“Superintendente del Medio Ambiente parece estar más del lado de Bocamina II que contra su ilegalidad”

Que “no es el recurso de protección la vía idónea” para resolver los problemas que afectan a pescadores y algueras de Coronel a causa del mal funcionamiento de la Central Termoeléctrica Bocamina II, fue parte de las declaraciones que expresó el superintendente de Medio Ambiente Juan Carlos Monckeberg y que en opinión del senador Navarro “son frases insípidas”.

 

Imagen: emol.com

Lo anterior, el parlamentario explicó que “es en cuanto a que son palabras que no interpretan la urgencia de detener el daño continuo de la central a las especies hidrobiológicas; asimismo, no sobreponen al derecho de los vecinos a vivir en un ambiente libre de contaminación y de respeto al entorno por encima de lo netamente productivo; aspectos que sí han sido tomadas en cuenta por la Corte de Apelaciones de Concepción que ordenó detener a Bocamina II, por no contar con Resolución de Calificación Ambiental y por la Corte Suprema que motiva a paralizar también Bocamina I”, dijo.

 

Alejandro Navarro, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, ejemplificó que “cuando estamos frente a un delito flagrante, como un intento de asesinato, y se puede detener cuanto antes el hecho, mejor. Sin embargo, eso al parecer no lo tiene internalizado el Superintendente Monckeberg, quien no mide sus palabras al rechazar el recurso de protección favorable a los pescadores y algueras”.

 

En tal sentido, continuó Navarro: “Invitamos a Monckeberg a ser más autocrítico y reconozca que la Superintendencia de Medio Ambiente no tiene la celeridad que se requiere y tampoco cuenta con el despliegue que permita tomar una decisión de manera oportuna. Por tanto, todas las acciones que se ajusten a derecho y que permitan detener el delito lo antes posible, creemos que son válidas”.

 

Asimismo, el congresista señaló que el “Superintendente Monckeberg comete un error al sobrevalorar su institución, sin estar en sintonía con las capacidad reales que tiene, porque si la Corte se adelanta, es porque la efectividad del organismo de medio ambiente, que debiese ser más inmediata, en la práctica no lo es”.

 

A juicio de Navarro, que existan “rencillas entre el Ejecutivo y el Judicial en materia de daño al medio ambiente, no corresponden. Esto, pues debiesen actuar en complemento y no en disonancia. Son instituciones de Estado que, en lo ideal, debiesen actuar de manera paralela y, a su vez, convergentemente”.

 

“Por definición –recordó Navarro-, la Superintendencia de Medio Ambiente es la máxima autoridad de la institución que tiene la responsabilidad a nivel nacional de organizar y coordinar la fiscalización del cumplimiento de los instrumentos de fiscalización ambiental”. Por lo tanto, nosotros esperamos que esté a la altura de sus obligaciones, porque de lo contrario estaría en una suerte de ‘abandono de deberes’”.

 

Y agregó: “Hasta ahora la Corte ha sido clara en señalar que Bocamina no se está cumpliendo la ley. Por lo que llamamos a que el Superintendente Monckeberg haga bien su trabajo y no trate de entorpecer el de la justicia, puesto que para cuidarle el bolsillo a las empresas hay otras instituciones”, comentó Navarro.

 

Y finalizó diciendo: “Si le incomoda a Monckeberg ese rol de fiscalizar y hacer cumplir, entonces puede dejar su cargo a alguien que esté dispuesto a ejercerlo según lo mandata la ley y que él parece estar dispuesto a obviar”, manifestó Navarro.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares
  1. juan carlos edwards vergara
    Enero 15, 2014

    Son “funcionarios de un Gobierno empresarial, NO les importa EL BIEN COMÚN.

Responder a juan carlos edwards vergara Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *