Talcahuano tiene el derecho a saber el estado de salud de su alcalde

Su enfermedad no es motivo para pedirle la renuncia, señaló el senador Navarro

navarro_biobio

En completo desacuerdo con el emplazamiento del concejal PS de Talcahuano, Hernán Pino, que en el concejo municipal le pidió la renuncia al alcalde Leocán Portus, se manifestó el senador Alejandro Navarro; quien expresó que “Leocán tiene el mandato ciudadano para gobernar, y si bien nos preocupa de gran manera su estado de su salud, no es propio ni leal pedir su salida del Municipio. Además, hay que tener claro que la gobernabilidad del Puerto es un problema de la Concertación y no solo del edil”.

Respecto a los problemas de Talcahuano, como la cesantía y la contaminación-argumentos que infirió Pino para increpar al alcalde- Navarro señaló que “éstos son un problema de todos, y para ello los concejales en vez de pedir renuncias deben exponer propuestas concretas para solucionar las trabas del progreso de la comuna, y en eso la experiencia de Leocán es fundamental”.

El parlamentario PS, junto con respaldar y reconocer la trayectoria del alcalde Portus, admitió que “la salud del edil es una preocupación constante dentro de la concertación y el Puerto, sin embargo, los problemas de salud no son una crisis para Talcahuano, y menos un objetivo para pedir su renuncia. Eso es un emplazamiento desleal y una falta de respeto ya que él, a pesar de tener problemas físicos evidentes, se encuentra con plenitud de sus facultades mentales para ejercer su cargo, por lo que su estado no puede ser motivo para desatar pasiones políticas dentro del Concejo”

Aún así, el legislador reconoció que “se debe dar a conocer a la opinión pública, a la ciudadanía, el real estado de salud de Portus, ya que la población tiene el derecho de demandarlo y conocerlo”.

Sobre los comentarios que inmediatamente circularon en el PS respecto a una posible sanción a Pino, Navarro expresó que “aún cuando no comparto su posición, no soy partidario de que se le aplique un castigo. Él expresó su opinión y eso es legítimo, lo que sí debemos aclarar es que es su opinión y no un pensamiento colectivo dentro de nuestra colectividad”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *