Suspensión temporal de comunicación de anotaciones en boletín comercial respecto de personas de regiones declaradas zonas de catástrofe

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidente, hemos tenido un largo debate de manera permanente a través de la facultad del SERNAC respecto de quiénes son los organismos que pueden manejar las anotaciones comerciales y cómo afecta esto a la vida de las personas.

La Cámara Chilena del Comercio de Santiago ha manejado esta información desde el año 1928. Hemos presentado un proyecto de ley para modificar esa condición única y exclusiva que, en definitiva, nace por el uso consuetudinario de la ley, pero que en definitiva puede ser revisada en la actualidad.

Yo quisiera preguntarle a los autores del proyecto y particularmente, si bien considero esto positivo, va a salir o no la gente de DICOM, o DICOM va a seguir siendo el verdugo que frena las aspiraciones de millones de chilenos respecto de desarrollar una actividad comercial, profesional. Vamos a tener a esta gente libre de la Cámara… del registro de las anotaciones comerciales, pero va a seguir en DICOM.

DICOM sigue siendo fundamentalmente un escollo para tener una sociedad en donde la gente pueda ejercer su profesión, su derecho a estudiar, su derecho a adquirir bienes de manera libre.

DICOM se ha transformado en una tragedia para millones de chilenos.

La pregunta es si DICOM debiera existir, porque si le estamos diciendo a los afectados por el terremoto de mi Región del Biobío, en que no le vamos a perdonar o les vamos a borrar de manera transitoria sus anotaciones comerciales, mi pregunta va a ser ¿y voy a seguir en DICOM? ¿Voy a poder optar a los créditos bancarios que los bancos prometieron y nunca cumplieron, que le mintieron a la ciudadanía, a los afectados, que los engañaron, que los ofendieron con sus mentiras?

Entonces, señor Presidente, yo quiero preguntar por la efectividad del proyecto. Si efectivamente las personas afectadas por el terremoto, el maremoto, a las cuales se les destruyó su casa, a los jubilados que perdieron su departamento y no tenían seguro y tenían deudas en casas comerciales, tenían deudas que van a DICOM, si la ley que estamos aprobando sobre anotaciones comerciales, les va a facilitar la vida o va a ser un saludo a la bandera.

Yo quisiera preguntarles a los Senadores que estuvieron en la Comisión respecto de si vamos a tener resuelta esta disposición terrible, esta disposición maldita, que es el DICOM para millones de chilenos.

Hay gente que ganó  mucha plata haciendo el DICOM y luego vendiéndolo. Se enriquecieron.

Hay algunos Senadores de las bancadas de enfrente que se sonríen, pero los que inventaron esto estaban al frente hasta hace poco, en este Senado. Y, además, los que también se enriquecieron con esto. Porque en Chile DICOM no lo inventó la democracia. Lo inventaron, por cierto, unos empresarios que tuvieron la suerte de ser Senadores y que, efectivamente, hoy día sigue vigente.

Señor Presidente, la verdad es que es complicado, porque nos han criticado muchas veces por votar proyectos de ley que no tienen ningún efecto práctico.

Yo voy a votar a favor de este proyecto de ley si la gente no va a estar en DICOM. Porque el problema es DICOM, no las anotaciones comerciales. Y si no, me voy a abstener porque, por cierto, a alguien puede favorecer.

Yo espero que algunos Senadores que estuvieron en el debate nos digan a quién va a favorecer. Pero si es solo para decir que hemos hecho un esfuerzo para seguir lavando la imagen de DICOM y que, en definitiva, digamos que hacemos algo pero no lo hacemos, por cierto voy a estar en contra. Y vamos a estar en campaña permanente para terminar con esta maldición que surgió de la mente de alguno que ha significado, por cierto, este agravio permanente a millones y millones de personas o a cientos de miles de personas que se ganan la vida honestamente, pero que al igual que muchos millones de chilenos tienen deudas y que caen en las garras de DICOM.

Si este proyecto no resuelve el tema de DICOM estamos engañando a la ciudadanía y lo peor que podríamos hacer es con los damnificados, con los terremoteados, con los maremoteados, que les digamos que les vamos a ayudar a resolver sus problemas económicos con un proyecto que no tienen ningún efecto sobre el problema real que es DICOM.

Señor Presidente, yo pido que nos puedan explicar este proyecto para poder decidir mi voto, porque no estoy dispuesto a seguir engañando a la gente que está  en problemas.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

He dicho.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *