecho respecto a todas las irregularidades. Además, queremos propiciar que se entreguen las explicaciones correspondientes por parte del actual propietario, que es una entidad bancaria, y, de este modo, iniciar conversaciones para posibilitar a los accionistas la recuperación del dinero invertido, o parte de ello, puesto que estas ilegalidades no pueden quedar impune”.

“Es por eso que continuaremos defendiendo a los afectados, tal y como lo venimos haciendo desde el 2000 cuando denunciamos sistemáticamente el anómalo funcionamiento de la empresa en cuanto a sus ventas de acciones y a su construcción. Enfatizamos que esta ilegalidad debe ser remendada de alguna manera, por lo que seguiremos en contra de los responsables de las estafas, y exigiremos que estos ilícitos no se vuelvan a repetir. Para ello, nos reuniremos con todos los afectados el viernes siete de enero, a las 19:00 horas en el hotel Alonso de Ercilla, ubicado en Colo Colo 334, Concepción, con el fin de establecer las medidas a seguir en contra de la situación que los aqueja”.

El legislador agregó que “el recinto se encuentra actualmente abandonado y sus oficinas, que se ubicaban en el centro de Concepción, cerradas por parte de los que fueron los propietarios y administradores, quienes tienen en contra una querella Criminal por el delito de Asociación Ilícita, rol N°: 30.121-02”

El diputado socialista recalcó que “situaciones como ésta terminan por perjudicar las intenciones de empresarios que podrían invertir en la comuna, de manera seria y responsable, pero sienten el miedo de verse contaminados por estos tipos de irregularidades que generó el pretendido Club de Campo. Por lo que el edil Ángel Castro deberá golpear la mesa y, así, agilizar la dictación del decreto de demolición”.

Navarro señaló en la carta emitida al alcalde santajuanino que su petición se respalda en 12 oficios que “establecen la ilegalidad de la construcción, destacándose entre ellos dos escritos emitidos el 1° de febrero de 2002 y el 25 de julio de 2003, por el departamento de Obras de la propia Municipalidad, a través de su director Héctor Pacheco, quien señaló, en ambas oportunidades, que el Complejo Recreacional no contaba con el permiso de edificación que debiera haber sido extendido por dicho departamento”.

El parlamentario recordó que “fue la propia Contraloría General de la Republica, región del Bío Bío, quien con fecha 18 de Julio de 2003, le señaló claramente al alcalde que no procedía otorgar el permiso de edificación por falta de los requisitos exigidos en la normativa legal aplicable. Razón por la cual no se otorgó dicha solicitud. Sin embargo, es de extrañar que a pesar que todos los permisos de edificación les fueron denegados, la obra material existe, aunque precaria, pero existe, es por eso que junto a los afectados pedimos al alcalde Ángel Castro que se pronuncie ante esta ilegalidad y que de la señal de que no cualquier sinvergüenza se burle de trabajadores, inclusive de la comuna de Santa Juana, y de más de dos mil accionistas”.

“A esto se le suma-continuó-el propio Director del Servicio de Salud de Concepción, quien a comienzos de febrero de este año, ante la nueva solicitud de permiso de la empresa para funcionar, les denegó la petición nuevamente”.

Navarro señaló que el Jefe Comunal está en conocimiento de todas las irregularidades que presentó el proyecto tales como “que a pesar de haberle autorizado a la empresa realizar los trabajos de terminación de alcantarillado, agua potable y piscina, en coordinación con el Hospital de Santa Juana, la empresa en cuestión nunca lo efectuó, según lo señaló oficio del Ministro de Salud el 5 de Noviembre de 2003”.

Junto con señalar al Jefe Comunal las irregularidades en los permisos de construcción, le subrayó las facultades y atribuciones que posee para proceder a la solicitud, según lo dispuesto en la Ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades “que establece que en su párrafo 2°, articulo N°3 letra e) que el alcalde podrá aplicar las disposiciones sobre construcción y urbanización en las formas que determinen las leyes, sujetándose a las normas técnicas de carácter general que dicte el ministerio respectivo.”

El diputado por Santa Juana manifestó que “en el articulo N° 5 letra k) inciso tercero dice que sin perjuicio de las funciones y atribuciones de otros Organismos públicos, las Municipalidades podrán colaborar en la fiscalización y en el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias correspondientes a la protección del medio ambiente, dentro de los limites comunales.”

“A su vez-continuó- el Párrafo 2° artículo 63 en su letra g) en relación a las atribuciones del Alcalde, éste puede otorgar, renovar y poner término a permisos Municipales pudiendo dictar resoluciones obligatorias de carácter general o particular.”

Respecto al Concejo municipal, a quien también fue dirigida la carta, el legislador expresó que “de acuerdo a la Ley, los concejales deberán fiscalizar las unidades y servicios Municipales y, por ende tener incidencia en que se adopten medidas idóneas para el correcto funcionamiento de los proyectos”

Con el fin de avalar su solicitud el parlamentario anexó también “ordinario N° 1949 de 14 de Abril de 2003, del Ministro de Salud mediante el cual se informó de los resultados del sumario sanitario efectuado por el Servicio de Salud de Concepción en contra de el Complejo Deportivo y Recreativo Valle Alto del Sol, mediante el cual se procedió a la clausura de dicho complejo por no contar con autorización alguna de funcionamiento”.

Además, de la Carta emitida por el de Gerente General de la Ruta de la Madera a el suscrito “en la que se dió cuenta de la negativa a autorizar el acceso vehicular al Club de Campo por parte de Camino de la Madera S.C.S.A”; así como también oficio de la Superintendencia de Valores y Seguros, dirigidos a Inversiones e inmobiliaria Paso Largo S.A., propietarios de Valle Alto del Sol, en los que se les comunica “el rechazo a la solicitud de inscripción en el Registro de Valores con fecha 22 de Mayo de 2002. Además anexamos una serie de antecedentes que establecen las irregularidades e ilegalidad del recinto, que fundamentarán la decisión del alcalde” expresó el diputado.

Navarro recalcó que “con todos los antecedentes el alcalde de Santa Juana, Ángel Castro debería pronunciarse positivamente a la solicitud, de no ser así tendrá que responder a la opinión pública, a los accionistas estafados y a los propios santajuaninos de su decisión, respaldándose en escritos que refuten los oficios del Servicio de Salud de Concepción, de la Corema, del Ministerio de Salud, de la Dirección Regional de Vialidad, de la Superintendencia de Valores y Seguros, del Gerente de la Ruta de la Madera, de la Contraloría, y, además, del propio departamento de Obra de la Municipalidad, que aún no otorga el permiso de edificación a una obra que todos pueden apreciar su construcción”.

Vea mas información << AQUI >>

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *